arrow

Memorias de un hombre invisible (1992)

Memorias de un hombre invisible
Trailer
4,9
3.980
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nick Halloway (Chevy Chase) es un analista financiero muy jovial y divertido que conoce a Alice Monroe (Daryl Hannah), una atractiva rubia de la que se enamora. Un día Nick, estando en un laboratorio, es víctima de un accidente que le convierte en invisible. Cuando el agente del gobierno David Jenkins (Sam Neill) conoce la existencia de Nick, intenta recrutarlo como agente de espionaje para la CIA. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Memoirs of an Invisible Man
Duración
99 min.
Guion
William Goldman, Robert Collector, Dana Olsen (Novela: H.F. Saint)
Música
Shirley Walker
Fotografía
William A. Fraker
Productora
Warner Bros / Regency Enterprises / Canal +
Género
Ciencia ficción Fantástico
Un hombre tiene un accidente que le convierte en invisible. Perseguido por la policía, sólo encontrará ayuda en una bella rubia a la que acaba de conocer. En un principio el guión lo escribió William Goldman, quizá el más reputado guionista de Hollywood, pero a Chevy Chase no le gustó, y lo reescribieron Collector y Olsen. Vistos los resultados -una trama de lo más convencional que desaprovecha las enormes posibilidades del argumento-, uno echa de menos el "guión invisible" original, pues es casi seguro que era mejor que el que finalmente se usó... tan seguro como que la elección de Chase para el papel protagonista es del todo desafortunada. Buenos efectos especiales y poco más.
[FilmAffinity]
8
El hombre sin sombra
Chevy Chase, el camaleón, tuvo sus días de triunfo. Aquí está junto a Daryl Hannah, una tía desconcertante en su momento álgido. Luego sale Sam Neill, un todoterreno siempre eficaz.

La película tiene buenos efectos especiales y puede ser intrascendente, ligerita, pero no por eso es una película aburrida. Al revés, las memorias son relatadas por el pobre protagonista acompañadas por una acción apropiada y una historia romántica que deberá superar el fatídico destino del hombre transparente.

Son las memorias de un hombre invisible por accidente que quería ser visto. No es lo mismo que uno quiera que no le vean en un momento dado que ser invisible para siempre.
En este caso, incluso, por desgracia, siendo invisible, no puede pasar desapercibido y tendrá que sufrir la persecución de la gente que le quiere dar caza. No se puede ser distinto y no pagar por ello, al fin y al cabo ocupa un lugar.
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La bella y el bestia
Nick Halloway es miembro de un club masculino de tiburones de las finanzas que buscan un ambiente íntimo y selecto para tomar unas copas y relacionarse con pelanduscas. Allí conoce a la despampanante Alice Monroe que, con facilidad, accede a morrearse con Nick. Lo más sorprendente, sobre todo para él, es que le sale gratis y que, aunque no pueda dar rienda suelta a su apetito esa misma noche, consigue una cita. Lo relatado apunta a una versión hardcore de Pretty woman; pero toma un giro inesperado cuando las moléculas del interfecto se tornan inestables por mor de un accidente en los laboratorios de su empresa y adquiere un cuestionable don, la invisibilidad.

La película está narrada en primera persona, con voz en off y también con numerosos planos en los que el hombre invisible es registrado por la cámara como si no fuese transparente, y en los que es ignorado por todos los personajes que le circundan en la pantalla. Ello da pie a un sinnúmero de situaciones cómicas cuya gracia reside en su efecto visual (Carpenter retoma sin rubor las espectaculares caídas de espaldas que popularizaron los cómicos de la productora Keystone a principios del XX). Pero, además, contribuye a dramatizar la toma de conciencia, por parte de Nick, de su verdadera naturaleza, solitaria e insípida. La conversión en un monstruo actúa en Nick como revulsivo que le hará tomar importantes decisiones vitales. Por su condición de monstruo, es incapaz de relacionarse (como la criatura de Frankenstein o King Kong) y necesita la bella novia de turno que le redima de su soledad.

Pero su estatus de nuevo monstruo le acarrea problemas añadidos...
[Leer más +]
12 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil