arrow

La bûche, cena de Navidad (1999)

5,8
316
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Para Sonia la celebración de las Navidades requiere un gran esfuerzo, así que ya en octubre empieza con los preparativos. Es rica, está casada, tiene una casa en la ciudad y siempre le toca ser la anfitriona en la cena familiar de Navidad. Sin embargo, detrás de esta perfecta fachada se está gestando una revolución. La modélica familia que tan orgullosamente exhibe como si se tratase de una victoria propia está a punto de desmoronarse. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
La bûche (Season's Beatings)
Duración
106 min.
Guion
Danièle Thompson, Christopher Thompson
Música
Michel Legrand
Fotografía
Robert Fraisse
Productora
Canal+ / Les Films Alain Sarde / Studio Images 6 / TF1 Films Production
Género
Comedia Drama Comedia dramática Navidad
7
Agridulce Navidad
Película navideña nada empalagosa, sino bastante ácida, protagonizada por un trío de auténtico lujo: Sabine Azéma, Emmanuelle Béart y Charlotte Gainsbourg, que hacen de hermanas.

Azéma, la bohemia bonachona que sufre de amores, está inolvidable y arrolladora cantando en ruso; Béart es la hermana de vida supuestamente perfecta completamente infeliz tras la fachada; y Gainsbourg (ganadora de un César por este papel) es la díscola y rebelde, enfadada con todo y con todos, mosca cojonera que acaba revelándose más sensible de lo que aparenta.

El clima está excelentemente creado, mostrándonos un París en frenética efervescencia navideña realmente cautivador.

La historia alterna lo cómico y lo dramático, pero lo hace fluyendo sin sobresaltos, e interesando en todo momento gracias a una sabia dosificación de la información, a cuenta-gotas y con la sutileza por bandera, tratando al espectador en todo momento como un ser pensante.

La última parte sigue unos derroteros de tipo telenovelero, con tramas de paternidades dudosas, hijos secretos y posibles incestos, pero sin caer jamás en el subrayado del vulgar culebrón, manteniéndose en la sutileza y la elegancia.
Elegancia no exenta de mala uva: después de abrir este regalito envenenado, uno no sabe si ama la Navidad o más bien la destesta…
[Leer más +]
19 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil