arrow

Infierno negro (1935)

6,3
63
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una mina de carbón donde trabajan inmigrantes es el centro de una amarga disputa laboral entre los trabajadores y sus propietarios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Black Fury
Duración
94 min.
Guion
Abem Finkel, Carl Erickson
Música
Leo F. Forbstein, Bernhard Kaun
Fotografía
Byron Haskin (B&W)
Productora
First National Pictures / Warner Bros. Pictures
Género
Drama Cine negro Crimen Drama social
8
El infierno de los inmigrantes
En las primeras dos décadas del siglo XX, millones de inmigrantes llegaron a los Estados Unidos con la esperanza de compartir el American Dream… pero muchos no pudieron lograrlo, pues tenían sueños de equidad, de justicia social y de un trato digno para todos sin que importase la raza, la religión o la nacionalidad.

Entonces chocaron con la realidad: En el paraíso prometido sólo se buscaba mano de obra barata, había afán de explotación y de enriquecimiento fácil, y lo único que les importaba de los seres humanos era su fuerza o su talento. Para sostener tales propósitos, los empresarios hacían uso de las presiones, las amenazas y la represión necesaria para mantener el control a como diera lugar. En hechos de esta índole, se cobró la vida de gente buena como el sueco Joe Hill, un cantante, compositor y líder obrero, ejecutado en Utah el 19 de Noviembre de 1915, acusado de un crímen que no cometió. El 2 de enero de 1920, 500 hombres y mujeres miembros del Sindicato de Trabajadores Industriales, fueron encadenados y humillados, obligándoles a caminar así por las principales calles de Boston. Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, dos anarquistas italianos que luchaban por la justicia social, fueron ejecutados el 23 de agosto de 1927, y también eran inocentes del crimen por el que se les condenó… Y en 1929, tres policías llamados para reprimir a los mineros del carbón, asesinaron injustamente en Imperial, Pennsylvania, al sindicalista húngaro John Barkowski.

Sobre este caso, el famoso juez Michael A. Musmanno (quien también apelara el caso de Sacco y Vanzetti), escribió un libro titulado “Furia Negra”, el cual, al momento de ser adaptado al cine, se complementó con la obra de Harry R. Irving “Bohunk” (término peyorativo que señala a un bo-hemio hún-garo k-omunista).

Con el guión en la mano, y acompañado por su camarógrafo Byron Haskin, el director Michael Curtiz se fue de inmediato al lugar donde ocurrieron los hechos, para tener una visión precisa de los mineros del carbón y de los lugares donde se movían, y así, logró un filme objetivo y veraz sobre las luchas obreras, que pronto levantó roncha entre las autoridades de Pennsylvania y fue prohíbido en varios Estados norteamericanos donde se temía que pudiera motivar otros levantamientos en las minas, pues las injusticias tenían asiento en el este y el oeste, en el norte y en el sur… y la complicidad de los gobernantes era el común denominador.

“INFIERNO NEGRO” (“Black hell” título que nos parece más atinado y que fue el que le dieron a su guión Finkel y Erickson hasta que, Jack Warner, decidió imponer el del libro de Musmanno “Black fury”) es un filme con una logradísima ambientación, con alta eficacia en la elipsis y en el montaje general, y con una historia redonda para conocer más de fondo el mancillado esfuerzo de los sindicatos. Otro gran acierto para un director con fama de sometido, quien, con gran perspicacia, logró preservar una coherencia ideológica admirable.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil