arrow

Super (2010)

Super
Trailer
6,3
6.776
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Al ver cómo su mujer cae bajo la influencia de un traficante de drogas, un hombre normal decide transformarse en Crimson Bolt, un superhéroe con las mejores intenciones, pero sin ninguna habilidad especial. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Super
Duración
96 min.
Guion
James Gunn
Música
Tyler Bates
Fotografía
Steve Gainer
Productora
This Is That Productions
Género
Comedia Drama Acción Comedia negra Superhéroes Cine independiente USA
7
Ningún poder, ninguna responsabilidad
Para bien o para mal, el subgénero de los superhéroes ha cambiado en el cine, al tiempo que lo ha hecho el de la comedia. La mezcla de ambos ha derivado en una corriente en la que se incluirían producciones como "Special" de Hal Haberman y Jeremy Passmore (2006), "Defendor" de Peter Stebbings (2009) o "Kick Ass" de Matthew Vaughn (2010), a la que indudablemente se le añade "Super" de James Gunn. Lo que diferencia a esta última de las tres previamente mencionadas es que funciona más como una mezcla de todas ellas, que pule imperfecciones para presentar un producto que va incluso más allá de lo esperado.

"Super" inicia como un dramón de un hombre (un carismático Rainn Wilson) que pierde a su novia (Liv Tyler) porque un tío molón (hilarante Kevin Bacon) se la ha levantado. Entra así en una fase depresiva de la que sólo se le ocurre salir, gracias a la idea de una alocada dependienta de una tienda de cómics (soberbia Ellen Page) creando a su propio superhéroe y echándose a la calle a combatir el crimen. Esto es sólo el esqueleto de lo que verdaderamente es el film de superhéroes indie de los últimos años, forjado con ingredientes tales como la mala leche, un humor negrísimo pero que al mismo tiempo evita caer en lo vulgar (algo que ha empañado algunos de los últimos proyectos de la factoría Apatow), la casquería más cafre y unos intérpretes en estado de gracia.

Si en "Kick Ass" teníamos a Hit Girl, una niña ultraviolenta que desmembraba a sus enemigos sin parpadear, en "Super" encontramos a Bolty, la mejor sidekick que ha tenido jamás un superhéroe en el cine. Así sin más. Ellen Page roba la función en cada secuencia, aportando energía a su personaje y dinamismo a la historia. Al final lo que encontramos en la película de James Gunn es un drama revestido de comedia de superhéroes en el que se nos habla de la soledad y de la pérdida convirtiendo la acción (que la tiene en su tramo final, y a lo bestia) en un modo de canalizar la frustración. No tiene un final feliz ni encontraréis en "Super" casi nada de lo que hasta ahora se había visto en el 'género', pero sus cartas de presentación no pueden ser más personales y honestas. Decir que merece la pena es casi redundante, pero qué diablos: aseguraos una buena copia (subtitulada, claro está) y preparaos para disfrutar. Eso sí, Esto no es "Hancock" o "The Green Hornet", aquí se va a saco, sin contemplaciones. Si entráis en su juego, os encantará.
[Leer más +]
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Gracias, Wilson, Page y Gunn, por regalarnos tamaña muestra de talento
Peiculón sin lugar a dudas, que te deja flipando y casi llorando, pues a pesar de lo que pueda parecer no es tanta la comedia que presenta como el drama, auténtico protagonista de una historia muy bien contada y a ratos lacrimógena, aderezada con momentos de comicidad y violencia extremadamente sangrienta. Qué decir de Rainn Wilson, actor en alza gracias a su entrañable a la par que repelente papel de Dwight Schrute en The office, un tipo que sabe hacer emocionar con su más que creíble interpretación; y de Ellen Page solo puedo soltar flores, pues es una de mis debilidades, en todas sus películas la encuentro fascinante, sobre todo si la veo en versión original, con ese desenfado que la caracteriza y sus gestos un tanto aniñados, en el papel de chica desquiciada y bastante peligrosa (imposible evitar la comparación con la Chloe Moretz de Kick Ass, no soy el primero ni el último que lo hará). Otra baza a favor de este tipo de cintas es que el protagonista es un ser perdedor y fracasado con el que muchos se sentirán identificados (al menos yo sí, aunque el Frank de Super es un triunfador a mi lado, por el solo hecho de haberse casado con Liv Tyler y resultarle irresistible a Ellen Page). Altamente recomendable, pues hasta la banda sonora es inmejorable, sobre todo la música que suena en los momentos más duros y tristes. Y no me olvido de Kevin Bacon, que está inmejorable a la hora de hacer papeles de villano en plan secuestrador y mafioso, con esa cara de vicioso que tiene y esa sonrisa que acojona un tanto.
[Leer más +]
51 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil