arrow

La noire de... (1966)

La noire de...
Trailer
7,2
343
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En Dakar, Diouana, analfabeta, es contratada por una pareja de blancos burgueses. Está encargada de ocuparse de los niños, una responsabilidad que la hace tener en cuenta por sus semejantes… Para agradecerle esta situación acomodada, Diouana le ofrece una máscara tradicional a su jefa. Por petición de sus patrones, Diouana acepta con júbilo acompañarlos a Antibes para las vacaciones. En Francia, las cosas cambian. Diouana se ve en la obligación de realizar todas las tareas domésticas, reducida así a la servidumbre sin ningún día de descanso... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Senegal Senegal
Título original:
La noire de... (Black Girl)
Duración
65 min.
Guion
Ousmane Sembene
Fotografía
Christian Lacoste (B&W)
Productora
Coproducción Senegal-Francia; Filmi Domirev / Les Actualités Françaises
Género
Drama Drama social Colonialismo
7
Madame de…
La llevaron de Dakar a Francia para cuidar a los niños y la pusieron a fregar, a cocinar y a pasar la bayeta antes de que dejase la maleta en el suelo… ¡¡¡Y a hacer el café!!! Y, por supuesto, a que la den besitos en las mejillas las visitas…:

«Tranquilos es un animal… no entiende nada pero lo hace por instinto, como los animales…»

Ella lo hace de punta en blanco y con tacones con las esperanza de salir a ver las tiendas, pero serán la frutería y la tienda de ultramarinos. Y todavía queda lo peor: vienen los niños.

Desde Dakar (con amor) se acuerdan de ella:

«No te acuerdas de nosotros, no nos mandas dinero y te lo estas pasando bomba despilfarrándolo…»

Y encima es una desagradecida y una holgazana porque a veces la pobre no puede más. Ella calla pero entiende… y su explosión no será decirles las cuatro verdades a la cara ni un acto de rebeldía frente a la tiranía… será mucho mas doloroso y cruel (pero para ella lo pagará con su sangre… puro sacrificio).

Voz en off, estilo cuasidocumental (no importa las deficiencias de actuaciones), dos flashbacks y menos de una hora para contar una verdad universal que resuena desde milenios: antes los esclavos obedecían a latigazos… ahora a golpe de dinero y falsas esperanzas.
Por encima está la dignidad frente al vil metal…objeto con el que se compra una vida… y se seguirá comprando… y aunque la única amenaza sea la propia conciencia (metáfora del niño con la máscara persiguiendo al franchuten) se perderá una vez se cruce el puente entre el territorio extranjero y el civilizado.

Siempre pagan los mismos: ley de vida de un mundo injusto que ya contemplaban Ousmane Sembene y Diouna y que poco ha cambiado desde 1966.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Lección magistral de post-colonialismo trágico
Sembene nos ofrece con "La noir de..." una lección magistral de la ideas post-coloniales propuestas por críticos como Homi Bhabha. Recuerdo: la colonización de un pueblo no es solo su supeditación a una potencia extranjera, sino la imposición de un modelo de vida, de un código de validación. El colonizado no solo no tiene control sobre su destino, sino que impone una estructura de poder, una cosmovisión, un ideal. Imposibilitado para ofrecer su propio rostro (incomprensible para el colonizador para quien el colonizado no puede tener rostro humano), éste solo alcanza a ser comprendido como puro exotismo, un esteotipo, una máscara.

El extranjero llega y lo primero que hace es exotizar, diferenciar, disfrazar, mitificar o animalizar. El colonizado es "el otro" por definición. Su elección trágica bascula entre el esforzarse por ser como su dueño o asumir su arrinconamiento. Para hacerse oír ha de remedar al colonizado: vestir sus ropas, aprender su lengua, asumir su religión. Pero parecerse no es ser. La imitación nunca podrá completarse, puesto que nunca será el 'blanco', el 'colonizador', el 'poderoso'. Es solo el comediante de una tragedia burlesca.

Sembene nos da una conmovedora lección que nos acerca a la ideas que acabo de exponer. Como bien señala mi buen compañero, "Maldito Bastardo", la historia nos acerca al drama de Diouana, una joven senegalesa que seducida por la oferta de empleo de su señora francesa, decide hacer las maletas y buscar fortuna en Francia.

Sutilmente, mediante símbolos y flash backs, el director va construyendo los antecedentes de la protagonista, desmenuzando su mensaje alegórico, insistiendo en guiños a la historia política (banderas, referencias a Sedar Senghor). Diuoana se va articulando progresivamente, dejando de ser un mero personaje para representar la suerte de un país, de un continente que mira en Europa, en sus modas y gestos, el modelo a seguir. Atraída por la luz deslumbrante de la metrópolis, Diouana no calcula que su papel como institutriz en Dakar, no puede encontrar un paralelo en Francia. Esa familia que parecía pudiente en Senegal, no es sino una modesta, aburrida, vulgar clase media europea. Allí, ella no puede ser sino la esclava exótica, "la noire de..." (la negra de...).

Y cuál es el destino de Diouane. Qué puede hacer aquella que no existe. Qué puede decir aquella que no tiene voz, que es como animal de feria que se muestra para las visitas. Lo único que puede hacer es enarbolar su silencio.

(Sigue en spoiler)
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil