arrow

El séptimo cielo (1927)

El séptimo cielo
Trailer
7,9
1.243
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Chico (Charles Farrell) es un joven que trabaja en la limpieza de las alcantarillas de Paris. Diane (Janet Gaynor) es una chica muy desgraciada que es víctima de los abusos de su atrabiliaria hermana mayor. Un día, mientras ésta la golpea, Chico la rescata y se la lleva a vivir con él a su buhardilla, en el séptimo piso de un edificio de Montmartre. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Seventh Heaven (7th Heaven)
Duración
110 min.
Guion
Benjamin Glazer (Teatro: Austin Strong)
Música
Película muda
Fotografía
Ernest Palmer, Joseph A. Valentine (B&W)
Productora
Fox Film Corporation
Género
Drama Melodrama Cine mudo
9
Intenso relato melodramático de cine mudo
Película muda y en b/n realizada por Frank Borzage ("El ángel de la calle", 1928). Adapta la obra de teatro "Seventh Caldwell" (1922), de Austin Strong. Fue objeto de un remake en 1937, de Henry King. En la primera edición de los Oscar ganó tres (director de drama, guión adaptado y actriz). El productor fue William Fox.

La acción tiene lugar en París y en el frente entre 1913 y 1918. Narra la historia de Diana (Janet Gaynor), de 16/17 años, sincera y angelical, maltratada por su hermana mayor, Nana (Gladys Brockwell), que es salvada de los azotes de Nana en la calle por Chico Robas (Charles Farrell), limpiador de alcantarillas, que desea ascender a barrendero. Para evitar la detención de Diana por la policía, acusada de vagabunda por su hermana, Chico declara que está casado con ella. Ante la previsible visita de un agente para comprobar la veracidad de la declaración, la invita a pasar la noche en su casa, un séptimo piso de un edificio de Montmatre, que a ella le parece "el séptimo cielo".

La película plantea el problema de la fe religiosa, su pérdida y recuperación, en terminos que vistos con ojos actuales resultan anacrónicos, aunque documentalmente interesantes. Exalta el optimismo de Chico, su amor a la vida, sus deseos de superación, la confianza que tiene en si mismo, su disposición a luchar para salir adelante, la defensa que hace de las personas maltratadas y la ayuda que da a los desamparados. Su conducta solidaria se inspira en valores éticos y cívicos, ajenos a los religiosos. Aconseja a Diana que supere los miedos y temores, adquiera confianza en si misma, cuide su autoestima y aprenda a defenderse de las agresiones enfermizas de su hermana. El film crea una tensa situación emocional en el espectador, que entiende enseguida que Diana está enamorada de Chico y que es la mujer que busca, mientras él no lo advierte ni lo sospecha. La película evoca un hecho singular que ocurrió en París en 1914: la caravana de taxis y coches particulares incautados para trasladar las tropas parisinas al frente. Durante el conflicto Diana demuestra su fortaleza en el trabajo en una fábrica de municiones y en el rechazo del asedio amoroso del coronel Brissac (Ben Bard). Denuncia la hipocresía de los ricos, como la de los tíos llegados de los Mares del Sur que rechazan a sus sobrinas por pobres y porque no son buenas.

La fotografía ofrece travellings brillantes, planos contrapicados y picados (ojo de la escalera de 7 pisos), closeups emotivos, escenas de vértigo y composiciones de muy buen dibujo. El guión desarrolla una historia sencilla e ingenua, dotada de un crescendo dramático bien administrado, con una escena desgarradora (intento de suicididio de Diana). La interpretación de Gaynor y Fuller los convirtió en la pareja mítica del momento: colaboraron en otros 11 films. La dirección crea tensión dramática y romántica, de tintes dulces y tristes, protagonizados por personajes sencillos y humildes.

Película admirable.
[Leer más +]
37 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
UN "IN CRESCENDO" DE TERNURA
A Frank Borzage se le calificó como el poeta de la ternura y de la intimidad amorosa en los films interpretados por Janet Gaynor y Charles Farell. Esta era la pareja de moda por aquellos años, interpretando juntos Lucky Star (Borzage, 1929), Street Angel (Borzage, 1928) o The man who came back (Raoul Walsh,1931) entre otras y especialmente El séptimo cielo.

Viendo El séptimo cielo podemos comprender fácilmente el porqué de tal calificativo. La película es un "in-crescendo" de ternura y al mismo tiempo que Chico (Farell) asciende de las pestilentes alcantarillas a una superficie no menos sórdida, asciende en sensibilidad y su aparente dureza se hace añicos frente a la fragilidad de una Janet Gaynor magistral.

Janet Gaynor es parada obligada. Cuando un día no muy lejano me descubrí ante Murnau para agradecerle aquel Amanecer maravilloso, pequé, no por pensamiento ni por palabra y mucho menos por obra, sino por omisión. Y omitir a una actriz que ganó el Oscar a la mejor actriz por 3 películas es pecado mortal. Y como esta película tiene sus moralinas religiosas en forma de deudas divinas completamente saldadas y medallas salvadoras, pues viene como anillo al dedo de mi arrepentimiento. Y en penitencia (agradabilísima) quedo obligado a visionar cuantos trabajos se pongan a tiro de esa cinematográfica diva de expresivos ojos tiernos.

El film, como buen film silente, tiene diversas lecturas. Una principal, la historia de un amor tierno, de esos que probablemente murieron con las viejas pantallas, los viejos cines y las viejas películas eternamente nuevas. Historias de amor donde olvidarse de crisis y desamores varios. Por ello no resulta nada extraña la popularidad de una amante pareja cinematográfica. Las otras lecturas dependen del espectador avispado, del que lee entre líneas, del que siente entre musicales silencios e imprescindibles textos. Ahí están la capacidad de superación de Diana por la fuerza del amor, la fidelidad sin límites, la esperanza hasta en los instantes más desesperanzadores...

El ascenso desde las alcantarillas hasta la superficie de las calles de un París algo más desfigurado que de costumbre (lo cual no convenció a los franceses) no es el único. Hay otro. Personal e íntimo. Fruto de la tranquilidad emocional y del amor. El ascenso al Séptimo cielo.
[Leer más +]
21 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1