arrow

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (2017)

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar
Trailer
5,5
17.495
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El capitán Jack Sparrow se enfrentará a un grupo de piratas-fantasma comandados por una de sus viejas némesis, el terrorífico capitán Salazar, recién escapado del Triángulo de las Bermudas. La única posibilidad de Sparrow para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le da a su poseedor el control de los mares. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales
Duración
129 min.
Estreno
26 de mayo de 2017
Guion
Jeff Nathanson (Personajes: Ted Elliott, Terry Rossio, Stuart Beattie, Jay Wolpert)
Música
Geoff Zanelli
Fotografía
Paul Cameron
Productora
Walt Disney Pictures / Infinitum Nihil / Jerry Bruckheimer Films
Género
Aventuras Fantástico Acción Comedia Aventuras marinas Piratas Venganza Secuela
Grupos  Novedad
Piratas del Caribe
3
Si representara metafóricamente un electrocardiograma, yo estaría muerto.
Os lo prometo, en serio: no soy un purista (entendiendo como "purista" todo aquel que considera que lo antiguo siempre será mejor que lo nuevo, que una secuela no podrá superar nunca a una precuela o más bobadas de tal calibre). De hecho, les tengo bastante manía.

También lo prometo, yo voy al cine a disfrutar. Hoy en día es común encontrar gente que parece que va al cine solo para descargar su odio en las películas de manera injustificada. Si yo voy al cine, es principalmente para pasarlo bien; y ya si la ocasión surge, para sentir numerosas sensaciones viendo una obra de arte.


Dicho esto, procedo con la crítica. Piratas del Caribe 5 es malísima. Por lo pronto, parece ser una opinión a contracorriente, así que me intentaré explicar brevemente.
Yo no sé vosotros, pero el cine me hace sentir todo tipo de cosas, es por ello que lo considero una modalidad de arte, mi favorita de hecho. Cuando un producto cinematográfico no es capaz de transmitirte nada, es muy grave.
Y ese el problema de esta quinta entrega, es una película total y absolutamente plana.
Jack Sparrow hace lo mismo de siempre ya por quinta vez, lo cual empieza a resultar excesivo y pesado; pero lo peor es su nula participación en la trama. Es un personaje que suele huir, sí, pero aquí no pintaba nada, simplemente lo han pegado ahí mal para poder llamar a la peli "Piratas del Caribe" y sacarse una buena pasta. Podría no haber aparecido y no habría afectado a la trama.

El hijo de William Turner (cuyo nombre ni recuerdo) es demasiado flojo, parece un chiste; como si los guionistas hubieran cogido al típico personaje-joven-hijo cliché de todas las puñeteras películas existentes para ahorrarse tiempo y esfuerzo mental. La actuación ha sido muy floja también.

La tipa esta protagonista (tampoco recuerdo su nombre) no es más que una excusa para poner ahí una chica atractiva de ojazos azules con un vestido ajustado y que los hombres podamos ver sus apretados pechos danzar cada vez que anda o respira. Me parece algo muy anticuado, teniendo en cuenta que estamos en el 2017 y ya es común pedir un personaje femenino bien caracterizado en vez de una chica plana metafóricamente (pero no literalmente). Su actuación ha sido mejor que la del chaval pero igualmente nada del otro mundo, porque intepreta un personaje cliché. Y no malinterpretéis: no me quejo de esta chica por ser guapa o por su manera de vestir, sino porque el guión sacrifica su personalidad para que el propósito sea calentar al espectador de género masculino; lo cual me parece muy cuestionable. Si quiero ver chicas sugerentes, probablemente busque pornografía (siendo algo totalmente respetable, pero evidentemente distinto).

El villano Salazar, pues nada un tipo que se metió en un sitio con piedras, su barco explotó (¿?) y le dió una maldición to' chunga. Así que eso, es muy malo... creo. La verdad es que es un pésimo villano que no da miedo ni nada (su puta tripulación está hecha de aire, no me jodas).

Y bueno, a Barbossa se lo han terminado de cargar. El que fue en su momento (casi) el mejor personaje de la saga se convierte ahora en un señor mayor sin propósito que aparece porque sí y bueno, hace cosas, supongo.
Es que la película entera podría ser resumida en esta frase: "porque sí". El guión es malo, malo, malo y toma por tonto al espectador cada 2 segundos. Yo no pido gran profundidad o una trama enrevesada, solo pido no salir cabreado o indiferente de la sala.
Como podéis observar, apenas recuerdo nada de lo ocurrido. Esto es debido a que no solo los personajes son planos, la trama también. No ocurre ningún nudo que genere alguna reacción en el público. Simplemente pasan cosas, tú las ves, y te las tienes que tragar porque has pagado una buena pasta. No te introduces en la historia, no te importan una mierda los personajes. Está destinada, en mi opinión, a quedarse en un cajón desastre donde nadie la recordará.

Para rematar, la acción es pésima. No hay apenas, y si la hay es de noche, siendo casi imposible reconocer una mierda de lo que pasa. Acaba por resultar soporífera.
Ese ha sido uno de los más grandes fallos para mí: la incapacidad de crear épica. En las anteriores entregas, al menos teníamos una trama principal simple que involucraba a muchas personas y se formaba un follón impresionante e interesante de proporciones gigantescas, del que los héroes tenían que salir.
Aquí no hay épica, ¡apenas transcurren dos días en la duración del filme! No hay grandes batallas navales ni peleas de espadas. ¡No hay ni una trama principal bien definida! Si me preguntaran cuál es la historia que se nos ha intentado contar, no sabría responder.

Esto es todo lo que puedo decir sin destripar partes "clave" del argumento.
Me da muchísima pena suspender esta película, creedme. No obstante, me veo en la obligación de hacerlo.
No recomiendo ir a verla a la pantalla grande.

Por si te interesa: http://lalistadealex.blogspot.com.es/
¡Muchas gracias!
[Leer más +]
109 de 159 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los Mejores Cuentos los cuentan Hombres Muertos
'Piratas del Caribe' ha vivido el éxito de manera meteórica.
Tuvo un sorprendente inicio, una potente continuación, una aceptable culminación de todo lo anterior y una deriva aburrida justo después: parece una maldición incurable de las sagas, morir de éxito, enterradas por el mismo público que las alabó.
Llega un punto en el que los personajes se agotan, los villanos se repiten, y una quinta parte se antoja innecesaria.

¿Hay sorpresa entonces?
Para nada, 'La Venganza de Salazar' es todo lo innecesaria que se quiera, pero a la vez tiene otra cualidad: es brutalmente honesta, sabe que aporta poco (lo justo y necesario) y por eso se va a dejar la piel en entretenerte, mientras abraza su condición de serial piratesco de dibujos animados.
Tripulaciones malditas, aguas traicioneras, magias oceánicas y leyendas antiguas se dan cita una vez más, con un sano toque de autoparodia que evita el sabor a rancio.
Jack Sparrow tiene una deuda que saldar (otra) y la película no se corta en admitir que la fórmula ya no hay quien se la tome en serio, pero... ¿hemos necesitado que lo haga alguna vez?

El Capitán Salazar, un inesperadamente divertido Javier Bardem, hace mucho que se quedó atrapado en el Triángulo del Demonio, maldecido junto a su tripulación a ser un espectro eternamente hundido y podrido.
Los mejores momentos vienen de sus apariciones, donde se ve a un villano corroído por la rabia y el tiempo pasado, en una saga que siempre ha sido mejor cuanto más abraza sus raíces terroríficas.
Pero es que esta deuda tiene algo diferente a las de Davy Jones o Barbanegra: la creación del siniestro capitán tuvo lugar cuando Jack Sparrow, con bastante crueldad, le condenó a su amargo destino sin ningún tipo de arrepentimiento, en un acto que parece poco propio del chiflado inofensivo que llevamos viendo hasta ahora (era joven e inexperto, claro...).

Y gracias a eso se recupera a un protagonista carismático, que no necesita ser héroe encubierto o bufón estúpido, sino puro y duro pirata: vividor y miserable, hacía mucho tiempo que Jack no volvía a ser el de sus inicios, y eso también lo agradezco.
Él es el toque de ácido que hace falta en la muy sosita relación de los dos nuevos guapitos que sustituyen a Orlando y Keira: un grumete con deuda propia y una astrónoma con prejuicios de la época contra los que luchar, los cuales quizá son la primera señal de un Caribe que ya está empezando a dejar atrás su tradición pirata.
Porque esta es una historia que, en su simpleza aventurera, también habla de padres e hijos, padres malditos e hijos que buscan lavar los pecados originales de aquellos, aún a costa de romper unas creencias inamovibles, como que una mujer de la época pueda saber y enseñar, o que la ciencia astronómica pueda convivir con muertos resucitados, o... (*).
Al final son esas líneas familiares las que, sin desvelar mucho, ponen la guinda a esta aventura, donde no se puede evitar la reconfortante sensación de encontrarse una vez más con viejos amigos del mar y la piratería, y alegrarse de que les vaya bien.

Además, son esas conexiones las que ponen en perspectiva todo lo demás: una odisea fantástica, espectacular de verdad (no como la mejorable cuarta entrega), en busca del Tridente de Poseidón, que incluye tiburones zombies, tenebrosos abordajes, brujas vudú y el mismísimo fondo del océano como horizonte final.
Una epopeya que habría que estar muy podrido como para no apreciarla, y muy cadáver como para no celebrar su vuelta a las raíces familiares. A ver si los que vamos a tener que saldar la deuda más importante de Jack Sparrow somos nosotros, los espectadores, por condenarle al rápido olvido en nuestra cabeza de todas sus agradecidas virtudes.

Yo, por ahora, voy a sentarme a escuchar a los hombres muertos, ya sean esqueléticos, cefalópodos o flotantes.
Porque no quiero terminar este cuento, todavía.
[Leer más +]
89 de 123 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1