arrow

L'Atalante (1934)

L'Atalante
Trailer
7,9
4.413
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jean y Juliette contraen matrimonio y emprenden su viaje de bodas a bordo de L'Atalante, una barcaza de la cual Jean es capitán. Junto con el marinero Père Jules y un joven cabinero, la pareja navega por los canales cercanos al Sena. El largo viaje resulta aburrido para Juliette, quien ansía conocer la Ciudad de la luz. Jean cumple entonces el deseo de su joven esposa y la lleva a París. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
L'Atalante
Duración
82 min.
Guion
Jean Vigo, Albert Riéra, Jean Guinée
Música
Maurice Jaubert
Fotografía
Boris Kaufman, Louis Berger (B&W)
Productora
Jean-Louis Nounez. Distribuida por Gaumont-Franco Film-Aubert
Género
Drama Romance
9
La edad de la inocencia
Empiezo a verla. Pienso: "Otra película-momia". No tengo alma de arqueóloga. Pienso en cómo me aburren estas películas. Pienso en fósiles. Me preparo. Sé que voy a ver un rollo. Y me equivoco.

Los novios salen de la iglesia y se embarcan en "L'Atalante" bajo los auspicios de ese mascarón de proa humano llamado Michel Simon. Viajan y descubren y juegan. Los diálogos naufragan. Importan las impresiones, las sensaciones, el latido inconsciente de un corazón a otro. La naturaleza se implica en el juego y pasa ante mis ojos como un cuadro vivo. La superficie fosilizada se agrieta y empieza a supurar algo...¿algo?. Hay gatos por todas partes.

Y poco a poco, emerge la bella sustancia del cine. Un cine cachorro que sólo podía ofrecer alguien muy joven, muy sensible, muy idealista. Y francés, claro. La clase de personas que creen que el amor debe ser convulso o no existir jamás. Y quizás sea así. A mitad de película, ya me he convertido. Porque ya no me parece una película-momia. Se mueve, respira en su letargo de celuloide y lo traspasa todo. La pantalla de mi ordenador, mi escepticismo, mi ínfima capacidad para la abstracción. ¿Qué clase de película estoy viendo?.

Todo se rompe y vuelve a su sitio. No ha pasado nada y ha pasado todo.

De repente, despierto. Y "L'Atalante" ya ha atracado en mí para siempre.
[Leer más +]
93 de 112 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Coloquio con Luce Vigo: “L'Atalante es un ideario.”
Dice su hija Luce, que Jean Vigo quiso homenajear de alguna manera a su padre, Eugène-Bonaventure de Vigo: anarquista español y director de un periódico francés que murió en prisión en 1917.

A día de hoy, podemos visionar la que puede ser la versión más próxima a lo que tenía en mente Jean Vigo mientras hacía "L'Atalante", y la más alejada de la versión que se montó y se estrenó comercialmente (con escaso entusiasmo por parte del público) tras la muerte del director. Y aún así, el cine del francés sigue pareciéndome a años luz del cine que se hacía en otras partes del mundo. Es un cine que siento más envejecido, y en concreto, en este caso que nos ocupa, bajo el asfixiante peso de su precursora: Sunrise (Murnau, 1927). Aún así, es imposible obviar que L'Atalante, por mucho que nos recuerde a “Sunrise” , tiene los suficientes méritos para influenciar a una ristra de jóvenes directores.

Boris Kaufman tiene una importancia capital en esta película. Luce Vigo cuenta, que sin el director de fotografía, su padre no hubiera hecho la misma película. Conoce a Kaufman cuando Vigo estaba en Niza recuperándose de la tuberculosis y allí ruedan la primera película del director: un documental sobre las desigualdades sociales. Vigo siempre se mantuvo leal a su grupo de trabajo y Kaufman lograría una de las mejores fotos del inicio del sonoro. La fotografía consigue mucho más que el plano escogido, permite que la cinta camine entre lo onírico y real (de ahí, que muchos vean en las escenas del río de “La noche del cazador” una clara influencia de Vigo); y que remata con la maravillosa escena donde Jean (Jean Dasté) se tira al río cuando creyó ver a su amada Juliette (Dita Pardo).

El mayor fallo lo encuentro en que Vigo no consigue esa atmósfera lírica durante todo el metraje; en parte, también, por unas actuaciones que están más cercanas al mudo que al sonoro, exceptuando la impresionante actuación de Michel Simon.
[Leer más +]
39 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil