arrow

Rashomon (1950)

Sinopsis
Japón, siglo XII. En Kioto, bajo las puertas del derruido templo de Rashomon, se guarecen de la torrencial lluvia un leñador, un sacerdote budista y un peregrino. Los tres discuten sobre el juicio a un bandido, acusado de haber dado muerte a un señor feudal y violado a su esposa. Los detalles del crimen son narrados desde el punto de vista del bandido, de la mujer, del señor feudal -con la ayuda de un médium- y del leñador, único testigo de los hechos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Rashômon
Duración
88 min.
Guion
Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto
Música
Fumio Hayasaka
Fotografía
Kazuo Miyagawa (B&W)
Productora
Daiei
Género
Intriga Drama Crimen Japón feudal Siglo XII Samuráis Película de culto
"La primera obra maestra de Kurosawa, de un poder sobrecogedor"
[Cinemanía]
"Mítica cinta que contribuyó decisivamente a la apertura internacional del cine japonés. Con su innata habilidad narrativa y su magia cinematográfica, el mítico cineasta viaja al Japón del siglo XII para realizar una pesimista radiografía de la condición humana"
[Diario El País]
10
El problema de la verdad.
Kurosawa, por si faltara más, filosófico. "Un mal peor que las pestes y la guerra", dice el sacerdote desesperanzado. Un error pequeño puede tener consecuencias devastadoras en la vida del hombre, pues vivimos de acuedo con lo que creemos verdadero y bueno. Pero descubrir la verdad puede ser muy difícil, tanto que nos lleva a caer en el relativismo, escepticismo y nos hace perder la "fe en la humanidad". Y uno de los mayores obstáculos para descubrir la verdad somos nosotros mismos, porque nuestras creencias, egoísmos y prejuicios alteran la percepción que tenemos de las cosas, cómo las vivimos y recordamos. La verdad queda enmarañada detrás de relatos confusos y contradictorios que dicen más de la persona que los cuenta que del cuento mismo. Kurosawa pinta genialmente que el camino hacia la verdad puede ser tan enredado como el bosque en el que ocurren los hechos. Nos agota ver la marcha de los personajes por una jungla intransitable. Pero mucho más frustrante y agotador es tratar de develar el misterio del asesinato.
[Leer más +]
175 de 198 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Nada es verdad ni es mentira
Film que dio a conocer a Kurosawa en Europa y América. Escrito por él y Shinobu Hashimoto, se basa en dos relatos, "Rashomon" y "En el bosque" (1915), de Ryunosuke Akutagawa. Se rueda en exteriores y en plató (Puerta de Rashomon), con un presupuesto modestísimo. Gana el León de oro, un Oscar honorífico (film extranjero) y otros premios. Producido por Minoru Jingo para Diaei, se estrena el 25-VIII-1950 (Japón).

La acción dramática tiene lugar durante 3 días, en la época de las guerras civiles (s. XII), en los proximidades de Kyoto (ruinas de la puerta de la antigua ciudad de Rashomon, un bosque cercano y una comisaría de policía del lugar). Un leñador (Shimura) que se ha adentrado en el bosque en busca de leña es testigo involuntario de unos hechos trágicos: el samurai Takehiro (Mori) es asesinado y su esposa Masako (Kyo) es violada. Las cuatro versiones que se reúnen de los hechos (ladrón, mujer, samurai a través de un médium y leñador) son diferentes y contradictorias. Los personajes parecen responder a rasgos definidos: Tajumaru es despiadado, mentiroso y de sonrisa boba; Masako es inocente, hermosa y voluble; el samurai es vanidoso, rencoroso y cobarde; y el leñador es reservado, sencillo y bondadoso.

El film es un drama criminal y de misterio. Está realizado con esmero, atención al detalle y afanes esteticistas. Su estructura narrativa se asienta en una suma brillante de flashbacks que se refieren indistintamente a hechos ciertos y falsos. El relato llega al espectador a través del testimonio del monje budista que asistió a las confesiones de los protagonistas en la instrucción policial y el leñador, que asistió a la sesión y, además, fue testigo presencial de los hechos, según versión que sólo explica hacia el final. El guión usa tres presentes, cuyo intercalado da profundidad y relieve a la historia: el presente narrativo bajo la puerta, el de la instrucción del caso (realizada poco antes) y el de los hechos (3 días antes). La lluvia se emplea para diferenciar el presente narrativo del pasado. La atmósfera que envuelve el relato es sombría, desolada y opresiva, como la que imperaba en Kyoto en la época de las sangrientas guerras civiles que llevaron la destrucción a Kyoto y la muerte a sus gentes. El mundo es un infierno de odio y egoísmo. Sobresale la importancia que se da a los sentimientos de los protagonistas: odio y rencor (samurai), culpa y desolación (Masako), deseo y bravuconería (ladrón), curiosidad, prudencia y ternura (leñador), confusión y desesperanza (monje), etc.

La obra funciona como una exploración del ser humano, su egoísmo y vanidad, sus necesidades de comunicación e información, sus capacidades y limitaciones, sus relaciones con la verdad, etc. En varias ocasiones el realizador evidencia que sus intereses no radican tanto en el realismo como en la fantasía. Así lo indican la incursión del leñador en el bosque
[Leer más +]
100 de 114 usuarios han encontrado esta crítica útil