arrow

Caperucita roja (TV) (2014)

4,6
825
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una joven, que tiene una relación difícil con su madre, se enfrenta a las misteriosas desapariciones de otras jóvenes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Cuéntame un cuento: Caperucita roja (TV)
Duración
68 min.
Guion
Marcos Osorio Vidal, Carlos Ruano
Fotografía
Alfonso Postigo
Productora
Eyeworks Cuatro Cabezas
Género
Thriller Terror Asesinos en serie Crimen Cuentos Telefilm
Grupos  Novedad
Caperucita Roja Cuéntame un cuento
2
Caperucita la tramposa
¿Por dónde empiezo? Bueno, digamos que según lo que había visto y oído se trataba de una versión para adultos del cuento "Caperucita roja". Nada más lejos de la realidad. Esta pobre ilusa estaba muy contenta con el descubrimiento y emocionada empezó a verla. Señores guionistas de caperucita roja, ¿quién se han creído que son? ¿Cómo se atreven a decir que la serie es buena? ¿Qué quién soy yo para criticarla? ¿Qué para gustos los colores? No queridos espectadores, la vida no funciona así. No es que no me guste, no, es que el largometraje se ríe de ti en tu cara. Sí, de esa cara de imbécil que se te queda cuando termina.

Ahora vamos a hablar de los puntos buenos: Sí, los tiene. A veces la fotografía me ha gustado... Tienen un enfoque interesante pero no lo han trabajado. Los actores también me han gustado. No se les puede pedir más con ese guión, la verdad.

Vamos ahora con lo negativo: Esta gente no tiene ni la más remota idea de lo que hace. ¡No la tienen! Es un guión pretencioso, porque no es que hable de muchos temas, es que tira la piedra y esconde la mano. No nos deja pensar sobre ellos, solo los pone en el guión para quedar guay. Si el largometraje no tiene un tema del que hablar, una base, una idea que exponer, no tienes nada. ¿Cuál es el tema principal del capítulo? Si me decís que es el de una joven que tal y cual vais mal... La base siempre es un tema, que en este caso hubiera sido idóneo la pederastia. ¿Que por qué? Porque en el cuento original caperucita roja era una niña que acababa de tener su primera regla/menstruación (que lo simboliza la caperuza roja). Luego el lobo cuando ya ha matado a la abuela y está a solas con ella, le dice a la niña que tire la caperuza roja al fuego de la hoguera; que no la necesitará más. Lo que obviamente significa que la niña va a quedarse embarazada. Algunos piensan que el lobo feroz podría haber sido el propio padre de la niña. Que los guionistas no sabían de la historia original se nota. Creo que piensan que han hecho una historia oscura... No tienen ni idea. Digo yo que cuando vas a trabajar algo lo primero que hay que hacer es documentarse.

Otro punto en contra es la voz del narrador. Si esta dirigida a un público adulto ¿porque debe tener un narrador? ¿Es que se creen que nos vamos a perder? ¿Que no sabemos distinguir las expresiones de alpargata de los actores? O que sus cuentos como no tienen ni pies ni cabeza nos deban guiar para que al menos sepamos por donde va la cosa. Creo que es lo último. Es muy infantil, se mire por dónde se mire. ¿Se supone que un thriller debe ser narrado? ¿Con que fin? Yo os lo diré: porque los guionistas son novatos y cuando eres novato te crees más listo que nadie. Lo que me lleva al siguiente punto.

El gran punto negativo: Digamos que tenemos que resolver un problema y te dan unos datos. Vale, tu te pasas la hora (tonta de mí) intentando averiguar que hacer con esos datos y como enlazarlos de manera milagrosa. De pronto y cuando ya crees tenerlo, todo te huele mal. Los datos que tienes no tienen sentido alguno y están bastante forzados. Cuando llega el final, te sueltan un dato que se habían escondido en la manga y te lo estampan en la frente. Así es como tú, te quedas con la cara de imbécil y los guionistas se dan palmaditas en la espalda. Señores guionistas hacer trampas en un guión es lo más deplorable que se puede hacer. No podéis llegar dar cuatro datos sin sentido y luego sacaros el final del bolsillo. Porque lo único que demuestra es que no tenéis una neurona y media para realizar un buen thriller psicológico. ¡Novatos megalómanos!

¿A quién demonios va dirigida la serie? ¿Al publico adulto? Sí... Va dirigida al público adolescente y adultos que no tengan dos dedos de frente. En el spoiler veréis a lo que me refiero.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cuéntame un cuento: Caperucita Roja
Visto el nivel de audiencia que alcanzó el pasado lunes la tercera entrega de ‘Cuéntame un cuento’ (muy por debajo de sus rivales ‘Isabel’ y ‘La que se avecina’) me aventuraría a decir que no va a aguantar mucho Antena 3 con este original invento.

Caperucita iba a casa de su abuelita. Su madre le advirtió de que no cogiera atajos pues, a veces, el camino más corto está lleno de peligros y hay lobos escondidos, asesinos en serie a los que la carne de niñas como ella atraen sin remedio…

Vistos los anteriores episodios, nos adentramos ahora en la historia de Caperucita, el lobo y la abuelita en una revisión moderna que intenta reinventar el cuento. Una visión bastante original y mejor terminada que la ‘Blancanieves’ de la semana pasada (y ni que decir tiene que le da mil vueltas a aquella película americana de 2011 con Gary Oldman). Un reverso, nuevamente tenebroso al cuento popular de turno que esta vez tiene una buena resolución, con una moraleja final muy bien traída.

A pesar de todo, las adaptaciones están adoleciendo y mostrando problemas. No de factura, pues me imaginé desde el principio algo más chapucero. Los problemas que la encontré a esta y a las anteriores casi siempre son a nivel estructural y narrativo.

Nuevamente se quiso jugar a la trampa, despistando al espectador para que no le viésemos las orejas al lobo. Una vez más, se excede demasiado en los personajes malos. Es cierto que los cuentos tienden a un tono más oscuro, pero por ejemplo esta vez el personaje del novio de la madre, policía, sólo servía para despistar sin aportar a la trama.

Ni mereció el cariño de la protagonista a pesar de que le salvó la vida. Tenía esa sensación de estar metido con calzador, lo que hace desconcertar incluso a su propio interprete, Adolfo Fernández, que hace una interpretación nefasta. Javier Godino tampoco sale bien parado, pero es que su personaje también es demasiado extraño.

La serie necesita un capítulo importante las próximas semanas que haga pegar un vuelco a los resultados. Está bien y es un esfuerzo digno de aplauso, pero no termina de cuajar entre la audiencia.

Más en https://alquimistacinefilo.wordpress.com/
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil