arrow

La promesa (1996)

La promesa
Trailer
7,3
1.472
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La vida de Igor, un adolescente belga, es plácida. Carece de toda ética y trabaja ayudando a su padre, Roger, un déspota que utiliza a inmigrantes ilegales para sus negocios de construcción. Cuando un inspector se presenta de improviso en la obra, uno de los empleados sufre un terrible accidente y, antes de morir, arranca a Igor la promesa de que protegerá a su esposa e hijo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Bélgica Bélgica
Título original:
La promesse
Duración
90 min.
Guion
Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Música
Jean-Marie Billy, Denis M'Punga
Fotografía
Alain Marcoen
Productora
Coproducción Bélgica-Francia; Les Films Du Fleuve / Touza Productions / Samsa Film / RTBF (Télévision Belge) / Canal+
Género
Drama Drama social Inmigración
"Excelente crónica, realista y sensible, de la toma de conciencia de un adolescente"
[Cinemanía]
8
Cuento moral sobre la paternidad, la adolescencia y la inmigración
Escrito, producido y dirigido por Luc y Jean-Pierre Dardenne ("Rosetta", 1999), el film se rodó, cámara en mano, en exteriores de la ciudad insutrial de Seraing y de Lieja (Bélgica). Ganó el FIPRESCI de Valladolid, un LAFCA (film extranjero) y otros premios. Se estrenó el 16-X-1966 (Bélgica).

La acción principal tiene lugar en Seraing y Lieja, en 1995/96, a lo largo de varios meses. Narra la historia de Igor (Jérémie Rénier), de 15 años, que trabaja como aprendiz de mecánico en un taller de reparación de coches y ayuda a su padre, Roger (Olivier Gourmet), que alquila a inmigrantes ilegales alojamientos inhumanos, les facilita gestiones y traslados a precios abusivos y los ocupa, si no tienen trabajo, en la construcción de un edificio a cambio de retribuciones irrisorias. La falta de principios del padre influye en el hijo, jovial, sociable, listo y aficionado a las motos.

La película ofrece un retrato detallado y minucioso, crudo y realista, de las condiciones de vida que soportan los inmigrantes ilegales procedentes de Europa Oriental, Magreb, Latinoamérica y África subsahariana. Denuncia los manejos de las mafias, organizadas en cadenas de pequeñas unidades independientes, que se lucran sin escrúpulos a costa de personas desamparadas. Cuando un empleado de Roger sufre un accidente, le deniega el auxilio debido para evitar complicaciones con la policía, cuando una mujer joven queda sola por la muerte del marido organiza su venta como prostituta, cuando le conviene delata la presencia en un local (bar o similar) de inmigrantes ilegales que él mismo lleva allá engañados, etc. El film denuncia el maltrato físico, psíquico, moral, emocional e intimidatorio, de menores. Nada puede justificar la explotación de seres humanos, la insolidaridad como fuente de lucro y el abuso de menores. Situaciones como las que se exponen requieren una legislación europea común y una política de inmigración de ámbito comunitario, indivisible por Estados. El foco de atención dramático viene dado por la progresiva toma de conciencia de Igor que, ante hechos inadmisibles, duda entre mantener la lealtad al padre o enfrentarse a él y a lo que significa.

La música incluye dos canciones: "Marina, Marina" y "Siffler sur la colline". La banda sonora, que recrea el sonido ambiental con acierto y de modo ajustado al verismo de la acción, se mantiene como fondo de los créditos iniciales y finales. La fotografía evita los juegos de plano/contraplano, opta por movimientos de cámara entre personajes, tomas largas y encuadres propios de un observador diligente e imparcial. El guión, construido con habilidad y emoción contenida, es un cuento moral desolador. Las interpretaciones de Rénier y Gourmet son admirables. La dirección crea una obra de factura sencilla y modesta, que trasmite emociones de una dureza dificilmente superable.

La película, primera de los realizadores que se estrenó en España (13-VIII-2004), los dio a conocer al gran público.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Para mí, la mejor de los Dardenne (7.9)
Igual de comprometida que las otras, igual de dogmática en sus formas, pero menos "mareante" y, por lo tanto, mi favorita de estos hermanos.
Su crudeza es demasiado para algunas mentes frágiles. Conozco a gente que ha quedado tocada tras verla, así que ten cuidado, debes saber que te enfrentarás a una realidad existente en nuestros días: la inmigración y sus mafias. Desde luego, no es recomendable si no estás dispuesto a abrir los ojos.

¿Que Igor carece de toda ética? En todo caso es su padre el que carece de ella. Y ni eso, yo simplemente veo a un hombre endurecido, insensibilizado por la vida que, presumiblemente, le ha tocado vivir. Y más violento de lo normal, eso sí.

Yo sólo acortaría la escena del... ¿karaoke?
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil