arrow

El molino del Po (1949)

7,3
77
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A orillas del río Po, en Italia, hay un molino que ha pertenecido a una familia durante varias generaciones. La vida de los molineros se ve afectada por las rivalidades entre los campesinos y por los problemas políticos de la Italia de principios de siglo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Il mulino del Po
Duración
96 min.
Guion
Federico Fellini, Alberto Lattuada, Mario Bonfantini, Carlo Musso, Luigi Comencini, Sergio Romano, Tullio Pinelli (Novela: Riccardo Bacchelli)
Música
Ildebrando Pizzetti
Fotografía
Aldo Tonti (B&W)
Productora
Lux Film
Género
Drama Neorrealismo
7
El río que nos lleva
Melodrama de amores imposibles enmarcado en las primeras luchas campesinas de inspiración socialista en la Italia de finales del siglo XIX, esta película de Lattuada reviste indudable interés, constituyendo un buen ejemplo del estilo neorrealista, sin duda la mayor aportación italiana al séptimo arte.

A través de las vicisitudes y penurias de dos familias -una de molineros y otra de campesinos-, simbolizadas por el amor nunca culminado entre Berta y Orbino, el filme analiza la realidad del campesinado durante los años posteriores a la unificación italiana, mostrando los abusos de los terratenientes (sobre los campesinos) y de la nueva hacienda estatal (sobre los molineros), y cómo empieza a desarrollarse el movimiento obrero en el campo a través de la Liga de los Campesinos. Aunque la película adopta un punto de vista favorable a este proletariado rural, evita caer en excesivos maniqueísmos, y no se corta a la hora de mostrar las contradicciones que surgen dentro del movimiento (sugeridas por medio del contraste entre los campesinos y los molineros), cuyo líder (Raibolini) aparece retratado como un oportunista un tanto demagogo.

Aunque oficialmente sólo figuraran Fellini y Pinelli como responsables del guión, lo cierto es que en él intervinieron el propio autor de la novela original, Bachelli, además de Lattuada, Comencini y otros tres guionistas; de ahí que a pesar del indudable talento de algunos de ellos, sea el guión lo más criticable de la cinta, pues no acierta a mezclar con suficiente claridad la trama sentimental con la social, siendo el relato de los acontecimientos un tanto atropellado. Afortunadamente, la presencia formal del filme es de indudable brillantez, partiendo de una hermosa fotografía en blanco y negro (excelente la secuencia nocturna en la que se incendia el molino), y siguiendo por la magnífica puesta en escena de la que siempre hace gala Lattuada, que borda algunos momentos, como la secuencia heroica que protagonizan las mujeres durante la huelga campesina, rebosante de emoción. Mucho más plácidas, pero igualmente hermosas, son las abundantes panorámicas y travellings rodados en el río.

La ambientación rural, el vestuario y las interpretaciones están a un excelente nivel, destacando en el primer apartado la recreación del molino flotante, fantástica, y en el tercero la estupenda labor de Giacomo Giuradei, interpretando al temperamental y simple Princivalle. La película vuelve una y otra vez al río, acaso otorgándole el papel de juez supremo que, como el tiempo, está por encima de todas las luchas y amores humanos, y que seguirá fluyendo cuando todo y todos hayan desaparecido.
[Leer más +]
12 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil