arrow

Tiempo de matar (1996)

Tiempo de matar
Trailer
6,5
11.663
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En un tranquilo pueblo de Mississippi, dos jóvenes borrachos violan salvajemente a una niña negra de diez años. La mayoría blanca de la ciudad se muestra horrorizada ante un crimen tan atroz. Carl Lee, el padre de la niña, decide tomarse la justicia por su mano y mata a los violadores de su hija. Mientras la tensión va creciendo y reaparecen en las calles las cruces ardiendo del Ku Klux Klan, Jake Brigance, un joven abogado blanco, hará todo lo posible por salvar tanto la vida de Carl Lee como la suya. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Time to Kill
Duración
149 min.
Guion
Akiva Goldsman (Novela: John Grisham)
Música
Elliot Goldenthal
Fotografía
Peter Menzies Jr.
Productora
Warner Bros. / Regency Enterprises / Arnon Milchan Production
Género
Drama Thriller Drama judicial Racismo
Grupos  Novedad
Adaptaciones de John Grisham
"Intensa, con momentos brillantes, entretiene más alla de su discurso"
[Cinemanía]
"Aunque su argumento es algo convencional, su resultado es más que entretenido. Por encima de la media"
[Diario El País]
8
La mejor adaptación de una novela de John Grisham
Esta película es la perfecta adaptación de una novela de John Grisham. El film cuenta con justas dosis de acción, violencia e intriga, propias de una novela de este conocidísimo autor.

La trama empieza de la manera más impactante y cruel, con la violación de una niña de 10 años, a partir de ese momento aparece, sembrando todo tipo de conflictos, el Ku Klux Klan. La cinta contiene momentos muy intensos, dramáticos e interesantes, además el proceso judicial al que es sometido Carl Lee Hailey es de lo más entretenido e instructivo, demostrando, una vez más, la corrupción de la justicia estadounidense.

Las interpretaciones son realmente buenas, un Samuel L. Jackson perfecto; un Matthew McConaughey sorprendente; un Kevin Spacey correcto y una espléndida Sandra Bullock como Ellen Roark.

En definitiva, justas dosis de acción y violencia, eficaz dirección, tema candente y reparto estelar para una película muy entretenida y recomendable.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Muy interesante en un principio, pero demasiado previsible y convencional en su ejecución.
Toda obra de John Grisham que haya sido adaptada en el cine es ya un aliciente para ser vista, independientemente del resultado final. En este caso, nos encontramos ante una película que se antoja más que interesante, pero que deja con un sabor un tanto agridulce con la fatal idea de que la cosa podía haber sido mejor y que recursos no le faltaban para ello. El director Schumacher es bastante peculiar, pues es el responsable de increíbles basuras como las dos entregas de “Batman” que sucedieron a las de Tim Burton, pero también sabe ejecutar con puño de hierro y con cierta originalidad los thrillers, como ya hiciera con “última Llamada” o “El Cliente”, también basado en una novela de Grisham.

Aquí, el resultado se sitúa en un intermedio, no se puede negar que sabe mantener un gran interés y atención del espectador, pero no goza de fuerza demasiado plausible. Su carta de presentación es más que arrolladora, todo se vuelve intenso e interesante. A los pocos minutos, Schumacher consigue hacer que el espectador se acomode otorgándole un entretenimiento en forma de thriller judicial de lo más prometedor. Además, dispone para ello de un más que atractivo elenco de actores, algunos de ellos de increíble talento, y todos ellos más que aprovechados.

Sin embargo, ahí se acaba todo, mientras que tenemos una primera hora bastante intensa y atrayente, su segunda parte falla, todo se vuelve demasiado prometedor, para lo que al final resulta ser, incluso con una algún que otro cabo que no termina por resolverse de forma coherente y comprensiva. Su primera parte, goza de los planes y de las motivaciones de todos sus personajes, somos testigos del gran poder ejecutor del Ku Kux Klan y de la mente tan conservadora y cerrada del Mississippi, donde queda claro que para que un negro tenga un juicio justo mejor que se espere sentado y cruce los dedos. La historia nos abre todo un conjunto de tramas que complican a los protagonistas, incluso su vida.

En su segunda parte, el espectador está con unas pretensiones demasiado altas, y el film termina por flojear, el juicio no está llevado con suficiente fuerza y empaque, y todo el resto de tramas son resueltas de forma demasiado simplista y con poca fuerza. Todo se vuelve demasiado convencional. No es tan prometedor como cabía esperar. Su metraje es largo, pero es muy ameno de seguir, su lastre no es su duración, sino que todo es llevado de forma muy débil, sin nada vibrante o con algo de nervio. Por lo que finalmente, el ejercicio acaba siendo más que interesante, pero sólo correcto en su ejecución. Con la idea de que podía haber salido algo mejor, todo se vuelve demasiado típico, conservador, predecible y convencional, con giros argumentales poco interesantes y con una ausencia descarada de intensidad. Lo mejor, sin duda, es el carisma de todo su reparto, todos ellos brillantes.
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil