arrow

Weekend (Week-end) (1967)

Weekend (Week-end)
Trailer
6,7
1.813
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Particular visión del cataclismo de la burguesía a cargo del polémico y genial director francés. Una fábula apocalíptica, desencantada y satírica, definida como un nuevo viaje de Gulliver a través del colapso de la sociedad de consumo representada en una joven pareja de burgueses. Consiguió en general muy buenas críticas, que en cualquier caso avisaban: "puro territorio Godard". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Weekend (Le week-end)
Duración
105 min.
Guion
Jean-Luc Godard (Historia: Julio Cortázar)
Música
Antoine Duhamel
Fotografía
Raoul Coutard
Productora
Coproducción Francia-Italia; Comacico / Les Films Copernic / Lira Films / Cinecidi
Género
Comedia Drama Sátira Comedia negra Road Movie Nouvelle vague Cine experimental
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Julio Cortázar
2
Un fin de semana godardeado
Estaba con mis amigotes fumando heroína con papel de plata en la vía del tren, pero el cercanías siempre viene con retraso y mi amigor Rodrigo en lugar de gritar su tradicional "el último que se aparte maricón!" va y dice "a que no hay huevos de ir a la filmoteca ahora que están dando un ciclo de Jean-Luc Godard!" y somos demasiado duros como para no aceptar un desafío tan loco, así que levantamos el culo de los raíles, nos tomamos unos cafés y nos encaminamos hacia el horror de la nouvelle vague y la madre que la trujo.

La peli era sobre unos burgueses que estaban en un atasco.

Un día leí un texto de Alain Bergala que decía que el cine de Godard era demasiado complejo y profundo para que los espectadores ocasionales tuviésemos derecho a juzgarlo. Que hay que enfrentarse a él sin impaciencia. Que hay que aproximarse a su mundo de forma lenta, viendo todas sus películas una y otra vez hasta acceder a su intimidad. Y que esa intimidad es la que lleva al gozo. Que sus películas sueltas pueden parecer refractarias pero que vistas en conjunto son la repolla.

Y bueno, confieso que Week End me pareció refractaria, absurda y tontísima, y que me quedé con la misma cara que se me pone cuando llamo al servicio de atención al cliente de telefónica, pero confieso también que es que me falta ver el conjunto global de su obra.
La pregunta es ¿tendré agallas para ver algo más de este genio del séptimo arte?

A la salida del cine teníamos hambre y fuimos a un bar en el que nos sirvieron una tapas caras, minúsculas y rancias. Le dijimos al camarero que no nos godardeara así, que ya nos habían godardeado en el cine. Y a la salida nos paró un punki pies-negros solicitando monedas y le dijimos que se fuese a godardear a su puta madre.

FIN.
[Leer más +]
112 de 172 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una película perdida en el Cosmos
La película cierra la primera etapa de la filmografía de Godard, en la que realizó un cine muy a la manera de la "nouvelle vague". Se centra en historias relacionadas con la vida diaria, se ocupa de personajes comunes, rueda a compo abierto en escenarios naturales apenas retocados, se sirve de la iluminación natural y construye las obras como una secuencia de historias juxtapuestas a la manera de un "collage". En estos términos, realiza "Weekend", en la que el nexo entre los diversos capítulos viene dado por la historia de un matrimonio, Roland y Corinne, que decide salir en coche de la ciudad para pasar un agradable fin de semana en el campo. Los episodios vienen marcados por la descortesía, el lenguaje grueso, la hipocresía y la violencia verbal y física, que usan en sus relaciones habituales los personajes de la película. A ello se añaden escalofriantes accidentes de coche, el asesinato a sangre fría y la presencia de unos extraños revolucionarios antropófagos. Los dos capítulos más sobresalientes son el titulado "Análisis", de una sensualidad pocas veces igualada en cine, y el que describe un larguísimo embotellamiento de coches en la carretera, inspirado en un cuento de Julio Cortázar, que se ha de ver con ojos de 1967, cuando el parque automovilístico era muchísimo menor que el actual. En el episodio "Lucha de clases" el discurso ideológico se hace deliberadamente largo, monótono y tedioso y se torna incomprensible cuando se mezcla con una disertación sobre las condiciones de vida de los hipopótamos.

El film se ve con placer, es entretenido e imaginativo, está muy bien construido, contiene algunas de las referencias constantes del director (Bardot, Mozart, Revolución francesa, etc.). La película se posiciona contra la violencia, el consumismo y la hipocresía. La concepción de la persona que asume es profundamente pesimista, de acuerdo con los postulados del "existencialismo" en boga en la Francia de los años 60.
[Leer más +]
44 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil