arrow
6
Buena película de humor infantil.
Viendo todas esas críticas despiadadamente feroces y genialmente satíricas que andan por aquí, pensaba que esta película sería la peor de todas las comedias. Pero fue entonces cuando mi hermano pequeño me pidió verla y la alquilé.

Y tengo que decir que me lo pasé muy bien, y me reí a carcajadas muchas veces. Porque Tim Allen se va transformando en perro, imitando muy bien los gestos y comportamientos típicos de estos animales, todo ellos con un humor de lo más inocente y unas bromas que si estás pensando en el último referéndum catalán o en los plazos de la hipoteca, es normal que no te hagan gracia.

Película que recomiendo totalmente a los que tengan niños pequeños, y en general a los que aún sigan permitiendo que el humor infantil entre en sus vidas.

Me hace gracia leer las críticas que dicen que "da pena", o que "es mala de principio a fin". La verdad, no sé qué es lo que se esperaban con estos actores y guión. Hay que saber dónde se mete uno en la vida.
¿O entraríais en una guardería y gritaríais "Dónde narices están aquí los libros de Nietzsche"?

En fin, quien trate con niños pequeños sabe que hay algo que te transmiten, una ausencia de maldad y unas ganas de divertirse de forma sana y sin prejuicios, mirándolo todo con curiosidad e ilusión. Esta película es para los que aún saben ver con ojos infantiles.

Si sabes de lo que hablo, te gustará la película. Si sabes de lo que hablo pero pasas de tanta majadería, mejor que alquiles "El padrino" o "Alguien voló sobre el nido del cuco".
Son buenas películas, al contrario que "Cariño, estoy hecho un perro".
[Leer más +]
15 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
PELÍCULAS DISNEY DEL SIGLO XXI
Hoy toca el remake de "Un candidato muy peludo".

¿Originalidad e interés? Escasos.

Se cambia el McGuffin mágico por uno genético, se convierte al protagonista de la película en uno de esos padres de película para todos los públicos que descuida a su familia debido al trabajo y que acaba dándose cuenta de sus verdaderas pridoridades cuando un hecho mágico/especial le abre los ojos (anda que no está vista la fórmula: "Hook", "Mentiroso compulsivo" y otros cien films parecidos se han hecho en los últimos años), chistes fáciles que sólo pueden gustar a los niños (Tim Allen sacando la lengua cual perro pachón) y un final con la clásica y manida loa a la familia unida y feliz.

Una peli formularia hecha con plantilla.

Lo mejor: Robert Downey Jr. (como siempre).

Lo peor: Escasez de uso de efectos especiales, voz en off de Allen cuando es perro... etcétera.

Curiosidad: Allen le hace un guiño a su Buzz Lightyear de "Toy Story" en una escena.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Estupenda historia familiar
Basada en el clásico “The Shaggy Dog” (1959) de Walt Disney. Nueva versión de una de las más clásicas comedias familiares de Disney, fue una de las primeras comedias de acción en vivo.

Tim Allen de forma accidental es transformado en un perro, pero con esta experiencia adquiere un punto de vista totalmente nuevo acerca de lo que es ser un buen padre.

La historia es realmente acerca de un hombre que se convierte en el mejor amigo del hombre y en el proceso descubre que eso significa ser el mejor amigo de su familia.

Lo maravilloso es que al convertirse en un perro, tiene la oportunidad de ser un observador oculto y ver a su esposa y a sus hijos bajo una nueva forma. De repente, como perro están compartiendo cosas que nunca compartirían como papá. Ese es el centro emocional de la película, muy conmovedor ver esa transformación.

La historia toca un problema con el cual todas las familias modernas pueden sentirse identificadas, todos estamos tan ocupados con nuestros trabajos y nuestras actividades que es muy fácil para los padres y los hijos desconectarse unos de otros. A veces hace falta que ocurra algo para unir a la familia.

La película tuvo un presupuesto $50 millones y genero por venta de taquillas la cantidad de $87,1 millones, además recibió tres nominaciones a los “Premios Razzie” por peor actor: Tim Allen, peor “remake” y peor excusa para un entretenimiento familiar.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sí, es una pélícula infantil pero no por eso ha de ser mala.
Sí, ya vemos que todos quieren o buscan guiones novedosos, argumentos elaborados, etc, pero ¿qué hay de las películas de siempre, aptas para todos los públicos y que te hacen pasar un buen rato? No por eso tiene que ser una mala película... No tiene nada sorprendente, pero hace reir. Yo la recomiendo, sobre todo a las personas que tienen y les encantan los perros, ya que el personaje de la película imita a la perfección todos los gestos de nuestro animal de compañía y hasta puedes reconocerlo en la pantalla... Tiene cosas interesantes (otras que son muy típicas, también) pero en conjunto pasas un buen rato en el cine (y más si vas con familia). He de decir que, personalmente, Tim Allen es uno de los actores de comedia que me gustan (aunque hay hecho algunos "bodrios" que no se puedan digerir), pero creo que hace muy buen papel. Muy recomendable para ver en familia.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Ay, señor, señor...
Menos mal que fui invitada a ver esta ¿película?, porque si me llego a gastar seis euros o más en ella, me da el soponcio.
¿Qué se puede decir de ella? Pues lo de siempre, porque éso es lo que es, lo de siempre. Una comedieta entretenidilla, con padre ocupadísimo que no puede dedicar tiempo a su familia (y encarnado por un Tim Allen en caída libre), científico malvado y, por supuesto, más tonto que Abundio (Roberet Downey Jr., pero ¿qué hace un chico como tú en un sitio como éste?) y un sinfín de animalitos que hacen las delicias del público. En serio, ver a más de medio cine riendo a mandíbula batiente sólo porque un mono aparece en pantalla fue casi tan terrorífico cómo escuchar a la gente reírse durante una representación de La casa de Bernarda Alba (y ésto no es broma. Centro cultural de la Villa de Madrid. 20 de marzo de 2007).
En fin, que el disfrute de este producto dependerá de si usted sigue teniendo una edad mental de seis años, o de si va al cine en familia. Avisados quedan.

Lo mejor: Digamos que entretiene.
Lo peor: El guión y Tim Allen, repitiendo por enésima vez el mismo papel.
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Cariño, estoy hecho un bodrio
Obra maestra de la bilis gástrica antes de vomitar. Todo en ella es tan esperanzador como un perro lleno de pulgas antes de meterse en la cama con Ricky Martin y la niña de la mermelada, como la mona de “Estallido” antes de arrasar con una metrópolis, como Tim Allen haciendo de perro. ¡Qué mono!

Recordemos unas sabias palabras de un incomprendido hombre sabio:

«¿Qué puedo decir de los dos siguientes presentadores. El primero (leyendo de una tarjeta) es un actor, productor, escritor y director cuyas películas han recaudado 3500 millones de dólares en el boxoffice. Ha ganado dos premios de la academia y tres Globos de Oro. Tiene poderosas interpretaciones como en “Philadelphia”, “Forrest Gump”, “Náufrago” y “Salvar al soldado Ryan”… El otro (mirando por delante y por detrás la segunda tarjeta)… es… Tim Allen.»

Esta vez el perro tiene 300 años y es robado del Tibet por la corporación dermoestética. Se habla del maltrato animal pero ese rebasa la pantalla al maltrato al propio espectador humillándolo la hora y media que dura el bodrio perruno. Gracias a “Cariño, estoy hecho un perro” se entienden muchos de los males que afectan al mundo y uno de ellos son las películas familiares de la Disney. El padre siempre tiene el eterno dilema del trabajo y la familia. Y siempre el éxito se halla en ser Tom Hanks, claro. Dejando de hacer comedias como “Socios y sabuesos” y haciendo actuaciones como en “Philadelphia”. Por favor, Tim, rellena esa tarjeta vacía y calla la boca a Ricky Gervais.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Penosa hasta la saciedad
Parece mentira que a estas alturas de la vida sigan torturándonos con auténticos bodrios como este. ¿En que piensan los productores de Hollywood? Hay que tener muy poca inteligencia para hacer un boceto de una película como esta, pero menos inteligencia tienen los que llevan a cabo semejante petardo. Diálogos insufribles, actores patéticos, guión infumable, y por si esto fuera poco, los "efectos especiales" (por llamarlo de alguna forma) se ve que los han hecho unos chavales de la calle porque son increiblemente malos.
En fin, yo creo que podemos afirmar al decir que estamos ante una de las peores películas de la historia del cine sin lugar a dudas.

PD: Si la finalidad de la película es de hacer reir, no la vean, aún tengo que ir al psicólogo para curarme del shock
[Leer más +]
9 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
ZZZ ZZZ ZZZ JRRRRRRRRR ZZZ ZZZ ZZZ JRRRRRRRRR ZZZ ZZZ ZZZ
Yo confieso:

Me gustan mucho los perros porque los considero unos animales adorables y abnegados.

Me gasté unos 7 € en ir a ver semejante insulto a la inteligencia de un niño de dos años, cuando me esperaba encontrar alguna cosa como "Beethoven" o "Rex", productos de una cierta calidad.

Espero que, en el día del juicio final, no se me tenga en las altas esferas haber pagado para asistir a este desperdicio de película sobre un humano transmutado en un Don Pelanas a media jornada, ya que no tenía ni siquiera la disculpa de que "es que no echaban nada decente en los multicines de turno"...

Y, lo peor de todo: me tragué entero este truño sin salir a los veinte minutos de la sala de cine como quería... dos horas de mi vida perdidas para siempre. Ese maldito orgullo...¡una retirada a tiempo, siempre es una victoria!
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Producto Disney
Como no podía ser para menos Shaggy the dog es la típica película hecha por Disney para ver la familia con sus niños pequeños. No mireis mas allá porqué no tiene mas que ofrecer. Lo mejor del film sin duda es la actuación de Tim Allen que el papel le va como anillo al dedo.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Vida de perro
Producción de corte familiar en la que Tim Allen interpreta a un hombre de familia que comprueba como su vida se tambalea al sufrir en sus propias carnes los efectos secundarios de un experimento secreto desarrollado para convertir a cualquier especie en perro.

La película tiene un tono desenfadado que ayuda a seguirla con facilidad, logrando despertar la simpatía del espectador con una serie de situaciones cómicas que funcionan gracias al tono jocoso que le otorgan los responsables de la película a la misma. El argumento sigue las pautas habituales de este tipo de productos, ofreciendo una sucesión de situaciones de enredo, donde el eje central de la historia recae en la relación del personaje principal con su familia y cómo su particular transformación en perro llega a ayudarle a descubrir cosas que no sabía de sus seres queridos; cuenta con unos efectos especiales correctos, al tiempo que poco serios, ya que ni los propios responsables de la película se lo toman en serio, pero logran ofrecer momentos ingeniosos y divertidos.

Tim Allen y sus gesticulaciones se convierten en protagonistas absolutos del relato, logrando aportar a su personaje el carisma necesario para que el relato se siga con cierto interés. Su interpretación no es memorable, incluso roza lo ridículo, pero cumple con su función, la de despertar la simpatía del espectador. Como anécdota, decir que por la película se pasea Robert Downey Jr., que por aquel entonces arrastraba problemas de imagen por su adicción a las drogas y el alcohol, haciendo que aceptara pequeños papeles como el que interpreta en esta película.

El director distribuye con acierto las situaciones cómicas, alternando los problemas familiares del protagonista y ofreciendo un tratamiento desenfadado de los problemas habituales que pueden presentarse entre padres e hijos. Maneja con acierto los efectos especiales y los sabe combinar con las imágenes reales, evitando caer en el abuso excesivo de efectos digitales. No pasará a la historia de las mejores películas del cine mundial, pero cumple con lo que se espera de ella: ofrecer un entretenimiento desenfadado e hilarante que logra hacer pasar un rato ameno al espectador gracias al humor que desprende.
En ocasiones, hay que recordar el niño que todos llevamos dentro y disfrutar de este tipo de productos familiares que, desde su baja calidad técnica e interpretativa, logran ofrecer un entretenimiento agradable; cine por y para toda la familia.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
1
Hasta la portada es patética
Todo, absolutamente todo me repudia de esta película: la portada, el título, el argumento, lo previsible que es, la música comodín, los chistes tontos...
Insoportable.
[Leer más +]
5 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Cariño esto esta hecho una mierda
Sinceramente esto se resume en pocas palabras: una reverenda cagada. Malísimas actuaciones (ni el pobre Robert Downey Jr. se salva de la quema), guion malísimo que parece hecho por dos monos, el argumento muy poco original y flojísimo, efectos especiales del culo, y las canciones de fondo horriblemente repetitivas y cansinas.

Gracias a dios que la vi por la TV porque si no hubiera tirado el DVD por la ventana.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo