arrow

The Crazy Ones (Serie de TV) (2013)

The Crazy Ones (Serie de TV)
Trailer
5,1
242
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013-2014). 1 temporada. 22 episodios. Sigue a Zach Cropper, un confiado y encantador redactor que trabaja en la agencia de publicidad dirigida por Simon y su hija Sydney. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Crazy Ones (TV Series)
Duración
22 min.
Guion
David E. Kelley, John R. Montgomery, Amy Hubbs, Mason Steinberg, Laura Krafft, Ryan Raddatz, Robert Sudduth, Jon Kinnally, Dean Lorey, Tracy Poust, Joe Port, Joe Wiseman, Corey Nickerson, Bill Kunstler
Música
Orr Rebhun, Erica Weis
Fotografía
Byron Shah
Productora
20th Century Fox Television / David E. Kelley Productions
Género
Serie de TV Comedia Sitcom
5
De (y tal vez para) locos
Me gusta la idea de que CBS esté apartándose de las comedias de risas enlatadas y ofreciendo nuevas series alejadas a tal concepto… pero, lamentablemente, hasta aquí puedo leer. Que todo se quede en intenciones no deja espacio para comentar lo evidente que bien pudiera definir el título de esta serie, “The Crazy Ones”. ¿Están lanzando la casa por la ventana en la cadena con sus nuevas comedias? ¡¿Están locos!? Veamos, en “Mom” se han hecho con los servicios de Anna Faris y Courtney Henggeler, en “We Are Men” con Jerry O'Connell y Tony Shalhoub y, finalmente en el estreno más exitoso de este otoño (gracias al lead-in del regreso de “The Big Bang Theory”) con Robin Williams y Sarah Michelle Gellar. Estas dos últimas establecen precisamente el cambio de la sitcom tradicional de la cadena pero denota un problema general: ¿Las estrellas son suficientes para garantizar el éxito? De acuerdo, Robin Williams tiene tirón pero, una vez mostrada la estrella, ¿no sería necesario también un gran personaje? La idea es peligrosa si una serie se construye sobre el actor/actriz por encima de su rol… pero parece que Williams se ha ajustado como un guante a su personaje y viceversa. “The Crazy Ones” está firmada por David E. Kelley (“Ally McBeal”, “Boston Legal”) y su piloto es más aparatoso que funcional (se permite el lujo de un extenso cameo de Kelly Clarkson) aunque la ficción mejora en su siguiente entrega y constata su potencial.

Creo que la serie es un perfecto foco publicitario para el product placement mucho más directo y mainstream que “Mad Men”. En el piloto tenemos a McDonnalds y Apple… y Bob Benson (James Wolk) repitiendo sonrisa… y cierta sensación de parodia sobre la ficción de Matthew Weiner. En el siguiente capítulo pasamos a algo más local que pudiera descolocarnos... Williams hace de showman integral: imitaciones por todos los lados, juegos de voces y numeritos chiflados y excéntricos amparados por su personaje. Es cierto que la serie ha querido meter tantos elementos en su primer capítulo que con la presencia de Clarkson ('and songs') se aminoran los minutos del show para ofrecer algo más. En el segundo episodio ya empiezan a establecerse mejor el funcionamiento episódico con las locuras de Simon Roberts (Williams) y Zach Cropper (Wolk) y Andrew Keanelly (Hamish Linklater) compitiendo por su amor paternal... mientras que su hija biológica, Sydney Roberts (Gellar), va a tener que desprenderse de su cordura e inteligencia para seguir a esos locos o estabilizarles funcionado como balanza.

Desconozco si la comedia va a tratar en profundidad el tema de la manipulación emocional entre padre e hija para conseguir que se ‘encienda su bombilla’ o el personaje que interpreta Williams cederá todavía más a esa bipolaridad entre la tristeza existencial y la locura que le devuelva a la vida y salvación. De lo dulce y emotivo a lo loco y extravagante, así quiere funcionar “The Crazy Ones”, para redimirse a su crisis interna gracias también a poder mediático-mastodóntico de “Big Bang” con la que comparte noche. ¿Así cualquiera? Pese a su imponente fachada creo que habita cierta sinceridad en el conjunto en no pretender reinventar nada, más allá de un choque de dinámicas a la hora de hacer humor. La serie no va a dejar de someterse al caos y la locura tanto como avecina su título aunque lo intenta, pero las tomas falsas finales dejan claro la buena química del reparto y que Williams disfruta con el show que monopoliza de principio a fin.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Opinión sobre el capítulo Piloto
Lo primero que he hecho nada más terminar el capítulo ha sido buscar ese anuncio del que hablan y que le da nombre a la serie: TheCrazyOnes... Un concepto interesante.
Pero lo que tenemos aquí no es un concepto, es una comedia de 20 minutos en los que pasan muchas cosas y pasan a un ritmo vertiginoso. Punto a favor: no te da mucho tiempo a pensar si te gusta lo que ves, simplemente estás ahí, viviendo la pseudo trama con los protagonistas.

¿Y quiénes son? Te los presentan en apenas cuatro minutos, todo un ejemplo de lo que se conoce como "ir al grano", o una muestra de clichés, según como lo vea cada cual. El padre lunático que una vez fue alguien de gran talento y ahora debe recuperar su "toque". La hija pragmática y sufridora que tiene que lidiar con él. El compañero pesimista y asustadizo. El compañero seductor que explota su encanto. Y cómo no, la ayudante sexy y con pocas luces. En este caso, Lauren, que para mi gusto se lleva los momentos más cómicos y recuerda mucho a la inolvidable Elaine de Ally McBeal. Una secundaria que apenas dice tres o cuatro frases, pero con una gran vis cómica en su actitud. Supongo que por eso la cámara la busca aunque no diga nada, porque despierta sonrisa y ternura al mismo tiempo.

Y ahora vamos con el capítulo, o mejor podríamos definirlo como el publi-reportaje de esa conocida empresa de comida rápida que sin duda ha pagado mucho dinero para ser vista por millones de estadounidenses en su estreno... Digamos McDonald's, ¿por qué no? Al fin y al cabo, ¿qué sería de Mad Men sin Lucky Strike o sin alguna de las otras marcas que han pasado por sus 6/7 temporadas? Cuando una serie se basa en el trabajo de publicistas, no nos queda más remedio que asumir esa realidad: en cada capítulo nos van a vender algo. Lo que importa es que el envoltorio nos interese, y en este caso también que nos divierta.
¿TheCrazyOnes es divertida? Pues sólo me baso por ahora en este primer capítulo, pero se puede decir que sí, entretiene y divierte. Y la colaboración especial de una artista conocida no resta, sino que suma comicidad al capítulo, algo que no siempre ocurre. Lo mejor es saber las posibilidades cómicas que tiene. De momento sólo han explotado el terreno laboral y está bastante bien, aunque se intuye que el terreno personal también tendrá su importancia más adelante, sobretodo explorando la relación padre-hija, y algún flirteo amoroso-laboral del que de momento no dan pistas.

Dejo LO MEJOR y LO PEOR para mí en zona SPOILERS. Seguiré viendo la serie. Si alguien está interesado en saber si mi opinión ha variado después de unos cuantos capítulos, me puede preguntar a través del correo entre usuarios de esta página.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil