arrow

El decálogo (Miniserie de TV) (1988)

Sinopsis
Miniserie de TV (1989-1990). 10 episodios. Originalmente hecho para la televisión polaca, 'El decálogo' se centra en unos residentes de un complejo residencial, en la Polonia del comunismo tardío, cuyas vidas están sutilmente entrelazadas. Irán encontrando dilemas emocionales tan profundamente personales como universales. Son diez episodios y cada uno de ellos está basado en uno de los diez mandamientos.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Polonia Polonia
Título original:
Dekalog (The Decalogue)
Duración
572 min.
Guion
Krzysztof Kieslowski, Krzysztof Piesiewicz
Música
Zbigniew Preisner
Fotografía
Wieslaw Zdort, Piotr Sobocinski
Productora
Sender Freies Berlin (SFB) / Telewizja Polska (TVP) / Zespol Filmowy
Género
Serie de TV Drama Miniserie de TV Religión
Grupos  Novedad
El Decálogo
Categorías 1
10
Elegía en diez estrofas
Fondo negro, rótulación ocre y sólo tres notas de piano.

I, jeden: El pálido rostro de un vagabundo que observa pero no juzga.
II, dwa: Una abeja que sobrevive milagrosamente a morir ahogada.
III, trzy: Un taxi que se dirige directamente contra un tranvía nocturno.
IV, cztery: Un testamento que arde a la llama de un mechero.
V, piec: El azar, una fotografía, una cuerda, una piedra y la muerte.
VI, szesc: Un dedo inquieto que juega con la leche derramada de una botella.
VII, siedem: Un andén y un tren que se marcha de forma irreparable.
VIII, osiem: Pasos, una mano amiga, y la mirada temerosa de una niña inocente.
IV, dziewiec: Un ascensor se eleva mientras la luz de entre plantas ilumina dos rostros.
X, dziesiec: Una pecera desamparada que simboliza la muerte de un anciano padre.

El 'magnum opus' de un poeta visual que se marchó demasiado pronto.
[Leer más +]
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Gracias Kieslowski.
Crítica número 1000…la verdad que ni me lo creo que ya han pasado tantas películas, tantos años y tanto placer al descubrir esta página.

Quería reservar esta crítica a alguna película muy especial durante estos años y ha sido difícil pues hay muchas historias que me han marcado pero tras pensar mucho he querido hacer el honor al director polaco que durante estos últimos años me ha marcado de una manera especial y en concreto a una serie de películas muy grandes, según dijo Kubrick, la obra maestra del cine.

Así creo que es, es sin duda la obra maestra por excelencia del cine.

Cada película es una joya, un tesoro pero el conjunto es magistral, creo que no ha habido película ni director que me hayan marcado tanto.

El Decálogo es una obra muy especial, una joya que nos acerca a un buen cine al mismo tiempo que nos plantea a Dios y la vida pero no de una manera puramente católica sino de una manera muy humana y moral.

Le preguntaban a Kieslowski si era un “moralista”, y se reía, creo que Kieslowski fue un ser muy humano que se planteaba la vida y la muerte como cualquier ser pero que las circunstancias político y social lo marcaron de una manera muy especial haciéndole tener una visión del ser humano un tanto negativa o incluso amarga.

El Decálogo llega a ser una película muy especial para aquellas personas que han sentido y vivido en un bloque comunista, esas pequeñas viviendas, esas luces que se ven a lo lejos que invaden los bloques, las luces que representan una vida o una muerte.

Durante meses iba viendo poco a poco los capítulos, veía uno, lo saboreaba, lo disfrutaba y cuando veía un día especial me ponía el siguiente, así poco a poco hasta llegar al décimo, un año y medio pasaron y hasta hoy sigo sintiendo en mi conciencia los increíbles planteamientos de cada capítulo.

No se cual es mejor ni cual es el peor, lo que si que es cierto que el conjunto es una obra cumbre del cine y de sus tremendos planteamientos.

Unos acordes de piano dan comienzo a la magia del momento, una ángel que está presente en nuestras vidas, unos bloques que simbolizan nuestras vidas y Kieslowski y vida.

Estos humildes capítulos muestran la grandeza del cine en todo su esplendor y de cómo se pueden hacer grandes cosas aunque se tengan pocos medios.

Kieslowski, Dios y Polonia, estas tres palabras podrían definir esta obra maestra del cine.
[Leer más +]
21 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil