arrow

Esto no es una película (2011)

Esto no es una película
Trailer
6,8
789
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras recurrir judicialmente una sentencia que lo condenaba a seis años de cárcel y veinte de inhabilitación, el director iraní Jafar Panahi tuvo que esperar meses hasta que se hizo pública la sentencia. Documental que reproduce un día en la vida de Panahi y Mojtaba Mirtahmasb (su antiguo ayudante de dirección) y ofrece una visión general de la situación actual del cine iraní. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Irán Irán
Título original:
In Film Nist (This is Not a Film)
Duración
75 min.
Estreno
20 de abril de 2012
Guion
Jafar Panahi
Fotografía
Mojtaba Mirtahmasb, Jafar Panahi
Productora
Jafar Panahi Film Productions
Género
Documental Documental sobre cine
10
Dedicado a los cineastas iraníes.
Has sido condenado a 6 años de cárcel y 20 de prohibición para rodar películas, conceder entrevistas o salir del país. Mientras tanto, no puedes salir de tu casa. ¿El delito cometido? Hacer películas.

Jafar Panahi da una muestra más de su talento, esta vez no en las condiciones y formas en las que a todos nos gustaría. A la espera de la sentencia final de su caso, Jafar no sabe qué hacer. Está aburrido, cansado, harto de estar varios meses encerrado en casa. Así que un día llama a su amigo, el también cineasta Mojtaba Mirtahmasb, y juntos van realizando de forma totalmente improvisada una especie de ensayo-semidocumental, en el que Panahi deja constancia de las ideas que tenía en mente para sus próximas películas y cómo vive el día a día esperando la resolución de su caso, entre otros aspectos.

Esta 'no-película' muestra con una absoluta sinceridad y humanidad cómo la vida de uno de los mayores y talentosos cineastas de nuestra época es prisionero del sistema político-judicial iraní.

Cuenta la leyenda que la película llegó al Festival de Cannes en un pendrive escondido dentro de una tarta. En cualquier caso, lo realmente importante es que la 'no-película' ha conseguido salir de Irán y mostrarse al resto del mundo para que todos conozcan su situación y su historia.

Mojtaba Mirtahmasb fue liberado en diciembre de 2011 tras haber estado tres meses en la cárcel. ¿Y Jafar... para cuando? ¿Surgirá efecto la presión internacional de intelectuales y 'gente influyente' para que rebajen su pena o, mejor aún, sea liberado?

Lo que Jafar tiene claro, es que no quiere abandonar Irán para hacer cine, es uno de los pocos ideólogos que defienden sus ideas y están dispuestos a llegar a donde sea para defender la causa por la que luchan.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No hace falta conocer nada de antemano, ya que la propia no-película denuncia la razón por la que nos encontramos ante un título tan llamativo.
Una película que se titula “Esto no es una película”. Ya de primeras llama la atención y dan ganas de saber más, ¿eh?. Aunque es importante no confundirla con “Esto no es otra estúpida película americana”, la cual resultó ser otra estúpida película americana que no merecía la pena. Muy al contrario que la no-película que nos atañe.

Érase un director de cine iraní llamado Jafar Panahi. Empezó a dirigir películas a mediados de los 90, y a ganar premios en Cannes, Venecia y otros sitios inmediatamente. Una década después, de improviso, se dejaron de estrenar películas suyas. No es que se le fueran las ideas, ni que se volviera vago, al contrario, lo que ocurrió es que el Gobierno de su país se fijó en él y en los contenidos que tenían sus trabajos, los cuales consideró “peligrosos”, y empezó a hacer todo lo posible por impedirle dirigir nada más. Después de censurarle varios guiones, y tras varios procesos judiciales, en 2011 nuestro director estaba al borde de una pena de 6 años de prisión, y una prohibición expresa de no volver a dirigir películas durante dos décadas.

Es más, hasta que la vista llegara a algo, no le tenían permitido ni siquiera salir de casa. Pasaban los días y los meses esperando a que la sentencia llegara, y él estaba aburrido, confinado entre las paredes de su hogar, sin tener nada en lo que ocupar su tiempo. Los guiones de las películas que jamás había llegado a realizar empezaban a coger polvo en las estanterías. Y tuvo una idea: le habían prohibido dirigir, le habían prohibido conceder entrevistas, le habían prohibido salir de su casa, pero no le habían prohibido actuar ni leer un guión delante de una cámara. Así que llamó a un amigo suyo, de nombre Mojtaba Mirtahmasb (no os sentáis culpables si no podéis pronunciar bien estos nombres), que casualmente estaba grabando un documental sobre los iraníes que no pueden dirigir cine, y le pidió que se acercara hasta su casa, donde se pondría a relatar delante de la cámara uno de sus guiones no realizados.

Y el resultado de lo que grabaron durante ese día, tuvo bien cuidado de titularlo “Esto NO es una película”, como diciéndole a los señores jueces que en realidad no había incumplido su prohibición.

Después del visionado, se nos aseguró a los asistentes del pase de prensa que este breve filme está más guionizado de lo que parece, que muchas de las cosas que parecieron improvisarse ese día estuvieron en realidad en preparación y rodaje durante al menos un mes. En ese caso se trataría del “falso” documental más verídico que he visto en mi vida (más que nada porque los datos que aporta, como el estado personal de la vida de Panahi en esos momentos, son claramente reales). Es debatible, pero explica la clara estructura narrativa con la que nos encontramos.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil