arrow
Críticas de Ed Lauter
Críticas ordenadas por:
Highlander II: The Quickening
Highlander II: The Quickening (1991)
  • 3,8
    7.133
  • Reino Unido Russell Mulcahy
  • Christopher Lambert, Sean Connery, Virginia Madsen, Michael Ironside, ...
1
Secuela diarreica
Esta película ejemplifica la diferencia entre un buen guión basado en la fantasía ("Los inmortales") y otro nefasto que es puro absurdo ("Los inmortales 2"). De principio a final es un sinsentido que además modifica de forma delirante aspectos de la historia de la película original, un clásico de los 80 con todo derecho. Una secuela que es un auténtico dislate y que, aún peor, resulta aburrida, estúpida e infantiloide en muchos momentos. Los efectos especiales de todo a cien tampoco ayudan mucho. Da vergüenza ajena ver a Michael Ironside y a Sean Connery haciendo el paripé en dos papeles escritos por su peor enemigo. Christopher Lambert en cambio siempre parece dar el pego en este tipo de producciones surrealistas.

Increiblemente mala.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Affair (Serie de TV)
The Affair (Serie de TV) (2014)
  • 7,1
    5.943
  • Estados Unidos Hagai Levi (Creator), Jeffrey Reiner, ...
  • Dominic West, Ruth Wilson, Maura Tierney, Joshua Jackson, ...
7
Por esto odio la mayoría de series norteamericanas
Porque para fidelizar al espectador apelan al cliffhanger más salvaje, al shock más primario, aún tratándose de historias tan interesantes y cotidianas como ésta.

Mi reseña tiene en cuenta las dos primeras temporadas que acabo de terminar. No creo que la serie vaya a aportarme, en las nada menos que tres siguientes temporadas, nada que no me haya ofrecido hasta ahora. Además de que da signos de agotamiento y falta de frescura desde unos cuantos capítulos atrás.

La primera temporada de The Affair me sorprendió gratamente. La historia es una radiografía pormenorizada de una aventura extramatrimonial, sin dejar de lado las relaciones afectivas de los protagonistas con sus parejas, padres e hijos. El romance extraconyugal entre Noah (Dominic West) y Alison (Ruth Wilson), cuyos matrimonios están en horas bajas por diferentes razones, está desmenuzado con una naturalidad y una profundidad que se agradece en un momento en que las series y el cine reniegan de la pausa para contar historias. Y el relato de cada capítulo partido en dos para mostrar el punto de vista de uno y otro personaje sobre los hechos que comparten es el mayor acierto narrativo de la serie.

El piloto me enganchó completamente y por sorpresa, siendo una serie que por su género (drama romántico adulto) a priori está fuera de mi radar habitual. Tras los cinco primeros episodios en los que lo que aparenta ser una cana al aire se va convirtiendo poco a poco en una historia de amor casi de cuento de hadas (como el prólogo de tantas historias de amor... destinadas hacia la inevitable rutina), me sorprendió comprobar que la serie contaba con cuatro temporadas finalizadas y una quinta a punto de estrenarse. Me era imposible adivinar cómo los guionistas podían haber alargado tanto un simple romance de verano. Pues a la manera de Hollywood: los showorunners de turno añadieron a la historia unos flash forward sobre un crimen en el que Alison y Noah se ven involucrados y que, como si no bastase el interés por seguir el desarrollo de una intensa y emotiva relación amorosa entre dos personas con sus problemas e inseguridades, sirve como cebo al final de cada capítulo para alimentar la incógnita de saber qué ha tenido que ver la pareja protagonista en un homicido sobre el que iremos conociendo detalles a cuentagotas.

En la segunda temporada, las ex-parejas de Alison y Noah ganan protagonismo, mostrándonos la otra cara de los rolletes extraconyugales, las "víctimas" del affaire. La historia se enriquece de ello, pero al mismo tiempo los hijos del propio Noah, a cuál más insoportable y hostiable, especialmente su hija mayor Whitney, aumentan su cuota de protagonismo. Esto y unos flash forward cada vez más retorcidos para mantener la incertidumbre en el espectador sobre el homicidio no resuelto, me fueron alejando poco a poco de la serie, cuyo episodio final de temporada es digno de un culebrón.

Una lástima que, una vez más, una serie no sepa bajar el telón a tiempo y se alargue hasta convertirse en una parodia de su objetivo inicial. Con todo, le otorgo un 7 por la cantidad de escenas que reflejan magistralmente las relaciones hombre-mujer de hoy día.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La caída
La caída (2004)
  • 7,4
    60.537
  • Alemania Oliver Hirschbiegel
  • Bruno Ganz, Alexandra Maria Lara, Corinna Harfouch, Ulrich Matthes, ...
5
Que sí, que está fantástico Bruno Ganz pero...
... ¿cuántos de vosotros habéis vuelto a ver la peli? ¿Y a cuántos os apetece volver a verla? Es que veo esa nota tan alta, esas alabanzas desaforadas siendo la peli que es...

La vi en el cine en la época de su estreno. Ganz se sale en el papel de Hitler. La peli es muy interesante, por supuesto. Pero dos horas y media de la plana mayor nazi encerrada en un bunker y Adolf perdiendo los papeles, sabiendo además cómo va a terminar la verbena que han montado... Demasiado.

Pues eso, que una vez y no más. Por eso mi 5. Mis dieses para las pelis que no me canso de ver, aunque artísticamente sean un pufo.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ticker
Ticker (2001)
  • 3,1
    872
  • Estados Unidos Albert Pyun
  • Steven Seagal, Tom Sizemore, Dennis Hopper, Jaime Pressly, ...
2
Bochornosa a la par que entretenida
"Ticker" es una de las más extrañas y bochornosas películas protagonizadas por ese mito de la actuación expresiva minimalista conocido como Steven Seagal. Dentro de su extensa filmografía, "Ticker" pertenece al grueso de películas dirigidas al mercado de video a las que Seagal se entregó en cuerpo y alma a partir de 2000, llegando a rodar entre dos y cuatro por año, con unos resultados artísticos, digamos, más que discutibles y ejemplo de que cantidad y calidad no suelen ir de la mano. Tras un brillante inicio de carrera, con títulos excelente pero infravalorados y vilipendiados por críticos profanos del género de la acción protagonizada por héroes mamporreros como él, tales como "Por encima de la ley", "Buscando justicia" o las dos partes de "Alerta máxima", Seagal inició una pronta decadencia en su carrera por culpa de films faltos de lustre como "Glimmer man" o "El último patriota".

Pero un budista de los que se visten por los pies como Seagal no iba a hundirse en la miseria por cuatro pinchazos de taquilla, así que concentró toda su energía mística para relanzar (¿?) su carrera a base de rodar películas como churros, con una devoción propia de un monje shaolín. Desgraciadamente su entusiasmo no se ha visto acompañado por directores y actores a la altura de su talento, y de los tropecientos títulos que pueblan su filmografía en el siglo XXI, coprotagonizados por raperos negros de alarmante incapacidad actoral, con guiones delirantes y de estética y montaje videoclipero, muy poquitos pueden salvarse de la quema. Por no decir ninguno.

"Ticker" es un ente extraño. Cuenta con un elenco actoral impactante formado, al menos, por... actores, no raperos. De hecho Seagal comparte protagonismo con otro actorazo tronado como Tom Sizemore además de Peter Greene, Kevin Gage, Joe Spano y nada menos que Dennis Hopper en un papel muy similar al que ya firmó en "Speed".

Pero poco pudo hacer el conjunto de intérpretes ante un guión y una dirección lamentables. Albert Puyn demuestra una incompetencia absoluta para las escenas de acción y un gusto pésimo para el uso indiscriminado del croma, especialmente en los primeros planos de un Dennis Hopper con pinta de haber rodado todas sus escenas "de exteriores" en un plató. Más sorprendente aún es la ausencia de los tradicionales combates protagonizados por Seagal, concentrado en este film en su tarea de desactivación de explosivos, a excepción de una pelea rodada de forma lamentable y apenas distinguible, casi al final. Y todo ello al servicio de un guión de saldo, lleno de incongruencias y situaciones involuntariamente hilarantes.

Pese a todo la película deleitará a los incondicionales de Seagal si uno se enfrenta a ella con unas expectativas muy bajas y con ganas de partirse el culo ante secuencias que son para no creérselas ante el descaro de los guionistas.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Doble de cuerpo
Doble de cuerpo (1984)
  • 6,4
    4.773
  • Estados Unidos Brian De Palma
  • Craig Wasson, Melanie Griffith, Gregg Henry, Deborah Shelton, ...
6
Esperpento depalmiano
Mamé el cine de De Palma desde muy joven. Sus películas se emitían por televisión con frecuencia. Y posiblemente por ese estilo totalmente salido de madre, me impactaron tremendamente. "Doble Cuerpo" fue una de ellas, como "Vestida para matar", "Fascinación", "Carrie", "Impacto" o "La furia". Historias que mezclaban el thriller con terror y fantasía en muchos casos, cargadas de morbo, erotismo.y una mala baba que, no podía ser de otra manera, se clavaban en el cerebro de un imberbe pre-adolescente de los años ochenta, como es mi caso. Hablo de todo su material entre 1976 y 1984. Aunque de esa misma época dejo a un lado "El precio del poder", su film más ambicioso hasta entonces y que sitúo en su cima personal junto a "Los intocables" (para mí un ejemplo de lo que debería ser buen cine comercial para todos los públicos) y "Atrapado por su pasado", una de mis películas favoritas de todos los tiempos, y reconocida por el propio De Palma como su obra cumbre, consciente después de rodarla de que no sería capaz de igualarla (así lo confiesa él mismo en el documental "De Palma", donde el director neoyorkino repasa cronológicamente su carrera, y que recomiendo a sus fans).

El resto de su filmografía, salvando "Misión Imposible" (otra buena cinta para todos los públicos), al siempre genial John Lithgow en "En nombre de Caín" y el catálogo habitual de acrobacias técnicas en "Ojos de serpiente"... por mí podría quemarse. El final de su carrera es una auténtica pena para todo aquel que hayamos disfrutado alguna vez de su cine.

Dicho esto, y sin entrar en el manido debate sobre la personalidad del cine de De Palma, el paso del tiempo y la experiencia cinéfila ponen en perspectiva la opinión que uno pueda tener de ciertas películas. En el caso de De Palma sus películas me siguen divirtiendo, y su habilidad técnica con la cámara y el montaje me fascinan más que nunca... pero también me cuesta tolerar cada vez más sus agujeros de guión, sus trampas argumentales y algunas escenas que son pura vergüenza ajena. En el caso de "Doble cuerpo" todo esto es sangrante.

Me gustaría ser tan benevolente la mayoría de reseñas que he leido sobre esta peli, pero creo que es la película de De Palma que peor ha envejecido, a diferencia de otras de la misma época como "Carrie" , "Impacto" o "La furia", que también cuentan con momentos desconcertantes pero que me parecen muchísimo más sólidas.

Un guión deslabazado, un maquillaje más propio del que usaba Alfonso Arús en su "Força Barça" televisivo, la pésima elección de Craig Wassom y Deborah Shelton (pese a su increible belleza) como protagonistas, secuencias incoherentes y que parecen de broma (la del asesinato estuvo a punto de hacerme dejar de verla recientemente porque no la recordaba tan patética)... Con todo le casco un seis porque técnicamente es impecable, por cuestiones sentimentales y porque De Palma siempre me ha caido bien.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Instinto (Serie de TV)
Instinto (Serie de TV) (2019)
  • 4,5
    759
  • España Teresa Fernández-Valdés (Creator), Ramón Campos (Creator), ...
  • Mario Casas, Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso, Óscar Casas, ...
1
La polla
¿Qué se podía esperar de una serie anunciada a bombo y platillo como la serie donde Mario Casas enseñaba el rabo y se pajeaba en la ducha? Si eso es el principal reclamo, apaga y vámonos. Por cosas como ésta el cine español sigue sin poder tomarse en serio, porque es para reir por no llorar a estas alturas del siglo XXI.

La serie es puro delirio. Me tragué varios episodios con la tele de fondo, que el tiempo es oro, mientras me dedicaba a labores caseras rutinarias. Un guaperas de éxito al máximo nivel profesional y folletil (Mario Casas) vive amargado por un antiguo mal rollo familiar con su madre (no me preguntéis exactamente qué). Casas combate su abatimiento acudiendo a un local de folleteo classy, una especie de moublé de salas oscuras y decoradas para actividades sexuales rarunas, saturado de neones y pivonazos que se pasean en pelotas apenas con una máscara, a lo Eyes Wide Shut. Pero ni su desorbitada cuenta bancaria ni las modelos a las que se trinca, ni mucho menos la sesiones de terapia psicológica que atiende, parecen servirle al pobre Mario para salir de la depresión.

El hilo principal parece ser, y digo parece porque es un auténtico batiburrillo, el interés de Mario Casas por hacerse con la custodia de su hermano menor retrasado mental (una lástima que no sea el propio Casas quien se encargue de este papel, porque daría el pego de sobra). Por ello se enfrenta a su madre (Lola Dueñas en modo choni), dispuesta también a recuperar a su hijo más joven, actualmente en un centro de atención a discapacitados donde se ocupa de él Ingrid García Jonsson.

A todo esto se interponen las tensiones laborales y sexuales de Casas con los socios de su firma, sus atormentadores recuerdos de infancia, la tutela de García Jonsson (nefasta actriz) a su hermano menor, las vicisitudes de su pobre madre, las de su psicóloga y la de la madre que las parió. Y mucha escenita presuntamente caliente. Y el Casas pajeándose en la ducha. Seriaca.

Debo estar perdiéndome algo porque llevo años oyendo elogios a la calidad actoral de Casas que yo, dejando de lado su eterno problema de dicción, personalmente no veo por ninguna parte. De todas formas Mario no desentona en absoluto con el resto del elenco actoral. Para pegarse un tiro.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Game of Thrones (Serie de TV)
Game of Thrones (Serie de TV) (2011)
  • 8,6
    112.063
  • Estados Unidos David Benioff (Creator), D.B. Weiss (Creator), ...
  • Lena Headey, Peter Dinklage, Maisie Williams, Emilia Clarke, ...
5
Sin referente escrito, Benioff y Weiss se quedaron en pelotas
Me siento realmente mal cuando un referente artístico personal, tanto musical, como cinematográfico o televisivo, como es el caso, me decepciona hasta el punto de desear borrarlo de mi memoria cuanto antes. Porque el desarrollo de Juego de Tronos me obliga a distinguir las cuatro primeras temporadas de las cuatro posteriores. El regusto tan amargo que me deja la segunda mitad de la saga ha terminado por hacerme descender su nota hasta el 5 pelado.

Y eso que fui de los que vibré y esperé con el máximo deseo todos y cada uno de los capítulos de las cuatro primeras temporadas de la serie. Disfruté de ellas al máximo, incluso de aquellas tramas que me interesaban menos, como el periplo de Daenerys para optar al trono. Quizá porque el personaje de la khaleesi siempre me cayó gordo. Pero aún así, su historia me atrapó tanto como el resto de las tramas que entrecruzaban a los numerosos personajes que poblaban los Siete Reinos y que ansiaban el Trono de Hierro. Estas primeras cuatro temporadas me sedujeron por contar con unos personajes atractivos y carismáticos que además gozaban de unos diálogos siempre jugosos. Por unas tramas bien hilvanadas. Por una mezcla de realidad y fantasía muy bien lograda. Por ser una historia basada en intrigas palaciegas y salpicada con dosis justas de acción, sexo y violencia. Por sus inesperados giros de guión. Y por mezclar con solidez todos estos ingredientes gracias a algo llamado COHERENCIA.

La quinta temporada me dio un mal pálpito. Por primera vez una subtrama de la historia chirriaba (la operación de rescate de Myrcella por parte de Jaime y Bron, que por momentos parecía sacada de Aguila Roja) y además la acción comenzaba a ganar presencia en la serie. Las escenas de combate se sucedían con mayor frecuencia, y los diálogos de las primeras temporadas parecían menos afilados. Aún así, el impactante final de temporada, (la espectacular batalla en Casa Austera, la captura de Daenerys por parte de los dothrakis y el destino de Jon Snow) compensaban de alguna manera todos esos altibajos.

Unos altibajos que se agudizaron en la sexta temporada. Temporada que se presentaba como la primera en la que los guionistas no tendrían referencia escrita por George RR Martin, ya que hasta entonces cada temporada se había basado, con mayor o menor rigor, en cada uno de los cinco libros de la saga "Canción de hielo y fuego" firmada por Martin. Y bajo mi punto de vista es aquí donde la serie inicia su descenso cualitativo. La intriga y las maniobras maquiavélicas que nos habían asombrado en las primeras cuatro temporadas quedaban definitivamente diluidas ante el despliegue de efectos visuales al servicio de unas escenas de acción rodadas, eso sí, de forma espectacular.

El viraje efectuado por la serie se cobró una víctima importante: la coherencia citada más arriba. La solidez de la mayoría de personajes se resquebrajó, siendo el caso de Tyrion el más lacerante, ya que pasaba a ser por arte de magia una caricatura del que había sido hasta entonces el personaje más astuto y taimado de la saga. Además el realismo del que había hecho gala toda la historia desapareció de un plumazo, con numerosas escenas absolutamente inverosímiles más propias del género de superhéroes. Y por si fuera poco, la proximidad del final de la serie aceleró el ritmo de la historia para dar tiempo a cerrar algunos cabos sueltos, especialmente los relacionados con personajes que habían quedado casi en el olvido. Los guionistas lo solucionaron por la vía rápida, ejecutando a muchos de ellos sin miramientos... pero dejando al espectador totalmente indiferente al ser personajes dados ya por desaparecidos. Y llegó el fenómeno que se denominó como "teletransportación": los personajes se movían por los siete reinos a la velocidad de la luz cuando temporadas atrás esos mismos viajes se resolvían en varios capítulos. Los guionistas estaban perdiendo los papeles.

Y llegamos a las dos últimas temporadas que yo, personalmente, no veo tan distintas pese a que los fans más duros citan la séptima casi como la mejor de la serie y la octava como un desastre indigno. Para mí son las peores con diferencia, además de haberse alejado totalmente a la "Juego de Tronos que conocíamos". La serie se había convertido definitivamente en una versión televisiva de la saga cinematográfica de "El señor de los anillos". Las intrigas palaciegas provocaban vergüenza ajena, y la fantasía, la acción y las batallas ocupaban el único interés del público de estas dos últimas temporadas. Las numerosas situaciones resueltas con inverosímiles deus ex machina por parte de los guionistas terminaron por sacarme de la serie.

Del final... ¿qué decir? No me sorprendió viendo la deriva de la historia desde su quinta temporada. Las reacciones furibundas de los fans son más que justificadas ante una conclusión desgraciadamente patética.

En definitiva, una serie con dos bloques muy distintos en su primera y segunda mitad. Una primera mitad que como historia de intriga y lucha de poder me pareció soberbia, y una segunda mitad mucho más convencional y dirigida a un público menos exigente y ávido especialmente de escenas de acción. A sus primeras cuatro temporadas las podría valorar con un 9. Las cuatro siguientes, y en especial las dos últimas, me hacen bajarle la nota hasta un 5.
[Leer más +]
20 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Target
Target (1985)
  • 5,6
    894
  • Estados Unidos Arthur Penn
  • Gene Hackman, Matt Dillon, Gayle Hunnicutt, Victoria Fyodorova, ...
1
Peñazo doble en Berlín
Malísima cinta con los todos los tics del peor cine de acción ochentero pese a contar con los esfuerzos de Gene Hackman por sacarla a flote. Es una tópica historia de espías de los tiempos de la Guerra Fría mezclada con una risible trama familiar entre Hackman y un Matt Dillon que se comió el papel más patético de la película, el de hijo que descubre por sorpresa el pasado como espía en medio de la búsqueda de su madre secuestrada. Dillon por momentos da pena, culpa exclusiva de unos diálogos y situaciones sonrojantes. Por lo demás, como buena historia de espías de la época, la trama es confusa y aburrida. Que no hay por donde cogerla, vamos.

Un título que sonó con fuerza durante los años ochenta del siglo XX, pero que día de hoy está francamente desfasado.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Epidemia
Epidemia (1995)
  • 5,7
    13.286
  • Estados Unidos Wolfgang Petersen
  • Dustin Hoffman, René Russo, Morgan Freeman, Kevin Spacey, ...
8
Otra de Wolfgang Petersen
La filmografía de Wolfgang Petersen en América es puro cine palomitero, fantasioso y con un tufillo patriotero yanki que tira patrás ("Air Force One", "Troya", "En la linea de fuego"...). Pero algo tiene el director germano que hace que consuma sus películas del tirón, y que termine pasando por alto diálogos y situaciones que en los films de otros realizadores me parecerían estereotipados y sonrojantes.

"Estallido" es una gran mezcla de géneros catastrófico y thriller, de ritmo trepidante y narración ligera, dejando a parte diálogos y explicaciones científicas sobre el origen y mutación del virus que pueden llegar a aturdir. La siempre estupenda dirección de Petersen y el peazo elenco de estrellas bajo su mando (Hoffman, Russo, Sutherland, Freeman más los por entonces en alza Spacey y Gooding Jr y secundarios brillantes como Patrick Dempsey y JT Walsh...) más un guión sencillo pero terriblemente sólido y trufado de todos los elementos necesarios para tener al espectador habitual de blockbusters pegado a la butaca (protagonistas carismáticos y moralmente intachables, un "enemigo" casi invencible, persecuciones aéreas espectaculares, dramas solventados en el último segundo...) hacen de "Estallido" una de esas películas que cuando la pillo empezada por sorpresa por televisión termino por verla hasta el final.

Otra día en la oficina para el señor Petersen, un orfebre del cine de acción noventero.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
La entrega inmediata
La entrega inmediata (2012)
  • 5,3
    7.748
  • Estados Unidos David Koepp
  • Joseph Gordon-Levitt, Jamie Chung, Michael Shannon, Aasif Mandvi, ...
3
Infantiloide thriller sobre ruedas
"Sin frenos" es una sucesión de secuencias de persecuciones en bici por Nueva York protagonizadas por unos mensajeros (Gordon-Levitt, Dania Ramirez) mezclados involuntariamente en una trama criminal simplona que, para darle algo de aliciente a la película, los guionistas decidieron contar mediante flashbacks incrustados de forma bastante anticlimática a lo largo de la historia.

De haber contado con una estructura narrativa lineal, sin saltos temporales, la película hubiese sido aún más convencional... pero mucho menos reiterativa, ya que los flashbacks no aportan nada que un espectador no pueda imaginar.

Por lo demás, las escenas de persecución estás muy bien rodadas, sin ser especialmente espectaculares. Básicamente son las que elevan mi nota a 3.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El justiciero
El justiciero (2014)
  • 6,2
    19.922
  • Estados Unidos Antoine Fuqua
  • Denzel Washington, Marton Csokas, Chloë Grace Moretz, David Harbour, ...
2
La respuesta americana a Amelie
Otra producción típica de Fuqua con un Denzell Washington al frente del reparto en su enésima película haciendo el mismo papel, el de "el más listo de la clase", esta vez incorporando su único registro y su risible gesticulación facial a un personaje extraña mezcla de Amelie Poulan y MacGyver. Un tipo que se desvive por mejorar la vida de sus compañeros y vecinos, ya sea recomendándoles dietas más sanas, fabricando explosivos con esmalte de uñas o rompiendo cuellos.

Estilizadísimas coreografías de acción y violencia y poco más para una película que se hace larguísima para lo que ofrece. Una pena que se utilice el nombre de The Equalizer, con el carismático y elegante Edward Woodward dando vida al ex-espía reconvertido en ángel de la guarda, para producir una película más propia del catálogo habitual de Vin Diesel o The Rock.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Carretera perdida
Carretera perdida (1997)
  • 7,4
    29.303
  • Estados Unidos David Lynch
  • Bill Pullman, Balthazar Getty, Patricia Arquette, Robert Loggia, ...
2
Otra del Lynch
Una mierda colosal sin pies ni cabeza. Pero como la filma el señor Lynch y al menos formalmente el tio es competente, pues toca alabarla. Porque sí, porque Lynch es lo más in y todo lo que hace son obras maestras. No le pongo un uno porque hay una buena ración de tetas, especialmente las naturales de Patricia Arquette, que estaba por entonces aún muy cañón.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gigantes (Serie de TV)
Gigantes (Serie de TV) (2018)
  • 6,9
    2.270
  • España Enrique Urbizu, Jorge Dorado
  • José Coronado, Daniel Grao, Isak Férriz, Carlos Librado, ...
3
Giñantes
Como siempre pasa en Filmaffinity con muchas otras series españolas, la mayoría de reseñas que encuentro anteriores a la mía apenas hacen referencia a los primeros 2-3 capítulos. Y la gente juzga la serie alegremente. No falta quien la ha descrito como la mejor serie española de la Historia... Ése es el nivel del "crítico" actual.

Escribo esta reseña muy quemado, justo tras terminar el último episodio de una serie que me fascinó en su primera temporada pero a la que suspendo sin remisión trás el visionado de su segunda tanda de capítulos. ¿Cómo pueden haberse cargado una serie así? No puedo creer que detrás del ¿guión? de la segunda temporada esté Enrique Urbizu, mi director español favorito, el mejor realizador de thrillers y policíacos de este país en muchos años, al menos bajo mi punto de vista.

Porque La segunda temporada está plagada de escenas de pura vergüenza ajena, de no creerte lo que te están contando. Y muchos momentos de risa floja ante el delirio alcanzado por unos guionistas que indudablemente perdieron los papeles y decidieron cerrar la serie a tiro limpio, incapaces de encajar todas las tramas de la historia, que además no eran tantas, pero que de tanto retorcerlas terminaron por romperlas en mil pedazos.

Una auténtica pena, sobre todo después de disfrutar de una primera temporada con aroma al mejor Urbizu. Esos primeros seis episodios de "Gigantes", con sus altibajos, que también los tienen, conformaban una suerte de película de seis horas del mismo estilo y hechuras de "La caja 507" y "No habrá paz para los malvados", los dos grandes policíacos de Urbizu. Sin olvidar la divertidísima "Todo por la pasta", cuyo negrísimo sentido del humor la sitúa en otro escalafón dentro del mismo género, y de "La vida mancha", una especie de thriller diferente y contenido que demuestra que no hace falta tirar de artillería para asentar las bases del buen cine negro.

En su primera mitad, "Gigantes" nos cuenta, quizá con demasiada urgencia, la historia del clan Guerrero cuyo patriarca, Abraham Guerrero (buen Jose Coronado), domina con puño de hierro y echando mano de la violencia como primer recurso los bajos fondos de un barrio madrileño del que es amo y señor. Sus tres hijos (compliendo con los arquetipos del mayor como canalla y violento vividor, el mediano como gangster frío, cultivado y refinado, y el benjamín como buenazo aunque bastante pardillo que trata de escapar de su entorno criminal) tomarán con el tiempo el relevo del envejecido Abraham, para terminar luchando entre ellos por hacerse con el puesto del padre. Una historia mil veces vista sobre la adicción al poder en todos los ámbitos, la corrupción que se apodera de los que lo ejercen y las intrigas que se generan y entrelazan entre todos los que lo desean. Pero una historia inicialmente interesante y bien narrada. Gangsters cañís, políticos y periodistas. Otra "La caja 507" ambientada esta vez en la capital y con mucha más mala uva. La cosa prometía.

El último capítulo de la primera temporada mostraba ciertos tics a los que no di mayor importancia tomándomelos como pequeños "cliffhangers" de cara a la segunda temporada que debía cerrar la serie. Desgraciadamente me equivoqué.

Continúo más abajo con lo mejor y lo peor, y comentando spoilers.
[Leer más +]
34 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Especies
Especies (1995)
  • 4,7
    11.811
  • Estados Unidos Roger Donaldson
  • Natasha Henstridge, Ben Kingsley, Michael Madsen, Alfred Molina, ...
1
Tiran más que dos carretas... hasta un límite
Horrendo film de ciencia-ficción que no tiene por donde cogerse.

Un bicho extraterrestre con el cuerpazo de Natasha Henstridge se pasa la película buscando echar un casquete para reproducirse en masa y barrer el planeta Tierra. Un grupo científico de élite tratará de encontrarla y detenerla a tiempo para que esto no ocurra. Un argumento mil veces visto en el género de la ciencia-ficción al que un Roger Donaldson en horas muy bajas y unos guionistas sin pizca de talento convirtieron en una auténtica bosta.

Quien busque una película de ciencia-ficción entretenida pero sin pretensiones, inteligente, sin diálogos sonrojantes y tremendamente divertida, que huya de "Species" y le eche un ojo a "Hidden", titulada en España como "Lo oculto", un modesto film de serie B firmado ocho años antes por Jack Sholder y que cuenta con muchas similitudes a esta "Species". En el film de Sholder dos alienígenas llegan a la Tierra, uno (interpretado por Kyle McLachlan) en son de paz, pero con la misión de cazar y eliminar a un alienígena enemigo que una vez en nuestro planeta es capaz de "tomar" el cuerpo de cualquier ser vivo. Los humanos "invadidos" son fácilmente identificables por su repentina avidez por el sexo, la velocidad al volante y el heavy metal. Un surrealista y cachondo argumento que aún así funciona a las mil maravillas por la sencillez y efectividad de su guión. Nada de esto sucede en "Species".

Mención especial para su desubicado elenco de actores, escogido como por azar para la ocasión. Y para las dos tetas y el culazo de Natasha Henstridge. Aunque no salvan la película de la quema.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un parfum de sang (TV)
Un parfum de sang (TV) (2015)
  • Francia Pierre Lacan
  • Anny Duperey, Julie De Bona, Alain Doutey, Salim Kechiouche, ...
4
Aroma a folletín
Telemovie francesa con todos los ingredientes posibles del thriller clásico mezclados con un resultado que, más que a perfume, acaba oliendo a potaje casero de los duros: sabroso por momentos pero propenso a la indigestión galopante por la cantidad de elementos arrojados a ojo dentro de la olla.

El film narra la investigación llevada a cabo por la policía de una localidad campestre francesa tras el asesinato del padre de familia y cabeza de una reputada marca de perfumes que basa su producción en métodos tradicionales. El descubrimiento de su cadáver saca a la luz todas las intrigas e intereses de cada miembro de la familia, así como de otros trabajadores de la empresa.

La película es un whodunnit de manual, con un guión que salpica de sospechas a todos los protagonistas del film, personajes todos ellos de pasado turbulento y con sus propias motivaciones como para haber llevado a cabo el crimen. La tensión y el misterio se mantienen hasta el final, resuelto eso sí de una forma bastante rocambolesca y peliculera.

Sencilla, con actuaciones efectivas. Película de sobremesa de domingo, sin duda alguna.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Cuando cae la oscuridad
Cuando cae la oscuridad (1987)
  • 5,9
    2.330
  • Estados Unidos Kathryn Bigelow
  • Adrian Pasdar, Jenny Wright, Lance Henriksen, Bill Paxton, ...
6
Interesante propuesta vampírica
Mucho antes de ganar su celebrado Oscar por "En tierra hostil", Kathryn Bigelow firmó unas cuantas películas, si no redondas, al menos muy interesantes en sus propuestas como "Acero azul", esta "Near Dark" o su título más destacable y sólido bajo mi punto de vista, "Días extraños", de la que me atrevería a calificar como la mejor película de su carrera.

"Near dark" (su título en castellano es, una vez más, bastante ridículo en comparación al original) cuenta con no pocos defectos, destacando una falta de ritmo alarmante, especialmente para el espectador actual (2018). Aún así, al menos en su primera mitad, la refrescante historia vampírica que nos presentan Bigelow y Eric Red es tan enigmática y sugestiva como para disfrutar del lento proceso por el que Caleb (correcto Adrian Pasdar) está a punto de convertirse en vampiro por el amor de Mae (una excelente Jenny Wright, de una sorprendentemente corta carrera interpretativa).

Con todo, esta presentación de personajes y de conflicto tan alargada no es el mayor problema del film. La escena de acción con la policía (sorprendentemente chapucera tratándose de una directora especializada en cine de acción), más una segunda mitad de película donde, a diferencia del principio, todo sucede de manera abrupta, y un final excesivamente convencional, lastran una película que podría haber dado para mucho más y que pierde con los revisionados, tal como me ha sucedido hoy mismo...

De todas formas, no hay que olvidar que "Near dark" no deja de ser una película pequeña, que no funcionó en taquilla en su época, pero que se ganó la etiqueta de "de culto" por el innovador universo vampírico de su fórmula, así como por el carisma y buen hacer de su elenco principal (Jenette Goldstein y esencialmente Lance Henriksen llenan la pantalla sólo con su presencia, y Bill Paxton sobreactúa como siempre, pero tengo debilidad por este actor). Una película enterrada en el olvido hasta que volvió a generar cierto interés veinte años después, cuando Bigelow se hizo con el primer Oscar a la Mejor Dirección otorgado a una mujer.

Interesante para fans de historias vampíricas y estudiosos de la carrera de su directora.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Take The Ball Pass The Ball (Toca y pasa el balón)
Take The Ball Pass The Ball (Toca y pasa el balón) (2018)
  • 6,7
    862
  • España Duncan McMath
  • Documentary, Xavi Hernández, Josep Guardiola, Leo Messi, ...
6
Testimonios interesantes, imágenes mareantes
Para los que vivimos en Cataluña y "sufrimos" a los medios de comunicación locales, de una devoción cuasi-religiosa por el FC Barcelona, que reviven día sí y día también hasta la más minúscula hazaña del club, este documental no aporta nada que no sepamos de sobra sobre un equipo que sólo puede calificarse de legendario y que en los últimos 15 años ha dominado el futbol español con mano de hierro, cosechando de paso los mejores resultados de su historia en Europa y ganándose por el camino a legiones de fans de todo el mundo gracias a su apuesta por un espectacular fútbol de toque.

De todas maneras, tal como apunta una crítica anterior, el guión del documental es interesante pero está literalmente cojo. Empezando por su estructura, el documental es tremendamente desordenado. En lugar de seguir un orden cronológico, Duncan McMath decide que la narración comience ni más ni menos que en 2011, cuando el FC Barcelona y el Real Madrid disputan una de las semifinales de la Champions League. A partir de ahí la historia va saltando por una imaginaria linea de tiempo que cubre desde 1988, cuando Johan Cruyff llega al FC Barcelona como entrenador, hasta 2012, momento en que Pep Guardiola abandona el club. Si bien el documental hace hincapié obviamente en el período entre 2008 y 2012, hay demasiados momentos y acontecimientos tanto de esa época como, especialmente, de épocas anteriores por los que el documental pasa demasiado de puntillas.

Los cinco años de Frank Rikjaard al frente del equipo, especialmente los tres primeros, son claves para entender lo que llegaría a continuación. Rikjaard otorgó galones de comandante, adelantándole la posición en el campo, a un Xavi Hernandez hasta entonces en roles secundarios, dio la alternativa a jugadores clave como Valdés, Iniesta o Messi, y fue el primer entrenador del club en mezclar con éxito la filosofía ofensiva de Cruyff con los conceptos defensivos más propios de Arrigo Sacchi adquiridos por Rikjaard durante su etapa en el AC Milan.

Guardiola se encuentra con una plantilla extraordinaria pero deprimida tras dos años de fracasos. La trayectoria del equipo durante su primera temporada al completo, pasando de un inicio titubeante y peligroso (una derrota en Soria y un empate en casa) a un final estratosférico (apenas hay referencias al 2-6 en el Santiago Bernabeu, posiblemente el mejor partido de ese equipo en todo el año y uno de los mejores de la era Guardiola) es resuelta de un plumazo por Duncan McMath, más interesado en centrarse en los enfrentamientos Barça - Madrid de la temporada 2010-211 y en las finales de Champions de 2009 y 2011.

Por contra, es más que destacable en el documental la historia sobre el posible fichaje de Jose Mourinho en 2008 como entrenador del FC Barcelona, un tema casi tabú en los medios de comunicación catalanes, y entre los fans del Bará en general, que ven en Mou al mismísimo demonio, cuando sólo su elevado caché impidió su llegada al Camp Nou ese verano, lo que hubiese cambiado la historia del fútbol (a peor) y la del propio Mou, quien posiblemente sería ahora idolatrado por buena parte de la afición culé.

Con todo, el documental es interesante para cualquier seguidor del FC Barcelona. Las entrevistas valen la pena, aunque no tanto el fondo de imágenes, montadas en ese estilo vertiginoso y mareante tan de moda en las islas británicas en los últimos años. Una pena porque impiden disfrutar de lo más importante de esta película: el fútbol y sus protagonistas sobre el terreno de juego.
[Leer más +]
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
30 for 30: Celtics/Lakers: Best of Enemies (Miniserie de TV)
30 for 30: Celtics/Lakers: Best of Enemies (Miniserie de TV) (2017)
  • 8,0
    436
  • Estados Unidos Jim Podhoretz
  • Documentary
9
Oro puro
Extraordinario documental de tres capítulos perteneciente a la serie 30 x 30 de la cadena de televisión ESPN, que cuenta con unas cuantas joyas ya en su catálogo. A este "Celtics - Lakers: Best of Enemies" no lo califico con un 10 simplemente porque ya conocía bastante bien su contenido como aficionado al baloncesto NBA desde los años 80 y porque, como digo más arriba, ESPN tiene otros capítulos de esta serie absolutamente memorables entre los que recomendaría otro título sobre baloncesto como "Once brothers" (aquí titulado "Hermanos y enemigos"), de una carga emocional superior a éste, o "Catching hell", centrado en las desventuras de un desafortunado seguidor del equipo de baseball Chicago Cubs.

"Celtics - Lakers..." da a conocer la rivalidad legendaria que convirtió durante décadas a los Boston Celtics y a los Los Angeles Lakers en los dos equipos más populares y poderosos de la NBA. Este capítulo, pese a estar dividido en tres partes de desigual duración, podría dividirse en dos mitades por su contenido. Una primera mitad que explica la génesis de esta rivalidad, cimentada esencialmente en la década de los 60, donde los Celtics dominaron la competición de una forma jamás vista, superando a los Lakers en las siete finales en que se vieron las caras, y que alcanza hasta 1979, momento en que las dos figuras más excitantes del baloncesto universitario, Magic Johnson y Larry Bird, dan el salto a una liga profesional en horas bajas, tras haber liderado a sus respectivos equipos hacia la final universitaria más vista en la historia de la televisión norteamericana. Y como si de un guión literario se tratase, lo hacen fichando por dos enemigos antagónicos, añadiendo a la ya de por sí tensa rivalidad entre Celtics y Lakers la pugna germinada en la final universitaria disputada en Utah entre las universidades de Indiana State (Bird) y Michigan State (Johnson).

La segunda mitad del documental se centra en la década de los ochenta donde Bird y Johnson reinarían como monarcas absolutos de una competición, la NBA, que gracias a ambos renacería de sus cenizas para convertirse en la más excitante y popular del planeta. Esta segunda mitad realiza un análisis pormenorizado de las tres finales disputadas casi de forma consecutiva (1984-1987, con el paréntesis de 1986 donde los Houston Rockets impidieron la que posiblemente habría sido la final más igualada entre ambos equipos) y cuenta con el testimonio de casi todos los protagonistas que hicieron de aquellas finales uno de los mayores espectáculos de la historia del baloncesto. En el aspecto de las entrevistas es todo un acierto el protagonismo que se da a gente tan locuaz como ML Carr o Cedric Maxwell, ejemplos de lo importante que pueden llegar a ser dos jugadores con papel secundario (Maxwell) o incluso marginal (Carr) en el funcionamiento de un equipo de cualquier deporte,

Sin duda, el documento definitivo sobre una de las rivalidades más legendarias de uno de los deportes de equipo más bellos, si no el que más, de los que se puede disfrutar.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Protegiendo al enemigo
Protegiendo al enemigo (2012)
  • 6,1
    21.574
  • Estados Unidos Daniel Espinosa
  • Ryan Reynolds, Denzel Washington, Brendan Gleeson, Vera Farmiga, ...
2
Bourne de baratillo
Insufrible e interminable corre-que-te-pillo ambientado en Sudáfrica que trata de emular en estilo y en su relato a la saga Bourne, pero con unos resultados decepcionantes. Tras un inicio interesante la historia se hace predeciblemente aburrida. Y a diferencia de para tantos otros usuarios, la presencia de Denzel Washington no es para mí ningún alciente, sino más bien un drama. Este actor lleva haciendo el mismo papel desde que debutó, y de eso hace ya tres décadas. Siempre en su papel de tipo más listo que nadie, inmutable ante las situaciones más adversas y peligrosas... Es tan perfecto e intocable que se hace absolutamente insoportable y hostiable, y obviamente nada creible.

La película se apunta al cine de acción actual plagado de escenas con accidentes automovilísticos que acabarían con la vida de cualquier mortal, pero que en estas películas tan sólo provocan una leve mareo a los tripulantes de los vehículos.

El final con moralina gruesa no ha hecho sino rebajar mi nota. Tru-ña-zo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aliens
Aliens (1986)
  • 7,4
    82.052
  • Estados Unidos James Cameron
  • Sigourney Weaver, Paul Reiser, Lance Henriksen, Michael Biehn, ...
9
Una de las mejores secuelas de la Historia
No sé si James Cameron sabía dónde se metía eligiendo dirigir la secuela de una de las mejores películas de la Historia del Cine de ciencia-ficción y terror (Alien, 1979). Pero el riesgo valió la pena y se sacó de la manga un peliculón dentro de un subgénero de aventuras que podríamos titular "grupo reducido frente a enemigo aplastante". Angustiosa película de acción y terror, digna de la película original, de la que es una coherente continuación a diferencia de lo que vendría en futuras secuelas. Grandiosos efectos visuales ANALÓGICOS para unas magníficas escenas de acción. Una acción que tarda casi 45 minutos en estallar, algo impensable en el cine palomitero a día de hoy.

No le casco un diez por ese evitable, gratuito (que la reina suba a la nave de rescate sin que se entere nadie en las condiciones en que sucede todo no se lo cree ni Perry) e interminable final tan clásico del cine de Cameron. Y porque la primera me parece un peliculón redondísimo.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil