arrow
10
La fuerza del destino
Aunque esta película haya tenido alguna que otra mala crítica yo la encuentro extraordinariamente entretenida y muy romántica. Es la fuerza del destino totalmente, y vale la pena disfrutarla e incluso repetirla. Cuanto más la veo más me gusta. Se nota la buena química en la interpretación por parte de Ashton Kutcher y Amanda Peet. Es divertida en muchos instantes y por supuesto, el argumento engancha para no quitar la vista de la pantalla. Es preciosa sin duda. No todas las comedias románticas tienen ese gancho; además que durante el filme van sonando muy buenas canciones que te transportan más a la historia vivida entre estos dos personajes. Gran trabajo de dirección por parte de Nigel Cole; lo que quería transmitir lo ha conseguido.
[Leer más +]
23 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La mejor comedia romántica actual
"El amor es lo que tiene" o "A lot like love" (su título original) es quizás la comedia romántica por excelencia de los últimos años y te transmite una gran sensación de bienestar al verla.

Nigel Cole firma aquí su mejor registro en el que une esta vez a Ashton Kutcher y Amanda Peet una sociedad con la que acierta de lleno ya que realizan la comunión perfecta con dos personajes realmente diferentes.

Dos jóvenes se conocen en un avión. Oliver (Kutcher) está recién graduado en la universidad y tiene ya un futuro marcado en la vida. Emily (Peet) es el polo opuesto, libre por naturaleza a quien le atrae la espontaneidad y los desenfrenados extremos. Dos formas de ver la vida incompatibles. A pesar de que ambos continúan con sus vidas, Oliver y Emily no obstante parecen no poder olvidarse del todo. El destino les junta por casualidad en ocasiones puntuales, cambian de carrera y relaciones, siempre parece haber mucho que los separe; pero aún así, también existe algo totalmente inexplicable que los une. Hay algo en la forma en que ríen juntos, la forma en que conversan, la forma en que siempre parecen apoyarse el uno al otro cuando las cosas se están desmoronando.

Tienen ambas carreras muy prometedoras. Ashton muy lejos ya de las idioteces de films como "Colega donde está mi coche" y de su imagen como modelo de Kalvin Klein, realiza en esta obra el papel de chico tímido, emprendedor y la verdad es que lo borda. Peet aun está mejor que él con unos gestos y una mirada que traspasa la pantalla y que te explica a la perfección lo que siente y padece en cada momento y su personaje evoluciona bastante con el paso de los años y eso Amanda lo ha sabido llevar perfectamente a escena. Es un actriz con un futuro excepcional.

La fotografía y la BSO son excelentes sobre todo destacar el tema "If You Leave Me Now", una balada del grupo Chicago que suena en un momento de la película.
[Leer más +]
17 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Está mejor de lo que me esperaba
Estoy de acuerdo con las demás críticas en que esta es una película muy simple, del tipo "chico conoce chica; chico y chica tienen dificultades para estar juntos.. ect", y que no aporta nada en absoluto al cine.

Sin embargo, debo decir varias cosas en su favor:

Los actores están muy bien (aunque sus papeles no sean nada del otro mundo), sobre todo él. Ashton Kutcher interpreta un chico sencillo y graciosillo sin exagerar, sin muecas, con transparencia...

Hay bastantes momentos graciosos, o simplemente amenos. Es decir, no es la típica comedia romántica y odiosa tipo "Planes de boda", donde se supone que es gracioso que a alguien se le queden pegados en la mano los genitales de una estatua..

Es entretenida, y apenas hay momentos empalagosos.

Podría ser algo así como la versión comercial y muy simplificada de "Antes del amanecer" (que conste que esta es una de mis películas favoritas, y que es muuuucho mejor que "El amor es lo que tiene").

Así que para pasar el rato está bien.
[Leer más +]
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Emily & Oliver
Dejándome llevar por mis instintos masculinos sigo desde hace tiempo la carrera de Amanda Peet una chica que la verdad sea dicha me magnetiza. Serán sus ojos azules, su sonrisa, su voz, sus aires, que la cámara la trata denostadamente bien o sencillamente que es muy guapa ella pero es que se me pasa el tiempo muy rápido viéndola actuar. Y esto es sinónimo de entretenimiento y por lo tanto de buen rato delante de la pantalla. Encasillada en el entertainment americano destinado a la comedia romántica es justo decir que cuenta ya en su carrera con varios títulos de renombre y que Woddy Allen contó con ella sin dudar para hacer una de sus mejores películas a mi juicio de su última época: "Melinda & Melinda". Si a esto le sumamos unos cuantos papeles secundarios en cintas de éxito y cierta calidad como "Identidad" o "Syriana" más una aparición genial en la fantástica serie "Studio 60" pues tenemos aquí una justificación cinematográfica a una debilidad personal.

Centrándonos en el film, este no deja de ser una historia más de amor de las que en la realidad difícilmente ocurren y que por eso nos gusta tanto verlas en la pantalla. Una serie de coincidencias, unas cuantas citas inolvidables, un par de sitios bonitos para ambientar el asunto, una música que acompaña y un feeling entre los actores y tenemos la historia que buscábamos. Su directora además la rueda muy bien. Nigel Cole, que ya me gustara en "El Jardín de la Alegría" donde esa entrañable abuelita plantaba marihuana en su jardín para sobrevivir, se centra al principio en presentarnos una historia sin demasiados sentimentalismos y poniendo trabas, sobre todo en la personalidad de Emily (Amanda), a su relación con Oliver (Ashton Kutcher). Evidentemente la historia fluye hacia la lágrima y el final feliz pero lo hace de un modo que cuando te das cuenta estás dentro y no te ha ahuyentado. Creo que esta es la gran virtud de la película.

Escapando de mi fervor ya explicado anteriormente, de ahí el ocho, si hay que decir que es una comedia romántica de las que se pueden ver y que nada tiene que ver con el bajísimo nivel en el que habitualmete está sumido el género, sobre todo en su vertiente americana. Por lo que veo coincido también con otros usuarios en este aspecto con lo que tenéis aquí otro motivo más para dedicarle un ratito a la guapísima Amanda y a su historia de amor. Que os divirtáis.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Ni me acordaba de haberla visto!!
¿Serán estos los primeros síntomas de un Alzheimer incipiente???
Porque resulta que me he puesto a ver esta película (incluso antes revisé algunas de la críticas aquí colgadas para ver qué opinaba la gente...), y cuando llevaba diez minutos, he empezado a darme cuenta de que...ya la había visto, y ni siquiera me acordaba!!!

Puede que diga mucho de mí y de mi estado mental, o tal vez también diga mucho de la película en sí...porque cuando ni siquiera te acuerdas de haberla visto..eso no debe de ser muy buena señal para la peli, ¿verdad?

No sé, tal vez pase un año y me vuelva a olvidar de ella, y la vuelva a ver, y esa vez puede que la puntúe más alto...mi opinión de ahora (ya que no recuerdo la que tuve la primera vez que la vi) es que no está mal sin llegar a estar bien, que hay mejores películas, aunque también las hay peores...y que esperemos que el género remonte definitivamente el vuelo y vuelva a sorprendernos como lo hizo antaño...con películas que nunca (por tiempo que pase) podemos olvidar.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Y lo que tiene es un rollo
Al menos, según Nigel Cole. Aburridísima comedia romántica a la que se le hace un favor con esta etiqueta: de romance tiene muy poco pero es que de comedia es menos cero, pues no hay mera sombra de sonrisa, aunque de hecho, tampoco hay ningún intento de provocarte algo de gracia. Sea como fuere, "El amor es lo que tiene" o "A Lot Like Love" en su original en inglés, viene a ser como "Antes de Amanecer" (1995) pero en plan indie, siglo XXI, es decir, carente de cualquier atisbo de magia, inteligencia o sensibilidad. Lo contrario, una historia tremendamente plana, además de boba, que se desarrolla del modo más soso posible. Son 107 minutos pero en verdad te se hace eterna.

A esto hay que sumar que el único reclamo de verdad, que es Ali Larter, sale unos tres minutos en total, en tres escenas aisladas de un minuto de duración cada una. Y yo que pensaba que iba de hacer de la "otra", es decir la mujer perfecta a la que iba acabar abandonando el protagonista. Nada, un relleno con dos o tres líneas de guión. El caso es que el resto del metraje se lo reparten Ashton Kutcher y Amanda Peet, casi siempre juntos y casi siempre haciendo el lelo, para una trama que queda reducida entre "se quieren" y "se quieren", pero eso sí, sin darse demasiada cuenta. A mí, estas relaciones desprovistas de pasión, pero sí de fornicio me repatean. Por lo menos, no es ordinaria.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
"No digas nada. Lo estropearás"
El título de mi crítica es una coletilla que suelen repetir los protagonistas, porque temen poner en palabras lo que sienten en el fondo. Las palabras, una vez pronunciadas, no se pueden retirar.
Curiosa, divertida y distendida la relación que mantienen Oliver y Emily. Él tiene la inquietud de planificar su vida e ir alcanzando los objetivos que se marca. Ella es un alma inquieta, llena de inseguridades, una veleta que cambia impredeciblemente de dirección. Tal vez sea por eso de que los polos opuestos se atraen, o que se complementan, pero la cuestión es que estos jóvenes tan dispares hacen realidad la máxima del "ni contigo ni sin ti". Son islas a la deriva que a veces se cruzan, y sus encuentros siempre están repletos de diversión, atracción, fuegos artificiales y aventuras. Todo parece marchar perfectamente así para ellos, que no están hechos para comprometerse el uno con el otro. Sin embargo, con el paso del tiempo se van dando cuenta de que tal vez se necesitan más de lo que quieren admitir, y tal vez llegue un momento en que sea demasiado tarde para ellos si continúan con ese flirteo intenso y esquivo.
Entretenida película que nos regala toda la emoción de la juventud, de la pasión, de la diversión, de vivir aventuras sin rumbo fijo y sin destino, simplemente porque sí, porque se es joven y se tienen muchas ganas de beberse la vida. Sin empalagos, con un romanticismo desenfadado, muchos toques de humor y, a veces, de drama. Se ve que los actores se lo pasaron en grande, tenían mucha química y tal vez improvisaron bastante, lo que da naturalidad a su particular relación.
Agradable y se pasa un buen rato.
[Leer más +]
8 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Una película que es mejor perderse
Una película que es mejor perderse. Tras un principio relativamente prometedor, con un par de personajes que podrían dar lugar a situaciones, al menos, curiosas, la película se convierte en un auténtico ladrillo.

Los personajes sufren una transformación a arquetipos ñoños, perdiendo el (poco) interés que tuvieran, y a partir de aquí se convierte en la típica comedia romántica infumable, con lo peor de este género: situaciones previsibles, diálogos que hacen sentir verguenza ajena, etcétera.

En fin, si no la has visto, mejor que dediques este tiempo a ver otra película más interesante, leer un libro, o mirar a la pared por si cambia de color.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Cole, vuélvete a la Gran Bretaña, hombre.
El director británico Nigel Cole debuta con esta historia en el cine yanqui y la caga hasta las trancas. Ese peculiar estilillo british que hasta entonces le había granjeado el favor de la crítica (aunque no el mío, puesto que nunca me ha convencido demasiado) desaparece por completo y se lanza de cabeza a la más repugnante comercialidad con esta topiquísima "comedia romántica" de ínfima calidad.

Hay que reconocer que el hombre hace un esfuerzo importante por escapar del edulcoramiento propio del género, lo cual es muy de agradecer, aunque en la huída cae en la más absoluta sosería y en el más terrible petardeo.

De los dos protagonistas tal vez se salva una mijilla Ashton Kutcher, que a pesar de tener una cara pelín tontorroncilla e insulsa, el muchacho se curra el personaje y consigue al final incluso despertar cierta simpatía. Desde luego sin exagerar.

En definitiva, a juzgar por lo que vemos en la comedia romántica americana, el amor lo que tiene es que es insoportablemente aburrido y espantosamente previsible. Un asco.

Lo mejor: en esta comedia no salen niños. Bueno, sí, sale uno pero es pequeño y no habla.

Lo peor: todo lo demás.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
simple
una película que trata básicamente el amor y el destino, la vida nunca sale como la planeas y el amor tampoco. Es una película con momentos tiernos y románticos a veces de gran intensidad, pero le falta algo de fuelle, cuando la película parece coger ritmo antes de darte cuenta lo pierde y así una y otra vez, el final quizás sea un poco flojo.
La película en general está bien, si rescatamos los mejores momentos, pero es una película a la que le falta profundidad y constancia.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Cuánto mejor si no existiese esta película ( Volumen 2 )
Otro ejemplo más de cine de género tonto, patrimonio exclusivo de los americanos. Decir que es una comedia es hacerle un favor. Realmente es una notable estupidez que puede sorprender a la persona que no haya visto ninguna otra pelicula, entonces sí estaríamos ante un film original. El señor Nigel Cole y los guionistas ( sean quienes sean y mejor que no sepamos sus nombres ) nos venden una historia de amor rancia como pocas sin un atisbo de novedad, sin una porción de sorpresa, nada. Mención aparte para la banda sonora ( es decir, una canción igual a la anterior tras otra ) que sin duda resaltará la bonita historia de amor de entretiempo de estos dos tortolitos que de existir en realidad habría que encerrarlos en un psiquiátrico. Sueño con el día en que se dejen de hacer más películas como ésta, pero en fin, hay gente para todo. Es, eso sí, altamente recomendable para parejitas en fase alucinatoria.
[Leer más +]
5 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Afortunadamente el amor es otra cosa
Nigel Cole, el director de "Las chicas del calendario" y "El jardín de la alegría", dirige esta irregular comedia romántica sobre los breves encuentros ocasionales de un chico y una chica a lo largo de seis años. La historia nunca termina de funcionar pues además de no tener ritmo y narrar algo muy poco verosímil, tene un final de lo más predecible, quitando cualquier tipo de sorpresa al film. Hay pocos gags que rápidamente dejan paso a un melodrama barato que trata torpemente de jugar con los sentimientos del espectador, pues la forma en que se suceden las diferentes tramas resulta del todo anormal. Lo mejor de la película es la espléndida Amanda Peet, radiante en todo momento; pero su partenaire, Ashton Kutcher, cuya cara de tonto es difícilmente soportable, nunca termina de creerse su papel, demasiado rígido y poco expresivo. Se ha englobado esta cinta dentro del género de la comedia, pero salvo unos pocos momentos puntuales, hay más drama sentimentaloide que otra cosa, así que no se engañen.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
refrescante
Es cierto que es una pelicula tradicional, pero muy refrescante, excelente si deseas soñar un poco, soñar es de valientes, quié sabe si se hace realidad?. Hay que creer en algo lindo aunque no sea, sino para qué vivir?
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Película romántica que cumple las expectativas
Si esperas algo transcendental, en esta película no lo encontrarás. Si esperas una comedia romántica, dulce y sin complicaciones, encontrarás una encantadora película con una perfecta elección de la banda sonora, una interpretación acorde y sobretodo, muy entretenida. Sin pretensiones, consigue lo que busca, enternecer al expectador ansioso de un par de horas de romanticismo. Ideal para el gran público y no apta para mentes encerradas en el cine de intelectualidad.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Mejor de lo que esperaba.....
Es una película que aunque es absolutamente previsible, tampoco hay que ser un lince para suponer el final, me resultó entretenida.

Para mi lo mejor es la banda sonora.

También me gustó que recrea muy bien la realidad en la que muchas personas se encuentran hoy en día, en el sentido de no saber que hacer con nuestra vida, de dar tumbos de aquí para allá por trabajo o de no querer comprometernos, de etapas de éxitos y fracasos.......Vamos, de las vueltas que da la vida.......
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Que siete años no son nada... ¿o sí?
Sorprendente, por lo positivo, buena comedia romántica. Sin romper ningún tópico al menos está bien interpretada, tiene buenos diálogos y los secundarios no son meras marionetillas para soltar unas risillas y entrar o salir de los decorados.

Las peripecias sentimentales de una pareja que se encuentra y desencuentra durante casi una década contada con buen gusto. Probablemente por eso pasó sin pena ni gloria por las carteleras.

Lo mejor: La química entre una simpática Amanda Peet y un correcto (sí, sorprende) Ashton Kutcher. Jeremy Sisto en uno de sus breves y ya típicos cameos de 5 minutos.

Lo peor: No aporta nada nuevo y es predecible del principio al final. La imitación a Bon Jovi (típica americanada).
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El amor es lo que tiene....y lo que tiene no defrauda
Una de las películas románticas mas bonitas del último cine americano, en donde un encuentro casual, pasa a ser amor a primera vista y ese amor en flechazo.
La película te lleva a lo largo de 6 años por la vida de los protagonistas, sencillos , bien estructurados y sobre todos personajes que se hacen de querer, porque tienen inquitudes y nos podemos ver relejados en ellos perfectamente.
Las interpretaciones son perfectas, Ashton Kutcher hace su mejor papel hasta el momento (llegando a superar su interpretación, en el Efecto Mariposa) y Amanda Peet está preciosa y encantadora, su mirada ilumina cualquier escena de la película.
El film contiene escenas memorables, como cuando ellos posan desnudos bajo la luz de la luna en medio del desierto, así como otras muchas que se te quedarán grabadas una vez la hayas visto, a esto se suma una banda sonora perfecta y acorde con el tono del film, romántica, melancólica, nostálgica pero sobre todo muy positiva, porque al fin y al cabo es una película que trata del destino.
La recomiendo para los fans de las pelis románticas, porque es un placer su visión.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una buena comedia romántica
Es bastante entretenida y original, se pasa genial viéndola y no aburre en ningún momento.
Ashton Kutcher y Amanda Peet están deliciosos en sus papeles, el único problema que puede tener la historia es que quizá se hace algo repetitiva, y que en ciertos momentos recuerda a "Serendipity" y en comparación con ésta, pierde bastante.
Una buena comedia romántica que recomiendo a todos los amantes del género.

Actor principal (Ashton Kutcher): 7
Actriz principal (Amanda Pet): 7
Dirección: 5
Guión: 6
Subtotal: 6.2
entretenimiento: 0
Total: 6.2
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cumple las expectativas, ya que son pocas
Otra mas de las comedias románticas que salen de la fábrica de Hollywood en paquetes de 20 como los cigarrillos. Algunos se quejan de su idealismo, pero no lo es el amor? Si marca un poco la diferencia es por algunos momentos de risa/ridículo que la hacen mas llevadera. La clave? Mirarla desinteresadamente. Sin películas tontas y facilonas no recordaríamos lo difícil que es hacer una pelicula de este genero que valga la pena.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Auténtica
Esta película me ha resultado una comedia romántica interesante, diferente. No es nada artificiosa, empalagosa o pastelosa, sino que asombra por el tono realista que se adquiere para contar la historia de amor de Oliver y Emily, cosa nada común en el género... Tiene un ritmo tranquilo que transmite autenticidad, como auténtica parece la relación entre los dos protagonistas, muy natural. Vemos como las personas cambian y maduran con los años y cómo por muchos planes que hagamos al final las cosas salen de una manera distinta a como las habíamos planeado, y el amor no es una excepción en este tema. La fuerza del destino sin duda un buen tema para una comedia romántica, y películas como "Serendipity", "Dos Vidas en un Instante" o la presente son un buen ejemplo de ello. Ashton Kutcher no está muy allá, pero su interpretación simplona le queda sorprendentemente como anillo al dedo a su personaje y se complementa a la perfección con Amanda Peet, que cuaja la mejor interpretación de la película. Es lo que podemos llamar química. Una comedia romántica con estilo, sangre nueva para el género.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo