arrow

Los descendientes (2011)

Los descendientes
Trailer
6,5
43.374
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Matt King (George Clooney), casado y padre de dos niñas, se ve obligado a replantearse la vida cuando su mujer sufre un terrible accidente que la deja en coma. Intenta torpemente recomponer la relación con sus problemáticas hijas -la precoz Scottie, de 10 años (Amara Miller), y la rebelde Alexandra, de 17 (Shailene Woodley)- al tiempo que se enfrenta a la difícil decisión de vender las propiedades de la familia. Herederos de la realeza hawaiana y de los misioneros, los King poseen en Hawai tierras vírgenes de un valor incalculable. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Descendants
Duración
110 min.
Estreno
20 de enero de 2012
Guion
Alexander Payne, Nat Faxon, Jim Rash (Novela: Kaui Hart Hemmings)
Música
Varios
Fotografía
Phedon Papamichael
Productora
Fox Searchlight / Ad Hominem Enterprises
Género
Drama Comedia Comedia dramática Familia
6
¡No es para tanto Sres., no es necesario que se rasguen las vestiduras!
Vengo de ver “Los descendientes”, drama duro y real, auténtico, con una temática atemporal que puede extrapolarse a cualquier época donde el hombre esté presente. No descubre nada (el tema de la infidelidad es tan viejo como el hombre), pero eso sí, este drama está narrado, dirigido y trabajado con una gran maestría.

Mientras duró la proyección de la película tuve la sensación de ver una película entretenida y muy bien llevada, pero una vez he abandonado la sala, digamos que: ¡bueno, está bien!, pero… una más.

Supongo que no debo de entender mucho de cine, porque, aunque creo que la película es muy correcta, no acabo de entender tanto ruido, tantas nominaciones, tantos aplausos, tanta señal de admiración, tantos premios que recibe y recibirá. Alucino leyendo como los críticos de cine, nacionales y sobre todo internacionales, hacen todos la ola ante el buen trabajo de Clooney, parece ser que antes que él nadie había conseguido trasladar el dramatismo de unos sentimientos al espectador, comparen Uds. el trabajo de éste señor con cualquiera de la película checa del 2000 “Otesánek” del director Jan Svankmajer, por ejemplo: con el personaje de la madre angustiada por no poder tener un hijo que llega incluso a aceptar como suyo el monstruoso bebé creado por su marido con el tronco de un árbol, genial interpretación de una actriz desconocida para el gran público Veronika Zilková ¿cuántos premios obtuvo?. He puesto este ejemplo porque es la última película que he visto antes de “Los descendientes”, y claro, que quieren que les diga, “Otesánek” me parece una obra de arte y “Los descendientes” sólo una buena película dramática, pero nada más.
[Leer más +]
203 de 279 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hasta que la muerte nos separe
Sí, ya sé que vamos al cine para entretenernos. Pero cuidado porque también podemos disfrutar y emocionarnos a la vez. Todo es perfectamente combinable si la película dispone. Los hay que sólo entienden la diversión a través de la sonrisa, olvidándose del gozo que suponen el nudo en la garganta, el golpe seco al estómago, el jarro de agua fría y la lágrima a punto del desborde. Peor para ellos.

En estos tiempos donde el negocio sin escrúpulos convierte en descafeinado casi todo lo que toca (incluido el cine) hay que abrazarse al milagro de la existencia de unos pocos directores que todavía conservan intacta la capacidad de emocionarnos mientras nos restriegan en la cara lo miserables que podemos llegar a ser como individuos.

En resumidas cuentas: hay que reivindicar a Alexander Payne. Sí, sí, el director de la colosal 'Sideways' ('Entre Copas'). El mundo lo necesita para ser un poquito mejor o un poquito menos malo. Su nueva película, 'THE DESCENDANTS' ('LOS DESCENDIENTES'), es otra gozada y de las grandes. Es un lujo poder disfrutarla y no debería haber razones para perdérsela.

Payne sabe cuánto ayuda al ser humano la desmitificación. No sólo de un lugar (en este caso Hawai) sino también de la verdad, la unidad familiar, el amor eterno y la importancia del perdón. Inventos de una moral que nos invade y ata al suelo con cadenas irrompibles.

La vida, que debería nutrirse de la libertad que aportan los matices, tiende cada vez más a hacerse presa de la pobre elección entre el norte y el sur, el blanco y el negro, la izquierda y la derecha, el sí y el no. El protagonista de 'The Descendants' corre detrás de algo parecido a la verdad esperando encontrar sentido o salida a la situación cruel y retorcida que le toca vivir. No hay oxígeno suficiente para dar el aliento necesario hasta la meta.

George Clooney, que se enfrenta probablemente al mejor papel de su carrera, está inmenso. Para matrícula de honor. Se exhibe más desnudo que nunca (no literalmente, cálmense las fieras) y sigue mostrándose como uno de los actores más solventes del panorama contemporáneo.

Payne es un magnífico sastre para los desastres porque hila la amargura con la destreza de quien la ha sufrido en sus propias carnes. Y si no es así lo disimula de maravilla. Además sabe cómo hacernos reír contra la propia definición de nosotros mismos: kamikazes que se enamoran sin rumbo, remedio ni compasión.
[Leer más +]
107 de 138 usuarios han encontrado esta crítica útil