arrow

Tension at Table Rock (1956)

5,6
52
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Wes Tancred (Richard Egan) mata en defensa propia al líder de su banda, un forajido que era considerado un héroe popular. Aunque es indultado por las autoridades, allá por donde va recibe el desprecio de todos, hasta que vagando sin rumbo llega al pueblo de Table Rock donde el sheriff Fred Miller (Cameron Mitchell) está en dificultades y Wes tendrá la oportunidad de redimirse.(FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tension at Table Rock
Duración
93 min.
Guion
Winston Miller (Novela: Frank Gruber)
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Joseph F. Biroc
Productora
RKO Radio Pictures
Género
Western
6
Tensión en Table rock.
Digno western que mete en un cóctel todos los ingredientes clásicos de este género: ganaderos contra granjeros, sheriff cobarde, esposa anegada, periódico hecho por un solo hombre, pistolero con pasado turbio, chicas de saloon( atentos al papel corto de una bella Angie Dickinson teñida de moreno). Vamos, solo faltan los indios.

La película entretiene, pero no apasiona, en parte por el poco carisma del protagonista: un marmóreo Richard Egan actor de segunda fila en las década de los 50. Más interesante es el papel del sheriff cobarde interpretado por Cameron Mitchell. Dorothy Malone, en el papel de la esposa fiel pero atraída por el pistolero, cumple sin más.

Y otra vez una pésima tradución. "Ansiedad trágica" sirve tanto para un drama, como para una película de Hitchcock, o como para un culebrón venezolano. ¿Tan difícil era traducirlo literalmente?
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
ESA MALDITA CABEZA
Aunque existe un claro intento de emular la mítica y extraordinaria "Raíces profundas", Charles Marquis Warren realiza un notable trabajo en esta cinta seca, compleja y llena de personajes tan dispares como controvertidos. Sabe Warren que la clave para enganchar al espectador a la historia es la psique de los tres protagonistas principales (Wes, Lorna y Fred). Juega con su latente ambigüedad y, sus magníficos primeros planos, se nos muestran como un espejo en el que se refleja -más que una imagen- ese bullicioso cajón de sastre que es nuestro cerebro, lleno de miedos, amor, odio y, sobre todo, esa eterna lucha titánica entre el bien y el mal.
Richard Egan, Dorothy Malone y Cameron Mitchell están perfectos en sus personajes. Hay ritmo, acción, diálogos concisos y buena fotografía. En definitiva, un western muy notable, sin el rigor y la fuerza de "Raíces profundas" pero con un buen puñado de virtudes.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica