arrow

The Wrecking Crew (1969)

4,3
108
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En Copenhague, el conde Massimo Contini, jefe de una poderosa organización criminal, acaba de dar un gran golpe: el asalto a un tren que transportaba mil millones de dólares en oro. Después del robo, organiza la operación "Rimbaud", que consiste en transportar el botín a Londres. La investigación del caso le es encomendada a un peculiar espía, tan hábil en su trabajo como con las mujeres. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Wrecking Crew
Duración
105 min.
Guion
William P. McGivern (Novela: Donald Hamilton)
Música
Hugo Montenegro
Fotografía
Sam Leavitt
Productora
Columbia Pictures / Meadway-Claude Productions Company (I) (II)
Género
Acción Comedia Aventuras Espionaje
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Donald Hamilton
6
UN TEDIOSO MATT HELM
The Wrecking Crew (literalmente: “El equipo arrasador”) es la cuarta y última entrega de la serie de parodias de espías de Matt Helm. En este caso, se toman conceptos de dos novelas de Hamilton; pero mientras The Wrecking Crew literariamente trataba de Helm cazando a un cerebro criminal en Suecia (de nombre Caselius, como el personaje de Albert Salmi en The Ambushers) aquí se inventa un robo billonario de lingotes de oro que pone en peligro a la economía mundial. Y a pesar de tomar ideas de dos libros, no se obtiene un guión medianamente decente, o siquiera un film entretenido.
Pero el principal problema de “The Wrecking Crew” es que tiende a remendar los excesos y atrocidades varias que caracterizaban a la serie (y que entre nosotros era lo más divertido), e intenta tomárselo en serio. En ese sentido, el film es una paradoja : técnicamente es mucho mejor que las películas anteriores pero como espectáculo es un bodrio. Por ejemplo, las peleas son excelentes si las comparamos con el resto de las entregas ( Martin a pesar de sus 52 años edad, hace un despliegue físico que sería la envidia de Roger Moore y pelea dignamente, volteando gente y lanzando patadas voladoras), aunque no faltan ni los planos mal sincronizados donde el puño pasa a dos metros de la cara de otro, o las escenas donde resulta obvio que son dobles.

Pero si bien la factura es buena (o mejor que los films anteriores), el problema pasa por el lado creativo. Parece que todo el mundo, a estas alturas, se encontraba harto de la serie. Para empezar por el propio Dino, que luce terriblemente viejo y cansado y en esta película luce realmente como si estuviera borracho. Arrastra las palabras, entrega las frases sin gracia, se limita la mayor parte del tiempo a gesticular. Ciertamente Martin es un actor capaz, y un tipo dotado para la comedia, pero en The Wrecking Crew parece un sonámbulo. El problema es que sin chistes malos ni ideas locas (que eran la “gracia” de la serie), la película pierde personalidad. El argumento es definitivamente chato, y como comedia - aunque sea involuntaria - tampoco funciona. No inventa situaciones cómicas, por el contrario sigue una línea argumental demasiado lineal. No hay rayos mortales ni naves espaciales, el asunto gira acerca de un vulgar robo, que encima es filmado de modo pedestre. Como robo cinematográfico es un desastre.

El mayor pecado del film es tener a un guionista vago. El libreto es, a todas luces, malo. Pero malo y sin gracia. Malo e incoherente. Malo y aburrido. Malo sin el más mínimo sentido de lógica (de alguna, aunque sea disparatada).
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Adiós a Matt Helm
Un tren cargado con un billón de dólares en lingotes de oro es robado en Dinamarca, tal cantidad en tan preciado metal puede crear un caos en las economías mundiales.

Por tal motivo, las agencias de espionajes mundiales enviaron a sus mejores agentes a recuperar tan particular botín. Estados Unidos envía a su mejor agente, Matt Helm, pero recibirá apoyo de Inglaterra de la espía Freya Carlson (Sharon Tate).

Cuando Matt y Freya llega a Dinamarca se convierte en blancos de los asesinos del Conde Contini (Nigel Green), autor del robo.

Esta es la última entrega de la serie de parodias de espías de Matt Helm, que Dean Martin filmara entre 1966 y 1969. La serie consta de cuatro películas, “The Silencers” (1966), “Murderers' Row” (1966), “The Ambushers” (1967) y “The Wrecking Crew” (1969).

La serie de películas de Matt Helm son un desfile de bellas mujeres de la época del 60 del cine estadounidense, además del encanto y ser un actor dotado para la comedia, los films de Dean Martin se pueden disfrutar todavía.

Al final de la película se anuncio una próxima, “The Ravagers”, pero el proyecto nunca se concretó, el respaldo del público fue flojo y Dean Martin ya estaba cansado (con 52 años era un fumador y bebedor en exceso) del personaje y se retiró para continuar su show en televisión.

Posteriormente el personaje volvería en 1975 con Anthony Franciosa como intérprete, pero en una fugaz serie de televisión donde Matt Helm era un agente de la CIA retirado, trabajando como detective privado.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil