arrow

Goodbye Mr. Chips (1939)

7,2
1.040
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La historia se desarrolla entre mediados del siglo XIX y la Primera Guerra Mundial (1914-1918). A la escuela de Brookfield llega un joven y tímido profesor que dedica toda su vida a enseñar a varias generaciones de alumnos. Adaptación de una novela de James Hilton. Fue uno de los grandes éxitos de la Metro-Goldwyn-Mayer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Goodbye Mr. Chips
Duración
114 min.
Guion
Claudine West, Sidney Franklin, R.C. Sheriff, Eric Marschwitz (Novela: James Hilton)
Música
Richard Addinsell
Fotografía
Freddie Young (B&W)
Productora
MGM
Género
Drama Romance Colegios & Universidad Enseñanza Siglo XIX Melodrama
8
Una película de toda la vida
Creo que podríamos hablar de un tipo de género de películas, y es el género de películas de profesores. Y en todas funciona el mismo esquema. Un profesor entra inicialmente en un centro donde los alumnos en un principio le ven como un cualquiera, o sus reacciones son rebeldes. Pero el profesor/a con sus ingeniosos métodos de educar a sus alumnos, consiguen no solo ganarse la carsima perpetua de estos sino hacer de ellos unos interesados en su materia, sea cual sea el nivel. Muy bonito, quizás porque todos desearíamos que nos hubiera pasado algo así en la infancia.
En ocasiones este argumento ralla lo tópico en películas como"Mentes peligrosas", y ronda la emoción en otras como "El club de los poetas muertos". Como el esquema es siempre igual pues muy pocas de estas películas funcionan, siempre es lo mismo. Esta es una de las que funcionan, y la que inauguró el "género".
Una película bastante desapercibida para lo que es. Mr chip es un profesor que entra de muy joven en un colegio en el siglo XIX, quien en principio tendrá dificultades a la hora de dar clases. Pero lo impresionante de esta película es la linea temporal que pasa en ella. Vemos absolutamente toda la vida de Mr.Chips, quien pasa de ser un profesor con dificultades a ser un profesor con carisma y respetado, una fotografía perfecta para le época, van pasando los años, y no ves al actor bajo kilos de maquillaje y un pelucón blanco, parece realmente una persona anciana, ves como da clase a 4 generaciones, y ya jubilado durante la primera guerra mundial es llamado para volver a dar clase ante las bajas de profesores que ha habido. Verá como muchos de los alumnos que dió clase no regresarán, una de aquellas películas en las que ves toda la vida del personaje, siendo al final un profesor consagrado, querido, como de cuento, que los alumnos van a ver a su casa y todo. Muy emocionante.
[Leer más +]
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El "adiós" no sólo de Mr. Chips
Sí, otra "peli" de maestros que se ganan el respeto de sus alumnos y consigue que todos se lleven bien, y haya buen rollo en el cole, etc..... Un momento, para, para. Esta no.
En "Adiós Mr. Chips" además hay otras cosas; y muy buenas, cosas que desgraciadamente para el que suscribe, no se ven en el cine actual ni en la sociedad de hoy en día. Se habla de rigor, lealtad, educación, ternura, vocación, seriedad, compañerismo, tesón. Virtudes que como esta película parecen haber quedado antiguas y olvidadas, pero cuando les echamos la vista encima, nos damos cuenta de lo importantes que son y te llevan a lamentar que ningún Mr. Chips nos hubiera ayudado a descubrirlas y a llevarlas orgullosos presentes en la vida.
Descubrí a un actor Robert Donat que realiza un gran trabajo encarnando a un profesor que llega a un colegio inglés muy elitista, donde empieza a tener problemas con el alumnado y terminará por hacerse una institución dentro del mismo, pero lo más importante; mostrando un amor por la docencia y un cariño por el trabajo casi tan grande como el que siente por sus alumnos.
Considero que debería ser de visión obligada para los que quieran ser docentes y, una vez visionada, volver a planteárselo; si la respuesta es afirmativa; adelante.
Brillante, evocadora y a veces te hará sonreír, dos horas con un profesor que desde la eternidad y el celuloide todavía imparte sus clases desde Brookfield.
Esto debe ser la magia del cine¡
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1