arrow

Mysterious Skin (2004)

Mysterious Skin
Trailer
7,2
5.388
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1981, Brian tenía ocho años y estaba sentado en el banquillo durante un partido de la liga juvenil de béisbol. Cinco horas después despierta en el sótano de su casa con una hemorragia nasal y sin recuerdos. Brian moja la cama y tiene pesadillas, también inventa: fue abducido por extraterrestres. Y pasa el tiempo, Brian llega a la adolescencia, torpe, acomplejado y entregado a la causa OVNI, también Neil, su compañero de infancia, se ha hecho mayor. Neil es la antítesis de Brian, él es sexy, jugador estrella y experto en juegos con hombres adultos con los que nunca se compromete. Mientras Brian encuentra en Avalyn Friesen, una discapacitada obsesionada con sus experiencias en la tercera fase, la posibilidad de asumir sus experiencias inhibidas, Neil huye a nueva York a rozar el lado peligroso. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Mysterious Skin
Duración
99 min.
Guion
Gregg Araki (Novela: Scott Heim)
Música
Harold Budd, Robin Guthrie
Fotografía
Steve Gainer
Productora
Coproducción Estados Unidos-Países Bajos (Holanda); Antidote Films / Desperate Pictures
Género
Drama Intriga Años 90 Homosexualidad Abusos sexuales Prostitución Película de culto Cine independiente USA
10
Exceso, exceso, exceso!
Disortando sobre la edad de la inocencia, y sobre cuanto se la hecha de menos, ahora que por fin e irremediablemente se es adulto, volvió mi subconsciente a pulular sobre este filme oscuro, negro, decadente. Mysterious Skin es la obra maestra que consagra a Araki como uno de los grandes del cine indie americano, y como un enfant terrible que preña cada plano de una carga insoportable de violencia, sexo y violencia sexual. Bajo la batuta de Araki, la película arranca con un flashback sobrecogedor no apto para todos los públicos, y termina con una escena dulcemente emocional que marca el final de una busqueda, la emprendida por los personajes de Corbett y sobre todo Gordon-Levitt (el mejor actor indie joven del momento junto con Ryan Goslin y Paul Dano), inmenso animal herido que esconde sus rasguños, sus debilidades bajo la dejadez sexual que marca el inicio de su camino a la perdición.
[Leer más +]
59 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cuento gay de Navidad
Gregg Araki es al cine norteamericano lo que Dennis Cooper a su literatura: la plasmación directa y nada idealizada de la sexualidad de unos jóvenes gays cuya desinhibición y promiscuidad a menudo está acompañada por una mentalidad nihilista y un vacío existencial (vacío del que, por otra parte, no son conscientes o lo son de forma vaga). Para estos muchachos es infinitamente más sencillo conseguir sexo que amor y la desaforada entrega al primero en realidad parece una consecuencia de la ausencia del segundo (carencia que no les preocupa gran cosa). Suele haber una contradicción muy llamativa entre la promiscuidad y el infantilismo de estos chicos al vivir su sexualidad y su inmadurez sentimental. La sensación de infelicidad que recibe el lector/espectador (este macarrón al menos) suele ser infinita, desoladora, pese a que ni Araki ni Cooper pretendan seguramente tal cosa sino más bien todo lo contrario, exaltar el sexo vivido en libertad y sin trabas. Pero el efecto de sus obras a mí me desconsuela: se complacen en presentar la sexualidad homosexual en el campo de lo sórdido, lo patológico, lo insatisfecho, en el consabido ámbito de los urinarios públicos, las drogas, la prostitución, las mamadas con desconocidos en sus coches y las violaciones brutales. Lo más positivo de todo esto es que los personajes viven sus instintos con naturalidad, sin prejuicios ni angustias existenciales o religiosas: aquí no aparecen los típicos criptohomosexuales atormentados y reprimidos, que llevan su sexualidad como un secreto, un problema o un estigma. La ausencia de escrúpulos religiosos también es muy llamativa: el mundo literario y cinematográfico al que aludo es un universo en el que (por lo que yo conozco) Dios está ausente. A mí ambos autores (Araki y Cooper) me gustan mucho (al autor del libro en el que se basa esta peli, Scott Heim, no lo conozco), pero entiendo que no todo el mundo los disfrutará. Desde luego, a quienes les gusten las historias románticas y bonitas, deben abstenerse y quienes se escandalizan al ver besarse a dos hombres no deben ni intentar meter el dvd en su televisor: se electrocutarán inmediatamente.
[Leer más +]
44 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil