arrow
Crítica de Miquel
Palma (Mallorca), España
8
Las dos inglesas
Las dos inglesas (1971)
  • 7,1
    1.752
  • Francia François Truffaut
  • Jean-Pierre Léaud, Stecey Tenderer, Kika Markham, Sylvia Marriott, ...

Las dos hermanas

25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Decimoprimer largometraje de Truffaut, del que es director y guionista. Se basa en la novela "Les deux anglaises et le continent" (1956), de Henri-Pierre Roché ("Jules y Jim"). Se rueda en Auderville, Calvados, Cherbourg, Jura, La Hague, Vivarais y París (Francia). Producida por Marcel Berbert, se estrena el 28-XI-1971.

La acción tiene lugar en París, Gales y Calais, entre 1900 y 1919, aproximadamente. Claude Roc (Jean-Pierre Léaud), de unos 22 años, conoce en Paris a Anne Brown (Kika Markham), de 22 años, galesa, estudiante de francés, hija de una antigua amiga de la madre. Le invita a pasar unas vacaciones en Gales, donde conoce a Muriel (Stecey Tendeter), dos años más joven. La amistad entre los tres da lugar a un triángulo amoroso.

La película desarrolla un drama romántico que envuelve a un hombre francés y a sus dos amantes británicas, hermanas, a lo largo de unos 20 años. Truffaux había investigado el amor triangular en "Jules y Jim" y "La piel suave". Ahora lo hace con mayor experiencia, mayor dominio y más profundidad. La narración, pausada y contenida, explora el mundo de los sentimientos humanos, sus altibajos, la diversidad de los que pueden afectar a una persona al mismo tiempo y su dependencia de hechos imprevisibles. Para Truffaut el amor verdadero es sacrificado y doloroso, no duradero, sincero y profundo. Puede nacer de un estallido de enamoramiento o se puede mantener oculto durante años. Muriel es una puritana apasionada, como Emily Bronte, mientras Anne, al igual que Charlotte Bronte, posee un afilado sentido común e ideas avanzadas sobre la libertad del amor. Tiene tres amantes sucesivos y oculta un secreto que la mueve a no casarse y, a la vez, a sufrir amargos celos, que la sumen en la desolación. Los escrúpulos de Muriel, catequista dominical, crean en ella otro tipo de problemas, que la llevan a la soledad, la masturbación y al auto-odio. Truffaut el más romántico de los cineastas, redondea una obra compleja, llena de matices, rica en detalles, profunda y auténtica, con referencias autobiográficas. Hace uso de un estilo suelto y clásico. Incluye citas cultas: literarias (Balzac, Poe), escultóricas (Rodin), plásticas (Picasso), bibliofílas ("Los miserables"), mitológicas (Eurídice y Orfeo), etc.

La música se basa en una partitura para orquesta de viento, cuerdas y piano. Aporta fragmentos de aires románticos, dramáticos y descriptivos, muy adecuados ("Muriel", "Anne et Claude"). La fotografía, de Almendros, crea composiciones muy variadas, de dibujo rotundo. Dota de un equilibrado dinamismo a las imágenes (estación de tren, visión inferior del trío que echa pequeñas piedras a la cámara, beso entre barrotes de una silla). Distribuye los colores prdominantes por zonas (azul de las habitaciones de las hermanas, cremas en la buhardila). Establece paralelismos entre las esculturas públicas o de interior y planos de los protagonistas (el beso, el amor, la desolación). Es una de las pelícualas más notables del autor.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Miquel
Ver más críticas de la película Las dos inglesas