arrow
Críticas de h e r m a n ô n e g r ö
Críticas ordenadas por:
Akai tenshi (Red Angel)
Akai tenshi (Red Angel) (1966)
  • 7,6
    375
  • Japón Yasuzo Masumura
  • Ayako Wakao, Shinsuke Ashida, Yusuke Kawazu, Ranko Akagi, ...
10
Nishi es la meta, el sueño eterno.
Fascinante película sobre causas perdidas, deseos, muerte, oportunidades y callejones sin salida. El objetivo capta, y no escatima en detalles, el horror en primera persona. El blanco de los delantales se mezcla con la mugre y la sangre transportadas por centenares de cuerpos buscando redención, de una u otra forma, pues es la forma la que otorgará al condenado una última sonrisa que hará fruncir el ceño a la muerte.

Que los ojos más sensibles se abstengan de no dar cuerda a esta película. También los oídos olvidarán por un momento sus cuitas. Se lanzan frases y palabras incluso más punzantes y más dañinas que las armas, sin ningún pudor, situándose entre el bien y el mal. Auténticas verdades como puños que, aún hoy, son capaces de colorearte el mentón.

Pero, sin duda, lo que más me seduce es el hedor intimista que restalla en mi salón, como la penumbra del blanco y negro sagrado inyectado en mis pupilas. Creo estar formando parte de un secreto, de un intervalo eterno al que sólo a mí se le permite la entrada. Se me exige. Consciente de una necesidad natural impuesta, consciente de un amor que va más allá de manos y piernas.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Su gran amor - Europa '51
Su gran amor - Europa '51 (1952)
  • 7,7
    2.128
  • Italia Roberto Rossellini
  • Ingrid Bergman, Alexander Knox, Ettore Giannini, Teresa Pellati, ...
9
Rossellini es capaz de crear al auténtico profeta (disfrazándolo de bella actriz) y sacarlo al mundo haciendo temblar los pilares de esta contaminación eterna, también llamada "sistema".
En un psiquiátrico cualquiera...

-¿Esto qué es? -le pregunto en tono inocente.
-Le vamos a enseñar unos dibujos y usted tendrá que decir lo que se le venga a la cabeza.
-Pues vaya una chorrada. Es ridículo. Pero bueno, lo intentare.
Primer dibujo…
-Un niño muerto.
Segundo dibujo…
-Una fábrica.
Tercer dibujo…
-Una puta.
Cuarto dibujo…
-Un reverendo.
Quinto dibujo…
-Una ventana con rejas.
-Vale espéreme aquí.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Drive: Acción a máxima velocidad
Drive: Acción a máxima velocidad (2011)
  • 7,2
    80.906
  • Estados Unidos Nicolas Winding Refn
  • Ryan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Ron Perlman, ...
10
El latido del conductor que conduce.
"Drive" es una película sensacional, adjetivo que proviene de sensación, con todos los atributos que esta mágica palabra lleva implícitos. Es rotunda y profunda pero tiende a simplificarse, como su titulo, pues no es sólo una película que nos enseña el verdadero significado de “conducción”, es mucho más que eso. Sea como fuere, el arte de hacer simple lo enorme siempre fue una cualidad de ganadores, no siendo necesariamente conocedores del éxito. Digo esto porque desconozco si la película tendrá éxito o no, algo verdaderamente secundario viendo como en ella el arte se domina y entran en juego… las sensaciones.

La pausa, la quietud, la marcha y el brillo quizás sean iguales o más importantes que nuestro actor protagonista, Ryan Gosling, del que no hablaré en honor a su papel y todos los comentarios negativos a su actuación tomaré a guasa. Es la luz la que empapa todo, el tratamiento de cada reflejo, si no forzado regalado milagrosamente.

Detrás de esta pausa y lentitud, ya comentadas, se esconde bajo la sábana un nervio y una tensión que en cuanto lo percibas te mantendrá tensionado, valga la redundancia. Incluso puede que tu corazón y tu pulso se aceleren. Yo lo sentí en algunas escenas. Es como el núcleo de allá abajo. Por momentos el suspense del que alardeaba Alfred nos gobierna. Pero una vez tocado techo vuelve a empezar a sosegarse como una fiera que se controla pero que se sabe fiera.

La otra cara de la moneda es una historia de amor callada. Un encuentro al que acuden dos almas que previamente buscaban, sin necesidad de saber el qué, pero que simplemente se encuentran. Unos encuentros de tacto fino y suave, penetrados por los millones de ápices que la luz del sol de aquel día envía añadiendo nuevas tonalidades al verde, al rojo o al azul. Amor sincero a ratos pero con la motivación hipócrita por castigo.

Finalmente, las ocasiones en que la moneda cae de canto nos ayudan a recuperarnos de cada golpe silencioso, algo que se agradece. También puede ocurrir que a pesar de esos descansos acabes noqueado. A mí me ha ocurrido.

Disfruten y olvídense del tiempo.
[Leer más +]
38 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
La otra mujer
La otra mujer (1988)
  • 7,4
    5.973
  • Estados Unidos Woody Allen
  • Gena Rowlands, Gene Hackman, Mia Farrow, Ian Holm, ...
3
Egocéntrico, patético e impotente impresentable.
Hace bastante tiempo que no volvía a ver nada de Allen y llevaba solo 10 minutos y ya me volvió a venir esa peste que tanto odio. Lucho porque no influya en mí que sepa antes de ponerla que es de él pero su instinto monotemático, su snobismo permanente, su pseudoculturada repisa llena de poesía alemana, sus escritores infalibles pero distraídos, sus clásicos dramarturgos, sus quedadas en cenas y fiestas con ese humor intrascendente, su impotencia, su halo creado de genio extrañamente comprendido..., son tantos aspectos que odio de él y de su cine que aunque luche siempre me gana el pulso.

Cuando digo lo de Allen y su cine me refiero a que está claro que Allen no puede llevar a cabo una película en la que no esté Allen. No puede dejar de una vez a un lado ese pestilente sello personal y aprovechar el talento que se le divisa, para qué negarlo. Tiene que joderme contándome su vida una y otra vez. Las relaciones que siempre quiso tener y que, desgraciadamente, ha conseguido gracias a lo que la gente cree que es, un maestro contemporáneo con, sorprendentemente, virtudes de maestros clásicos de menor comprensión que regala películas de humor inteligente y refinados diálogos con una carga de sentimentalismo propio para los problemas cotidianos (empatía) tales como el amor, el sexo, la fidelidad en la pareja, el vacío existencial, etc. Eso es lo que ha vendido Woody Allen, con muchísimo acierto y precisión.

El odio que me produce este señor y las actitudes que adopta hace realidad una cuestión que parecía improbable: que una película protagonizada por Gena Rowlands no me guste. Allen siempre estará más empalagosamente perfumado que ella, una actriz sin arrugas sino medallas, con una mirada de profunda infinidad, un desencanto triste delicioso y una sobrecogedora sensibilidad.

Por eso, por lo antes contado, por más cosas no dichas y lo que me espera, que te den, pues es sólo tu nombre lo que realmente quieres que salga a la palestra.
[Leer más +]
11 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Bailarina en la oscuridad
Bailarina en la oscuridad (2000)
  • 7,6
    47.237
  • Dinamarca Lars von Trier
  • Björk, Catherine Deneuve, David Morse, Peter Stormare, ...
2
Jeff.
No os quiero joder la peli así que todo va en el spoiler. Y ya veis que no hago la broma diciendo "¿peli?" o "mierda de peli". No, no la hago, que estoy bastante serio.

Antes que nada, en el spoiler os encontraréis algunas preguntas y respuestas. Algo bastante tonto comparado con las supercríticas que he leído. Pero bueno, como me sale de los mismísimos pues voy y las suelto, ambas.
[Leer más +]
12 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Traigan la cabeza de Alfredo García
Traigan la cabeza de Alfredo García (1974)
  • 7,3
    5.877
  • Estados Unidos Sam Peckinpah
  • Warren Oates, Isela Vega, Gig Young, Kris Kristofferson, ...
9
Qué me gustaría ver "Quiero la cabeza de Alfredo García" con una fémina potente.
Y sienta lo mismo que yo debajo del árbol.
Y crea, como yo, en aquel amor.
Y sienta el suave tacto de esa botella.
Y acaricie la hierba entre sus piernas.
Y vacile cuando le digo que le amo.
Y que se suelte el pelo y no piense en el futuro.
Y que sacie mi soledad con más soledad.
Y que haga que el mundo se derrumbe, pero de verdad.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Torrente 4: Crisis Letal
Torrente 4: Crisis Letal (2011)
  • 4,2
    35.138
  • España Santiago Segura
  • Santiago Segura, Kiko Rivera, Tony Leblanc, Enrique Villén, ...
3
Un pedazo de mierda que huele mejor que la mayoría de las cagadas de la Coixet.
Ahora me dirán que en realidad nunca van a votar todas las TANTÍSIMAS películas que han visto, por vagueza o por diferentes motivos varios.

"Torrente 4" es una mierda pero huele como la tuya, es como cuando tú te tiras el cuesco. El Segura sabe y no tiene ningún pudor en reconocer, en cada uno de los segundos de la peli, que lo que está filmando es una soberana mierda. Y eso, quieran los entendidos o no, ya es bastante. Simplemente no engaña. Yo no puse esto para quedarme boquiabierto como con alguna de la Coixet (¿?), porque, retirando ironías, este cine enseña mucho más y engaña mucho menos que el que nos ofrece Isabel "me encanta dar lecciones y fardar de lo buena que soy".

Lo que sí es imperdonable es el impresentable del Rivera que no sabe ni meterse el dedo en la nariz, la Esteban, que se podía morir en este mismo instante, haciendo de casera puta, Sergio Ramos en estado de gracia después de meterse polvito blanco, el Tony que a la decima toma empieza a balbucear, que no a ha-hablar... en fin, que nunca pudo ser mucho más.

Esto va dedicado a los "jugadores franquicia" que opinan de esta película como bazofia del cine español, algo que puedo llegar a compartir, cuando han visto poquísimas películas para opinar con tal sabia licencia. Que empiecen a ver cine de este país y después opinen.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dead Set (Miniserie de TV)
Dead Set (Miniserie de TV) (2008)
  • 6,8
    13.200
  • Reino Unido Charlie Brooker (Creator), Yann Demange
  • Davina McCall, Riz Ahmed, Liz May Brice, Warren Brown, ...
1
Más o menos como el set de Bjön con John Patrick. // ¿Sátira?... Paso.
Alguien me dijo: "Realmente no me gusta escribir, y sobre cine menos, por eso desvarío tanto cuando escribo sobre alguna película (en realidad escribo "a partir de..."), prefiero la espontaneidad. Si me da el chispazo, cuando la vea, escribiré alguna tontería". Si no lo nombro es porque sé que es un nombre (ya que no lo conozco en persona) que suele ser muy reservado. Pudiéndo ser como yo. O parecido, quién sabe.

Llevo tiempo pensando en eso, en el no escribir, en el pasar pues la palabra descalabra sensaciones.

Pienso ahora que no escribiré ni el 0,2% de lo que quiero explicar y, ni mucho menos, mucho más de lo que quiero decir. Pero ahí va, fallando una vez más y tropezando una vez de menos.

¿Es mucho pedir?

¿La única razón que el tío ese se ponga a mal hablar es porque consume nicoré? ¿Gusta mucho más el que se hable utilizando palabras como "mierda", "cojones", "puta" o "joder"? Mira que yo las uso, pero no 300 veces en mis últimas 230 palabras.

Que venga algún “melenudo”, "pseudohippie de mierda" exponiendo ideas en el reverso. Que le crujo, aparentemente vivo.

PD: No ponemos pasta para contratar a Buscemi, o lo que sea.

PD2: En la camara el Parkinson se extiende como una jodida epidemia, joder, me cago en la puta, mierda... su puta madre.
[Leer más +]
5 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Skyline: La invasión
Skyline: La invasión (2010)
  • 3,3
    10.159
  • Estados Unidos Colin Strause, Greg Strause
  • Eric Balfour, Scottie Thompson, Brittany Daniel, Crystal Reed, ...
1
¿Por qué no le pongo la misma nota que a Empire y a Moscow Zero?
La película empieza con una tía que vomita, se supone que ha disfrutado de una larga noche a lo Paris Fistro, para hacerla más cercana, más apreciable y, sobre todo, mas actual. Hecha esta acción, curiosamente bastante despreciable, vuelve a la cama sin ningún tipo de malestar aparente.

Ah, ponen el rotulo "Skyline". Lo debo de flipar en colores a partir de ahora.

Música hip-hop, que guapo, hermano, además sale un Lamborfreski. ¡Eh!, música rock para no perder clientela... comentarios ingeniosos... se me está poniendo dura.
[Leer más +]
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Atrápame si puedes
Atrápame si puedes (2002)
  • 7,3
    82.509
  • Estados Unidos Steven Spielberg
  • Leonardo DiCaprio, Tom Hanks, Christopher Walken, Amy Adams, ...
6
Un desengañado con/y un traje.
Es difícil cuando un niño entusiasta y alegre, tampoco he de decir que ingenioso en origen, sólo suspicaz, empieza a descubrir la farsa. La triste apariencia de la devolución de trajes y regalo de collares baratos ensalzando el traje de algunas feas. No es sino que apariencia y demás, una y otra vez, una imagen cansina pero efectiva que se convierte en un edulcorante barato, natural y sumiso.

Fuera líneas y fuera guión. Este film es un grito. Pero no me lo creo de Steven, algunas veces es un gilipollas integral y por tanto, aunque sea algunas veces, pierde mi devoción. Por eso pienso en el subconsciente sabio del que no sabe nadie, y del que discutiré más adelante en próximas críticas, os lo adelanto. Esa especia innata no cultivada que aparece, hasta en el más subnormal de los hombres, en algunos casos difíciles de imaginar. Pero es subconsciente. Si te atreves a estudiarlo morirás como el tercer ratón.

Huyendo del grafismo: se sigue uno levantando y abriendo el armario, unos vístanse de futbolistas, algunos de directores, muchos de intelectuales, otros de bebedores... pero la única indumentaria seguirá estando debajo de la almohada.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mientras la ciudad duerme
Mientras la ciudad duerme (1950)
  • 8,1
    11.488
  • Estados Unidos John Huston
  • Sterling Hayden, Louis Calhern, Sam Jaffe, Jean Hagen, ...
10
Su México particular.
Puede que México limite al sureste con Belice, o no. La diferencia es que lo sabemos, por lo tanto es verdad, por un indecoroso trazo dibujado en el mapa, de la cual despotrica habitualmente mi inhumano pensamiento. Que se hable, concretamente en español, aunque diera igual qué idioma, me hace caer en la desdicha. Pero... sigamos.

México luchó, por ser poco menos que nada. Pero luchó. Por ser su nada personal, su decadencia, su involución sabida, por tener una meta coartada. Tres hombres lucharon por el "su", y todo lo que ello conlleva, por nada más, pues el todo más carece de sentido. Ahora me toca hablar... del Portento.

El relieve de México es muy accidentado, a lo Estopa con su Seat Panda. Volcanes. Insisto en ello porque cuando se prolonga la vista aparecen impensados, con la colisión como riesgo, pareciendo alegría. Pues esos dos montes rocosos son escalables, y suaves al tacto, y no tienen otro sitio donde desembocar que en un valle, del que sólo se conoce la periferia no el epicentro, y si alguna vez fue conocido no se nos data de qué presencia salió ilesa. También es un llano, en otras vertientes y zonas, de formas perfectas. No tiene nombre ni lugar aunque se le llamó México, aunque no tuviera el cabello rubio, y ni, por supuesto... doradas mechas.

México fue para él, el profesor "calderilla", un sitio desconocido, sin embargo tan claro en su mente. Paréceme tierra hecha con pensamientos de los que nunca estuvieron, no sé por qué. Se me viene a la cabeza el nombre de un rancho y un potro, seguramente fue la ilusión de alguien. En fin, la tierra del tequila que nunca se bebió pero que todo el mundo consumió. Una mentira que se disfraza de ilusión y se presenta como verdad hipócrita y falsa.

El México De Fran es el silencio, el sugerir que lleva tormenta, las ratas de las calles, el sonido de la leña al arder, cualquier línea dibujada en el mar, escape, nada, la luz reflejada, Roma sin caminos, sentarse sin hacer ruido bajo la entrada, la mirada penetrante, aunque más ausente...

¿Cuál es el tuyo?
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pierrot, el loco
Pierrot, el loco (1965)
  • 7,4
    5.520
  • Francia Jean-Luc Godard
  • Jean-Paul Belmondo, Anna Karina, Dirk Sanders, Jean-Pierre Lèaud, ...
10
Cada vez que salude a Nada me acordaré de esta película.
Ferdinand, como quiere que le llamen, obviamente nombre más evocador que Pierrot, y Marianne van en coche, libres. Salen del camino porque sí. Pierrot está loco, al igual que Marianne, porque salen del camino y va y lo hacen, sí. Hacen el camino. Y, antes o después de tomar en el tiempo la libertad pura, miran atrás y tras una pregunta furtiva y acertada, pues de esos labios no podía salir otra cosa, síguele una respuesta sorpresa: siempre hay alguien que mira, Ferdinand saluda al espectador, al ser imitador.

Con un libro en la mano, nuestro hombre se dispone a intentar que lo admiren, leyendo y bailando alrededor de ella, pues solo existe ella, ella y el suelo que pisa. Mucho puede cortarse en el ambiente (pasión, locura, libertad) pero otro tufo de pregunta se inserta en mi nariz, pues qué sería la nada sin preguntas y respuestas. Una pregunta sencilla, sobre el puro amor, conllevando una respuesta que eliminará cierta incertidumbre que sobrevuela a nuestro hombre: ¿me amará por siempre?, ¿me atacará por siempre la emoción de sus pechos?, ¿todos los días de mi vida? Nunca se sabrá.

La respuesta llega rápida: sí. Y sus poderosos ojos se posan sobre mí: sí. Y sus poderosos ojos vuelven a posarse sobre mí. Me informaron, sus ojos, de que nunca ella será de otro que no sea Pierrot, en su primer cruce con los mios. En su segundo sí me dijeron que la admirara y que me resignase a vivir sin conocer la emoción de sus pechos. Fue un adiós corto y seco. Pero sigo sin creérmelo.

Yo, respecto a la parte que me toca, me limito a decir que hace un segundo ha dejado de ser las 15:29, o sea, nada.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Earthlings
Earthlings (2005)
  • 7,8
    4.508
  • Estados Unidos Shaun Monson
  • Documentary, Joaquin Phoenix
5
Libra, dólar, euro... peso.
Bueno, pues así está la cosa. Después de minutos duros de metraje se considera uno más informado, algo que a la hora de poner un documental se agradece. Podría uno haberlo parado pues no se va a disfrutar mucho pero desviar la mirada sería poco respetuoso. Considero esta conclusión la más sana de las que pueden sacarse. Otras no lo son tanto. Eso hace que si miramos sólo las imágenes nos cagemos irreductiblemente en la condición humana pero si hacemos el suficiente caso, en algunos tramos, no todos, al narrador no lo hagamos tanto. O sí, en él, concretamente.

El documental falla y cojea, no sé si a propósito, precisamente en el hecho de querer mostrar una conclusión sonrojantemente manipuladora y ruin (Spoiler). Se echa de menos más silencio, retazos de cine mudo a lo mejor, y mucha menos palabrería, habida cuenta de que dicha palabrería empaña, casi en su totalidad, al poder de sugestión que de por sí lleva implícito lo que se nos quiere mostrar.

También yo puedo ser demagogo y afirmar que, a falta de saber a ciencia cierta si el individuo es malo por naturaleza, el origen del problema, lo que triunfó sobre el caos, es el dinero, ganancia que, sin duda, se esperaría conseguir de este documental. Huyendo de ello, diré que todo humano es víctima de la verdad, puesto que cuando se indaga sobre su identidad para, posteriormente, intentar cambiar el devenir maléfico de este puto sistema, no se puede hacer nada. NADA. Ni el profeta ni el borrego, que no me cuenten milongas ni politiqueo barato. Hay demasiados cadáveres encima de nosotros y a nuestras espaldas como para levantar cabeza, esa es la única realidad.

No busquen justicia. La auténtica justicia que existe es la poética. Para llegar hasta ella pueden enchufarse un telediario y vean el sufrimiento de la raza humana. Divina venganza.
[Leer más +]
4 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cubo
El cubo (1997)
  • 7,1
    71.000
  • Canadá Vincenzo Natali
  • Maurice Dean Wint, Nicole de Boer, Nicky Guadagni, David Hewlett, ...
3
Llamémoslo... "problema", así, en plan: "movimiento azaroso de cubo".
La gente me pregunta qué tengo yo contra el mundo. Yo a esta pregunta no sé qué responder. Pero la gente equivoca que esta respuesta no es sinónimo de ignorancia sino de no tener el tiempo necesario, ni las ganas (principalmente), de explicarlo. Ante la gente quedas como una persona autoritaria, inhumana a veces. Entonces van contra ti como buscando aquello que ven en tu persona pero que ellos no tienen. Es como un mecanismo de defensa. Ataca lo que no tienes, el obstáculo para ser feliz. Gánale. Hay un personaje que cumple estas características. Es fácil.

Éste es el objetivo de esta película. ¿Original? Ya nada hay original. Yo no busco origen. Eso sería procrear. ¿Historia? Tampoco. Ese es el gran fallo. Se limitan a ser pretenciosos, vean el significado puro y si no lo ven triunfen en la vida. Tópicos desastrosos que buscan olas de 10 metros para que sean engullidos, sin saberlo. NO es mala película, tampoco buena, es un gris pálido.

Debe constar que no me gusta mucho explicar las cosas porque me veo a mí mismo en la butaca y lo consideraría un insulto a mi inteligencia. Pero es que ya se han pasado con la presión y, en vez de hincharme los balones han explotado. Lo haré tan sutilmente que con el nivel de atención, por llamarlo de alguna manera, reinante ni se notará.

IMPORTANTE: La mezcla de ironía y realidad es inseparable. Si se toma una y después otra tendrá usted el riesgo de en vez de un cola-cao tomar primero leche y después polvo (fume pero no tosa, bueno sí, compre Ibuprofeno). Avisado queda.

Busquemos personas inteligentísimas. Ese tipo de personas que triunfan en la vida. Uno es matemático, otro negro, uno se ha quedado pillado porque trabajó durante 3 meses con Mayumana. Pongamos también a una "feminista" y por último añadamos a un tío que es tan guarro que se tira toda la película con la sangre en la boca sin limpiarsela. Si hubo otros ni me acuerdo ni me importan. Los metemos en un cubo y se nos quiere explicar que el movimiento del cubo es al azar, lo que conlleva a que no es al azar. Juzgo al azar igual que al amor, juzgen ustedes mismos.

Y aquí se me acaban las ganas, principalmente, y el tiempo. Tengo cadena que cuelga desde el techo pero el saco está quitado. Ya me cansé de pelear sin pelear. Ya me cansé de "golpear" y no ganar.
[Leer más +]
5 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
A la diestra del cielo: Silvio, un cantaor rockero
A la diestra del cielo: Silvio, un cantaor rockero (2007)
  • 7,4
    249
  • España Francisco Bech
  • Documentary
5
Eh, tú.
Acabo de ver A la diestra del cielo. Vaya tío más crack. Hay dos momentos en el documental que son estelares. Uno es cuando el colega de juergas dice, sentado en una fuente, que Silvio fue tan grande porque hizo lo que le dio la gana, que unos tenían que tocar, otros cantar, pero él siempre hizo lo que le dio la gana. El segundo es cuando se está masacrando, que coge el tío la guitarra sentado y empieza a tocar. No toca la guitarra tan bien como se debiera tocar, pero parece que sus dedos en las cuerdas transmiten en el sonido esa tristeza, esa desdicha que por siempre, aunque pocos se paren a pensarlo en toda su dimensión, tuvo y tendría hasta su muerte.

Otro frustrado, aunque se pintara de ganador como le dijo al Quintero, que buscaba una salida, a través de su pasión, que no encontró.

Ya lo dijo la madre, bebía y se mataba y parecía que algo le atormentaba. No pasaba de todo, al revés, todo le importaba, por mucho que intentara metérselo en la cabezota, aunque su todo en la vida fuese coger 300.000 pesetas al mes y dárselas a su mujercita.
Pero con ello no daba, sus idas y venidas no le conducían a nada, pero se subía a un escenario y decía esto y aquello, algunas veces cantaba, lo que la tranca le permitía, y el aplauso se ganaba. Por encima del bien y del mal vivía, por siempre en la nuca sentada su hermana estaría.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ensayo de un crimen
Ensayo de un crimen (1955)
  • 7,7
    4.462
  • México Luis Buñuel
  • Ernesto Alonso, Miroslava, Ariadne Welter, Rita Macedo, ...
9
Líbranos de la salvación, amén.
Dicen que el ser humano nunca está conforme con lo que tiene o con lo que le rodea y resulta paradójico, en este caso, la desdicha de un hombre, no menos que ambigua. Tal es el caso que un hombre cuerdo, con suerte y poder para decidir la senda del saltamontes sea tan desgraciado.

Todo parte de una caja, con un maniquí de pantorrillas decididas y con una melodía cordinada. Es el don que dibuja la silueta de la persona que pone imagen a una tonada y descubre para sí un sueño incumplible. Un sueño que dirige su vida y un ensayo mil veces acabado pero nunca perpetrado. ¿Buena suerte? ¿Decidir sin firmar?. Pues no, el hombre recurre a la visión más romántica. Despertar de la pesadilla y vivir una ilusión, que desde enano se le atraganta.

Pero la suerte, a diferencia del destino, enseña su verdadera cara. La no amistad y la no vigencia eterna. Un día se va y aparece la realidad, que nunca quiso vivir pero que ahora se presenta como un rayo de luz que reseca la niebla. Tras troncos y más troncos, húmedos de deseo, irrumpe una imagen, un engaño, y sucumbe, dejando atrás a la fortuna, la resignación, disfrazada de cambio. Conformismo.

Réquiem por Archibaldo De la Cruz.
[Leer más +]
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
El coleccionista
El coleccionista (1965)
  • 7,7
    4.976
  • Reino Unido William Wyler
  • Terence Stamp, Samantha Eggar, Mona Washbourne, Maurice Dallimore, ...
10
Enfermo de verdad, loco por el cruel amor.
Wyler es un tipo capaz, englobando en ese término a toda habilidad para hacer grandioso cine. Todo lo que he visto de él roza la perfección técnica, al menos a mi modo clásico de ver el séptimo arte. Pero uno se da cuenta de que ésta no es una obra maestra al uso, sino una obra arriesgada de un hombre que sabe que domina lo que hace y que sabe plasmar y enlazar lo enfermizo y lo coherente. El personaje de Freddie consigue ese imposible equilibrio.

Freddie es un hombre muy inteligente, maniático, ambicioso y detallista, que busca la perfección absoluta, que no es otra que la que vive en su mente. Por eso se fija en Miranda, una como otra cualquiera, con la diferencia, la gran diferencia, de que es preciosa. Consciente del mundo que le rodea, y en una acción que corresponde a su inteligencia innata, le aisla de la contaminación, intentando que de una vez por todas se atisbe esa luz entre su mente y lo real, sin percatarse de la confrontación entre su mundo idílico de evasión y el mundo social y actual. Ese fue su único fallo.

Miranda, por el contrario, es una pseudointelectual, en la que influyen multitud de corrientes. Con bases y pilares ya creados de lo que es y lo que no es. Sin embargo tiene ingenio y es perspicaz, aunque estas habilidades frente a las de nuestro amigo Freddie son secundarias, invenciones. Ella fue comprendiendo que nunca de otra forma se hubieran conocido, algo evidente. Freddie se hubiese vuelto alcohólico en un mes de haber entablado amistad con sus allegados, sentados en un bar hablando de vacuidades o simplemente intentando formar parte de ese mundo. A Miranda, infectada, inocente de todos los cargos por otra parte, le afectó demasiado la bocanada de aire puro.

Una vez entendidos los personajes, las acciones, las miradas y los hechos son cosa del espectador. Ese amplio abanico de observaciones y estimaciones personales es lo que le da una profundidad a la obra que la hace diferente. Tú eres el invitado y juez final, el del veredicto inapelable.

Lo que está clara es la diferencia entre alguien loco y alguien fantasioso. Mientras que uno se ocupa de actuar, con nefastas consecuencias en la gran mayoría de los casos, otro se limita a observar y dejar pasar el tiempo, consciente de lo utópico de su salvación.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
El espejo
El espejo (1975)
  • 7,9
    5.360
  • Unión Soviética (URSS) Andrei Tarkovsky
  • Margarita Terekhova, Philip Yankovsky, Ignat Daniltsev, Oleg Yankovskiy, ...
9
Volver a ser un niño.
En el cine de Tarkovsky todo tiene vida, todo se armoniza, incluso las piedras parece que se mueven al son de la conciencia, nunca se le dio tanto sentido a lo surgido de la tierra y nunca esto transmitió tanto. Este cine es una danza en la que nadie pisa a nadie, que no tiene por qué ser bailada sobre el suelo pero sí sobre aquello donde todo crece. Y esto ocurre porque en ese mundo el agua se transporta a su antojo, invadiendo rincones que en este mundo no se violan.

Volver a ser un niño es tan fácil como mirarse a un espejo. Lo segundo es más difícil de conseguir: que se estremezca el alma, algo innato que viene de siglos atrás, de rodaje. Hay que cruzar muchos ríos y tensar muchos hilos, y sobre todo no temer, ni a los 17 ni a los 40.

Los últimos días llegan mirando, esperando que algo llegue de entre la maleza, de entre lo oscuro del bosque.

Los primeros días llegan avanzando, sintiendo el viento en tu espalda, en la penumbra, para después sentir frescor en cada pisada. Quizás te suene. Depende.
[Leer más +]
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Fuga de Alcatraz
Fuga de Alcatraz (1979)
  • 7,6
    30.259
  • Estados Unidos Don Siegel
  • Clint Eastwood, Patrick McGoohan, Roberts Blossom, Jack Thibeau, ...
5
Fuga de cerebros.
Bueno, nadie discute que no sea un válido entretenimiento, lo que yo vengo a discutir aquí es que se centra tanto en eso que se olvida del toque de verosimilitud que debe tener una película de este tipo. Pero como no pretendo desmoronar a nadie la historia me centraré en ello en spoiler más adelante.

El elenco de actores no esta mal pero referido a sus papeles... ni fu ni fa. No se les hace la descripción adecuada ni se centra casi en ningún momento en sus inquietudes, por lo tanto, personalmente, no me llegan. Me importa un pimiento que se escapen o no. Otra cosa que me impresiona es el nivel tan elevado de imbecilidad que tienen los guardias, que dejan a la altura del betún la profesionalidad de un funcionario de prisiones. Sin embargo, la ambientación sí me parece un punto fuerte y está muy conseguida.

El resultado de sus pros y sus contras me parece satisfactorio, se salva. No te aburres y eso es importante. Pero no esperes más, tomátela sólo para pasar el rato.
[Leer más +]
14 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
7, el número equivocado
7, el número equivocado (2006)
  • 7,4
    56.946
  • Estados Unidos Paul McGuigan
  • Josh Hartnett, Bruce Willis, Lucy Liu, Ben Kingsley, ...
2
Algunos guionistas en la mesa, entre ellos el de "El caso Slevin".
- Y a ti te voy a decir una cosa. Sería de gran ayuda que definieras los personajes cada uno a su manera, no que te conviertas tú en todos. Dar a cada uno una forma de ser diferente al otro, porque, ¿sabes lo que pasa?, que la frase de mierda que suelta uno la puedes meter en la boca de otro y viceversa. Y como tú comprenderás, con tal cacao no se puede seguir con un mínimo de atención una peli, porque no sabes si el que estas viendo ahora es el otro o el otro es el que ya has visto. También deberían decirte que por más que mientas la peli no va a ser buena. Que te lo expliquen todo al final no tiene valor, lo haría cualquiera. Y si mientes miente en serio, no metas mentiras con coartada, dejan de ser mentiras para convertirse en gilipolleces. Y si no puedes hacer esto, entre otras cosas, dedicate a otra cosa. Por mucho que te guste el cine, a juzgar por los guiños que haces, no tienes por qué ser guionista, tenlo en cuenta.
[Leer más +]
12 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil