arrow
4
Inspirada en los relatos de P. C. Wren
Nos presentan a un capitán del Ejército francés que las vuelve locas, es George Raft, y asumiendo que estamos ante una película de aventuras en el desierto marroquí, que las conquistas no son sólo territoriales sino también de amores, pues lo aceptamos sin más haciéndonos la idea del mucho sexapil que despide el caballero legionario y que nosotros no somos capaces de ver; es la envidia de todo el acuartelamiento (y la nuestra) y su coronel le estima no por sus medallas ganadas en el campo de batalla, sino por su destreza en chismes y su bien hacer con las mujeres en los tugurios moros más elegantes. Encima la ambientación es la adecuada y lo que podía pasar por una aventurita rápida y sin más, con numerosos extras, abundancia de semovientes y medios suficientes, más el emir con pinta de sabio como siempre ponen al enemigo moro, no sé porqué, y su hija, princesa de corte europeo que no se explica bien, aportando la nota romántica y discordante, nos encontramos un relato bien construido para lo poco que cuenta pero con algunas incongruencias, pequeñas inconsistencias que alguno las dejará pasar pero yo, como comentarista gráfico en el Rif, no tengo más remedio que hacer constar.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo