arrow

X-Men: Primera generación (2011)

X-Men: Primera generación
Trailer
6,8
62.053
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Antes de que los mutantes se dieran a conocer y adoptaran los nombres de Profesor X y Magneto, los jóvenes Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) empezaban a descubrir sus poderes. No había animadversión alguna entre ellos, sino que los unía una sincera amistad y el deseo de trabajar juntos y entrenar a un grupo de jóvenes mutantes para evitar el Armagedón nuclear. Su enemigo común: el malvado Sebastian Shaw (Kevin Bacon), un mutante con el que Erik tiene una cuenta pendiente. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
X-Men: First Class
Duración
131 min.
Estreno
3 de junio de 2011
Guion
Ashley Miller, Zack Stentz, Jane Goldman, Matthew Vaughn (Historia: Bryan Singer, Sheldon Turner)
Música
Henry Jackman
Fotografía
John Mathieson
Productora
20th Century Fox / Marvel Entertainment / Bad Hat Harry Productions
Género
Ciencia ficción Aventuras Acción Fantástico Años 60 Guerra Fría Superhéroes Cómic Marvel Comics Precuela
Grupos  Novedad
X-Men
9
X- Men: El origen de una leyenda llamada Matthew Vaughn
La saga X-Men, al menos en sus dos primeras entregas, era prácticamente la única en el género de superhéroes que se salvaba de tener alguna película mediocre o directamente mala en sus filas.
Pero después de que Bryan Singer filmara dos de las mejores películas fantásticas jamás hechas, llegó Brett Ratner y lo destruyó todo. Mal guión, ninguna inteligencia, decisiones argumentales muy cuestionables.... poco o nada funcionaba en X-Men: La decisión final. Y aunque el público respondió espectacularmente bien (mucho mejor de lo que merecía el esfuerzo del equipo...), esta X-Men: Primera generación demuestra que, en los despachos de Marvel y de Hollywood en general, había algunos que sabían que las cosas podían hacerse mejor. Y no sólo éso. DEBÍAN hacerse mejor.
Quizás es por la vuelta de Bryan Singer a las labores de producción y creación de la historia. Quizás es por el reparto. Quizás es por el guión. O quizás es por todo ello.. pero esta X-Men es una auténtica gozada para los fans de los mutantes más célebres de la ficción, y debería serlo también para todos los cinéfilos en general.
El guión de la película combina a la perfección espectacularidad con intimismo, humor con violencia, drama y política. Quizás ese es el único fallo medianamente grave de la cinta, la trama política. y no porque no sea interesante, sino porque nunca me quedaron muy claras las razones que tenía Sebastian Shaw (villano al que Kevin Bacon da vida con una facilidad y carisma pasmosos) para meterse de por medio. O más bien, ¿por qué hacía falta tanta complejidad/complicación para acabar siendo todo lo que ya sabíamos: el principio de la lucha entre los mutantes y la humanidad, y muy especialmente, entre las propias facciones mutantes.
Porque ése es el gran punto fuerte de la película. Ir desvelando poco a poco por qué los personajes que conocemos llegaron a ser así, por qué se forjaron las alianzas, y qué sentían unos por otros. Por qué Raven Darkholme pasó a ser Mística, y cómo y por qué se enamoró de Magneto. Por qué Hank McCoy se convirtó en Bestia. Por qué se empezó a usar la Mansión X como escuela y guarida. Y sobre todo, la cámara de Matthew Vaughn nos enseña los entresijos de la relación entre los dos grandes amigos que se convrtieron en rivales. James McAvoy, en la piel de Xavier, muestra una vez más que es el mejor actor de su generación (sus ojos lo dicen todo), mientras que Michael Fassbender, el mejor del reparto, transmite todo lo que su personaje ha de transmitir (dolor, ira, amor, amistad) en apenas una mirada. El resto del reparto, en interpretaciones más que correctas, acompaña perfectamente a esta pareja estrella.
Y por si todo ésto no fuera poco, está Vaughn, Matthew Vaughn, quien decide disfrazarse de Singer o incluso de Richard Donner, para filmar con una elegancia y un clasicismo que sólo pueden calificarse de extraordinarios, ya sea en las escenas de acción o cuando maneja los diálogos entre sus personajes. ¿Ha nacido una leyenda?
[Leer más +]
166 de 214 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Matthew Vaughn ofrece un soplo de aire fresco a los X-MEN
El renacer de la franquicia mutante. Matthew Vaughn ofrece un soplo de aire fresco a los X-MEN elevándolos a un estadio digno, muchísimo mejor que el que obtuvieron en su anterior etapa.
"X-MEN: FIRST CLASS" nos traslada a la génesis de los X-MEN, el origen de todo. Nos pasea, primero, por la Alemania nazi para después llevarnos a la crisis de los misiles de Cuba, donde se ambienta la gran batalla final.

Se aborda esta primera generación de X-MEN desde la trascendencia del asunto para los mutantes, su integración en el orden mundial y su papel en la sociedad. Los personajes no son superficiales sino que en ellos existe ese dilema, esa preocupación por el futuro de sus vidas en sociedad. Esa ambición por reinar, ser el animal más fuerte y evolucionado o portarse como chicos buenos es la lucha interna de algunos personajes.

El ritmo de la película es bueno, sabiendo marcar las pausas y acelerando en los momentos clave. Si que se nota algún bajón rítmico, pero normal si tenemos en cuenta que son 132 minutos de metraje. Sobre todo se hace un poco larga la primera etapa del film, la presentación de todos los problemas, personajes y tramas, pero no es exagerado.
Grandes actuaciones por parte de James McAvoy y Michael Fassbender en sus papeles de Profesor Xavier y Magneto respectivamente. También destaca cómo el bueno de Erik Lehnsherr poco a poco va acercándose más al lado oscuro.

Todo acompañado de una BSO decente y unos efectos visuales destacables, "X-MEN: FIRST CLASS" se establece como una de las mejores adaptaciones del cómic al cine. Muy recomendable.
[Leer más +]
78 de 92 usuarios han encontrado esta crítica útil