arrow

Pistolero (1967)

Pistolero
Trailer
5,6
421
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dan Blaine (Glenn Ford), un antiguo pistolero convertido en sheriff, intenta mantener la paz en una ciudad en la que el joven pistolero Lot McGuire (Chad Everett) está causando problemas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Last Challenge
Duración
96 min.
Guion
John B. Sherry, Robert Emmett Ginna
Música
Richard Shores
Fotografía
Ellsworth J. Fredricks
Productora
MGM
Género
Western
5
Un pistolero en busca de fama.
A finales de los años sesenta Glenn Ford se dedicó a realizar westerns de bajo presupuesto con directores noveles o con directores ya muy veteranos a punto de retirarse. Este es el caso de “Duelo a muerte en Río Rojo” que supuso la última película de Richard Thorpe antes de su jubilación y que se dedicara como otros muchos a disfrutar de California.

La película no es gran cosa es cierto, tiene un aire televisivo evidente y muchas deficiencias. La música es espantosa y la fotografía es del típico spaghetti western italo-español de la época de serie B. Además algunas escenas con indios incluidos son ridículas para la fecha de la cinta, 1967, donde se pide un poco más de evolución.

La historia es excesivamente simple y ya vista mil veces y el metraje excesivo para lo que se quiere contar. A todo eso hay que sumar que ciertos actores secundarios –entre ellos el que hace de pistolero- no terminan de ser nada creíbles.

Pero aún así no todo es despreciable por tres motivos. Primero por algunos actores, entre ellos al mítico Jack Elam (“Hasta que llegó su hora”) que es el western personificado. Luego la extraña y a la vez belleza de Angie Dickinson –que ese año había estrenado también “A quemarropa”- y por supuesto por el inimitable Glenn Ford, uno de los pocos actores que aún con barriguita prominente queda extraordinario en pantalla como galán.

Todos estos westerns que hizo en su penúltima etapa –la última sería en los 70 con personajes del tipo de policías, militares y “Superman”- son un ejemplo de cómo se puede ser un tipo duro sin poner caras raras y sin tener aspecto de Terminator muscular. De todas ellas mi favorita es “Un paraíso a golpe de revolver” aunque ya digo que todas valen para pasar un rato en el viejo oeste.

El segundo motivo es por toda la parte final, que tiene un sabor amargo de western crepuscular que no es para nada esperado en una historia que tenía muchos elementos de comedia, y que se agradece que no decida ir por un final facilón.

El tercer motivo por la que recomiendo verla es simplemente porque soy un aficionado al western y eso me hace no ser del todo objetivo.

Nota: 5,4
[Leer más +]
23 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¡Mira chaval… que no te quiero matar y me estás obligando!
Por un lado tenemos un pueblo del Oeste muy convencional, con apariencia de telefilme y música de fondo como de serie de La Ponderosa, pero que contra todo pronóstico hay todos los días un muerto.

Por el otro lado tenemos a un sheriff al que le vienen a buscar. El duelo parece inevitable. Todo está contado sencillamente pero con aire demasiado señorial para un sitio tan peligroso. El sheriff alivia las tensiones con la madame del lugar; los dos juntitos en la cama con la colcha hasta el cuello en vez de lo que son, parecen un matrimonio mayorcito hablando de los hijos.

La película carece del aire trágico y rancio de Far West, aún así tiene un pase gracias a las interpretaciones.

Cuando Jack Elam entra en la saloon, el camarero le dice a la mujer:
-Ese tipo quiere hablar contigo. No me gusta su cara.
Pobre Elam, que mal se vive así. Te comprendo muy bien.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil