arrow

Tu novia está loca (1988)

3,5
184
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Amaya, la directora de una agencia de publicidad, es una mujer atractiva. Su novio Mikel, que no tiene mucho éxito profesional, va a tener que luchar seriamente por conservar su amor cuando un famoso actor se enamore locamente de ella. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Tu novia está loca
Duración
87 min.
Guion
Luis Marías
Música
Ángel Muñoz Alonso
Fotografía
Carles Gusi
Productora
Ana Murugarren Fabo
Género
Comedia
3
Más que loca, la novia es sosa.
Comedia de enredo, muy típica del momento de su realización, que bebe de los lugares comunes impuestos por la "Comedia Madrileña", pero que se queda en una anécdota floja y demasiado blanda, a lo que contribuye la funcional realización de un joven realizador que sorprendería años más tarde por otros derroteros mucho más satisfactorios ("Todo por la pasta", "La caja 507"). La absurdez del planteamiento se sobrelleva con esfuerzo por el espectador gracias a giros argumentales cada vez más absurdos y a personajes que rozan el ridículo, con los que los intérpretes poco o nada pueden hacer. En lo positivo, destacan Santiago Ramos y Antonio Resines, aportando profesionalidad sin brillantez y una espontánea María Barranco, que sin despeinarse se come enterita a la protagonista, Ana Gracia, una actriz correcta y que aquí no encontró ni el tono cómico ni la chispa seductora necesarios para hacer de su Amaya un motivo inexcusable por el que se monta el lío descrito en los pesados 80 minutos que dura la cinta.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Ni pizca de locura
Viendo a varios de los actores que habitan en este film, uno piensa que las risas y el descontrol estarán asegurados, pero la cosa se queda a medio camino.
El planteamiento de la historia parece al principio muy gracioso. El mayor problema al que se enfrenta el largometraje es su protagonista, la cual no tiene ni pizca de gracia (valga la redundancia de su apellido) y eso que tiene a un Santiago Ramos que es lo mejor de film, y a un Resines en su línea de comedia ochentera.
A partir de allí, y por los problemas comentados anteriormente, el guion y el ritmo empiezan a flaquear y es que sólo algunos pequeños destellos de calidad ayudan a digerir la visión de esta película..
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica