arrow

En carne viva (2003)

En carne viva
Trailer
4,7
2.663
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Frannie Avery, profesora de escritura creativa, vive sola en Nueva York. Inteligente y reservada, se dedica a investigar sobre el lenguaje de la calle y la novela policíaca. Pero una noche algo cambia en su vida: presencia involuntariamente un momento de intimidad entre un hombre y una mujer. La carga erótica de la situación la paraliza y, aunque no llega a ver el rostro del hombre, no olvidará el tatuaje de su muñeca ni su sensual mirada. Al poco tiempo, se entera, al ser interrogada por un policía, de un oscuro crimen cometido cerca de su apartamento. El detective Malloy, un hombre seductor, que a Frannie le resulta extrañamente familiar, cree que ella puede saber algo. Aunque Frannie intenta mantener las distancias, no puede evitar sentirse atraída por él. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
In the Cut
Duración
120 min.
Guion
Jane Campion, Susanna Moore (Novela: Susanna Moore)
Música
Hilmar Örn Hilmarsson
Fotografía
Dion Beebe
Productora
Screen Gems / Pathé Productions Ltd.
Género
Thriller Intriga Erótico Asesinos en serie Policíaco Thriller psicológico
7
De "Adicta al amor" a adicta al sexo
Meg Ryan abandona el papel de paguata de sus comedias románticas tradicionales para dejarse llevar por Jane Campion en un thriller dramático poco común.

En Carne Viva es una película poco comercial, poética, intimista y noctámbula. Es cierto que es un thriller y que la trama podía ser de cualquier película palomitera (crímenes, investigaciones, sospechosos...), pero la peculiar puesta en escena, en la que reina la pausa y el erotismo es lo que la enriquecerá para algunos o espantará a los amantes del género más cañero.

La cinta se desarrolla en un ámbiente lúgubre, urbano, oscuro y depresivo; un mundo en el que parece que nadie pueda ser feliz. Para plasmar este mundo hostíl la cámara deambula entre conversaciones, con continuos desenfoques que crean imágenes borrosas y herméticas. La cámara no se preocupa de buscar el mejor encuadre ni el plano perfecto, simplemente capta sensaciones y palabras. En la fotografía abundan los rojos y verdes, sobre todo cuando los personajes se encuentran en interiores o locales, en las que en su aspecto se ven unas luces inúsuales, tanto que a veces parece que los actores están dentro de una botella de Heineken.

Meg Ryan pone toda la carne en el asador para meterse en la piel de una mujer madura, solitaria y aburrida, desde el comienzo de la cinta parece que se encuentre en profunda depresión. Tambíen podemos ver a Jennifer Jason Leigh, que se pasa la película con el mismo chute que la Ryan interpretando a su hermanastra. Sabemos de sobra que a Meg Ryan le dio tiempo a pasar por quirofano para lucirse bien en sus despelotes, pero parece que a Jason Leigh la pillaron el plena dieta de la hamburguesa.

En resumen, una cinta extraña. Me atrevo a afirmar que cuando el espectador medio finalice el visionado de la película, la catalogará de pésima, y habitualmente será incomprendida. No es mala, de hecho el submundo creado está realmente coseguido, pero no deja de ser la obra de una friki que pretende levantar expectación.

Lo mejor: El ambiente sucio
Lo peor: Así de claro, puede no gustar.
[Leer más +]
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sexo y crimen
Por una vez, la unión del sexo y el crimen, constante del género negro, se presenta sin titubeos ni claroscuros, y nada menos que con Meg Ryan en algunas escenas tan abiertamente sexuales que su directora logra que nos sintamos allí, a punto de caricia, en un tris de conformar un triángulo realmente fascinante, porque ni sus actores lo han hecho antes para nosotros ni antes supimos en el cine comercial que entre el miedo, la angustia y el deseo, se puede filtrar un encuentro insólito, con situaciones empapadas de sensualidad primero, y luego de sexualidad perturbadora, sin perder en ningún momento la densidad ni la riqueza de la historia.
Por eso sus debilidades narrativas se pueden pasar por alto, igual que algunas obviedades que deterioran la carga de suspense. "En carne viva" bordea excelencias insólitas en el cine americano que suele andar por estos temas cogiéndosela con papel de fumar, y lo hace excitando, emocionando. Y todo con el singular talento de unos intérpretes de excepción.
[Leer más +]
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil