arrow

The Big C (Serie de TV) (2010)

7,2
1.498
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2010-2013). 4 temporadas. 40 episodios. Cuando a Cathy Jamison (Laura Linney), una madre de familia, le diagnostican un cáncer, se verá obligada a modificar algunos de sus hábitos, lo cual, paradójicamente, contribuirá hasta cierto punto a mejorar su vida. Oliver Platt interpreta a Paul, el inmaduro marido de Cathy. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Big C (TV Series)
Duración
30 min.
Guion
Darlene Hunt, Jenny Bicks, Cara DiPaolom, Hilly Hicks Jr., Mark J. Kunerth
Música
Marcelo Zarvos
Fotografía
John Thomas
Productora
Showtime
Género
Serie de TV Comedia Drama Enfermedad Comedia negra
7
Cáncer. La gran jodida C.
Bien, ahora hablemos de la serie. Hablemos de la otra gran C. de Cathy y su vida.

Cathy es una mujer adulta, que alguna vez soñó como lo hicieron todos los adultos de clase media y aburridos de las series de televisión yankis actuales. Un día despierta y descubre que el reloj comienza una cuenta atrás. Demasiado rápida, por cierto. Y decide hacer sus sueños realidad. No le queda otra.

La premisa, sencilla y que puede recodar bastante a la película "Mi vida sin mí", aunque va más allá por su ojo crítico con la sociedad americana contemporánea. Aquí habría que decir que su humor no es tan negro como algunos aseguran, siendo más al estilo de "Weeds" que de "Breaking Bad".

De todas formas, el guión y sus diálogos son los suficientemente buenos como para perdonar esta carga blanda con el mundo que rodea a Cathy. Las risas están aseguradas. Los personajes están enormes, comenzando por esa Laura Linney de la que es imposible no enamorarse, siguiendo por Oliver Platt, haciendo de Oliver Platt (es decir, un niño de 13 años atrapado en el cuerpo de un hombre adulto) y por supuesto, al hermano de la protagonista, un cruce entre un vagabundo y Mijaíl Bakunin.

La vida de Cathy se desmorona. Bueno, lleva bastante tiempo siendo una mierda, para que vamos a engañarnos a estas alturas. Ahora toca salvar lo que se pueda, pero esta vez haciéndolo como de verdad ella quiere. Se acabaron las reglas sociales establecidas.

Serie de lujo, apuesta personal de los chicos de Showtime para tratar de ganarle terreno a la HBO.

Esperemos que la serie siga por los derroteros de los primeros capítulos y no termine de morir por indigestión de azúcar. De momento está lejos de eso.

Y es que, no hay como comenzar a morirse para darse cuenta de lo vivo que está uno.
[Leer más +]
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La C de Cathy... la S de Showtime.
La C de Cathy... la S de Showtime.

Como he leído en una crítica que me precede, al querer iniciar esta serie hay algo que de un modo irracional te hecha para atrás, la C de Cáncer, que jodida. Pero una vez que damos el paso, que nos enfrentamos al miedo que todos tenemos dentro agradecemos haberlo hecho.

The Big C, no es una comedia al uso, ni un drama, coincido nuevamente con un compañero que señala que es más cercana a Weeds que a otra cosa. Eso lo vemos en su estructura, en los planos, diálogos e incluso planteamiento en personajes (siempre salvando las distancias), ver Cathy es ver a Nancy, ver a Sean es ver a Andy, y así un largo etc... En algunos momentos no dejaba pasar por alto ciertos detalles blandos en la serie, algo que no la hacía seria o perfecta, pero son eso, detalles que jamás podrán nublar la gran apuesta de Showtime, que se atreve con todo (Drogas, Psicópatas, etc... y ahora el Cáncer), que gran noticia es esa, que haya gente dispuesta a contarnos lo real, la vida, todo (más o menos rigurosamente tratado, porque no tiene que ser así).

Me dejaré en esta crítica muchas cosas importantes por decir, ya que sería una recensión y no una crítica (no deseo aburrir), contar la crítica a la vida moderna occidental, las frustraciones en las que vivimos sin ser felices, ¡y queriendo serlo! pero no hacer nada, las rencillas familiares, los errores cometidos... Todo eso es The Big C, y la C es Cathy.
Con esta serie he reído, llorado y mosqueado, ese marido, su hijo, con Marlene... Pero sobre todo he reflexionado, para creer entender que no deberíamos llegar a morir para desear vivir, amar, añorar, equivocarnos sin miedo a lo que piensen los demás, de disfrutar tal y como somos en la vida, en nuestro día a día pese a quien pese y juzgue quien nos juzgue. Es demasiado bonito estar aquí y no aprovechar lo que tenemos, de eso nos damos cuenta al final de la serie.

En fin, que esta crítica me estará saliendo regular, pero tengo en mi retina un aluvión de imágenes, frases y caras, y al final con lo me quedo es con la sonrisa de Cathy al afrontar su vida. Eso debiéramos hacer todos, con la metáfora del cáncer como ejemplo.

Como dice la canción, "pide un deseo a una estrella".
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil