arrow

Baby the Rain Must Fall (1965)

5,7
195
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Henry Thomas (Steve McQueen), un convicto al que le conceden la libertad condicional, vuelve a un pequeño pueblo de Texas, donde actúa como cantante de una banda. Su madre le insta a que deje de cantar y reanude sus estudios. Su mujer, Georgette (Lee Remick), y su hija vuelven para vivir de nuevo con él; pero su fuerte temperamento pondrá en peligro su libertad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Baby the Rain Must Fall
Duración
100 min.
Guion
Horton Foote (Obra: Horton Foote)
Música
Elmer Bernstein
Fotografía
Ernest Laszlo (B&W)
Productora
Columbia Pictures
Género
Drama
6
Previsible ¿ Y ?
Este film en general es previsible, bien si se lee una sinopsis previamente, bien si se tiene un poco de experiencia con este tipo de películas ( Típico film de antihéroe que sin apenas comerlo ni beberlo se ve asediado por fuerzas externas a su voluntad ). Aquí queda patente la mano en el guión de Horton Foote ( autor de la novela y también de otra obra mucho más lograda " La Jauría humana ", en la que esta constante queda mucho más patente y reflejada ademas de una manera más cruda y descarnada ). Tambien de Foote es el guión de " Matar a un ruiseñor ", dirigida por el propio Mulligan, fervoroso y necesario alegato contra el racismo.
De todas formas es un film que se deja ver con mucho agrado, transcurre de una manera líneal, el siempre efectivo Mcqueen le da la simpatía necesaria a su rol, aunque aquí, más bien al principio está un poco blando para los papeles que estamos acostumbrados a verle, por lo cual hay que hacer un leve esfuerzo extra para identificarnos con su papel.
Tambien hay que decir que se defiende muy bien como cantante de Country.
Prosiguiendo con el papel de los actores , la belleza clásica, frágil y serena de Lee Remick ayuda a ver esta película. Sin embargo más desapercibido pasa Don Murray ( el co-protagonista de " Bus Stop " junto a Marylin Monroe ).
Cabe destacar en la dirección a Robert Mulligan, un director surgido en la generacion de la tv junto a Lumet, Frankenheimer, etc....no era un director efectista en la realización, ni especialmente personal en la composición ó en las tomas, aunque cabe destacar buenas fotografias habidas en filmes suyos como " Verano del 42 " , " La noche de los gigantes " ó esta película sin ir más lejos.
Mulligan fue un director preocupado por darle un trasfondo social y progresista a sus películas como queda demostrado aquí y sobre todo en su gran obra culmen ( Matar a un ruiseñor ). Tambien hay que citar en este aspecto " La noche de los gigantes ". Por este y otros motivos que no voy a citar ahora para no extenderme en exceso, le recomiendo al crítico de arriba que visite su filmografía. Aparte de las ya citadas se encontrará una comedia interesante como " Kiss me Goodbye " ó " El otro " , que no la he visto pero que debe estar bien.
Obviamente y volviendo a una de mis aseveraciones anteriores , no nos encontramos con una gran película pero si que es verdad que cumple su cometido muy dignamente y es de esos films que siempre te llevan a pensar un poquito en la individualidad como camino de vida.
Un saludo, Efelson.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
DEMASIADO TARDE PARA SER REBELDE
Drama firmado por el director de “Matar a un Ruiseñor” (To Kill a Mockingbird, 1962) y “Verano del 42” (Summer of ´42, 1971) y que cumple con los requisitos para edificar un melodrama de base, aceptable y si ayuda, con suficiente apoyo, una bonita fotografía supervisada por Ernest Laslzo, mejor que mejor. Los vacíos y amplios paisajes llanos que ambientan la historia no pueden desmejorar la situación de soledad y desamparo en que vive la familia desestructurada que se reencuentra para edificiarse de nuevo. Pero no sin problemas por el medio; Henry Thomas (Steve McQueen) se castiga constantemente con el alcohol mientras intenta triunfar como cantante más allá de los bares de carretera, mientras su mujer Georgette (Lee Remick) y su pequeña hija Margaret (Kimberly Block) recién llegadas en esa malas tierras, van en su búsqueda, e intentarán apagar la terrible verdad de un hombre incapaz de mirar hacia sus verdaderas responsabilidades.

Tal vez el film carece de la intensidad dramática reportada en la anterior “Matar a un Ruiseñor” pero se ve la firmeza de Mulligan en mostrarnos unos personajes desarraigados, presas del infortunio en una puesta en escena como si se tratara de la Gran Depresión Americana.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil