arrow

Big Eyes (2014)

Big Eyes
Trailer
6,1
16.318
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la historia de Margaret y Walter Keane. En los años 50 y 60 del siglo pasado, tuvieron un éxito enorme los cuadros que representaban niños de grandes ojos. La autora era Margaret, pero los firmaba Walter, su marido, porque, al parecer, él era muy hábil para el marketing. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Big Eyes
Duración
106 min.
Estreno
25 de diciembre de 2014
Guion
Scott Alexander, Larry Karaszewski
Música
Danny Elfman
Fotografía
Bruno Delbonnel
Productora
Silverwood Films / Electric City Entertainment / The Weinstein Company. Productor: Tim Burton
Género
Drama Basado en hechos reales Biográfico Años 50 Años 60 Pintura
5
Los ojos vacíos de Tim
Hace mucho tiempo que Tim Burton no es sino la sombra de lo que antaño llegó a ser. Ha deformado su talento hasta el punto de reciclarlo con unos fines que uno se atrevería a denominar tristemente como meramente comerciales, siendo el paradigma más desolador de ello su 'Alicia en el País de las Maravillas' (2010), donde adaptaba con desmedida deslealtad y libre albedrío mal entendido un original de Lewis Carroll que al propio director, atención, no le gustaba. Tal cual, Burton se limitó a dar rienda suelta a su bulimia visual (y digital) cual Peter Jackson devaluado (que lo está) basándose en una novela que ni siquiera le importaba. Se confirmaba así (consolidándose dos años más tarde con 'Sombras tenebrosas') la decadencia de un autor que brilló a finales de los 80 y durante toda la década de los 90, regalándonos obras maestras como 'Eduardo Manostijeras' (1990) o 'Ed Wood' (1994). Fue el efecto 2000 o bien compartir cama con Helena Bonham Carter, quién sabe, pero la entrada en el nuevo milenio le sentó como un tiro y, con la salvedad de la conmovedora 'Big Fish' (2003), su carrera cayó en picado. Ni siquiera la agradable 'Frankenweenie' (2012) le redime, ya que servía más a la imitación burtoniana que ha terminado convirtiéndose en cliché que al verdadero arrebato de autor con corazón.

'Big Eyes' (2014) no sirve para reconciliarse con el director de 'Mars attacks!' (1996) pero al menos no molesta. Se ve con tanta facilidad y ligereza como se olvida. ¿Esto es suficiente? No para el amante del mejor Burton, sí para quien había abandonado toda esperanza. Aborda la historia real de Margaret y Walter Keane, un matrimonio de artistas que, apoyado en un casi involuntario fraude (a priori), se hizo millonario gracias a los populares cuadros de los niños con ojos grandes. Él se aprovechó de ella y, en los tiempos del machismo imperante y el patriarcado nunca cuestionado, todo fue de aquella manera sin que nadie se preguntara nada. Una historia jugosa que nunca alcanza a sorprender, enganchar ni mucho menos emocionar. Es interesante en tanto en cuanto lo que narra resulta entretenido e incita a la curiosidad, pero el guión (escrito por quienes crearon el libreto de la colosal 'Ed Wood') sólo deambula por la superficie de todos los temas que aborda (ni poderosa reflexión sobre el mercantilismo del arte ni mosaico del matrimonio de los años 50-60 en Norteamérica ni artefacto que cuestione el arte de Margaret Keane). Todo luce lo suficiente como para no aburrirse pero jamás se esfuerza por ser algo más que un biopic rutinario, con alguna salida de tono desconcertante (el supermercado, las cerillas) y que, quizá, sí sirva como digna reivindicación feminista. Waltz y Adams aportan su talento, aunque les hemos visto brillar más y mejor, y la conjunción de ambos resulta agradable de contemplar, siendo posiblemente lo único notable de la cinta.

Burton, como realizador, prefiere permanecer invisible tras las cámaras, lo cual es preferible a sus arrebatos manieristas de los últimos años, pero no es ni mucho menos comparable al caso de David Fincher, quien se oculta tras sus guiones para nunca dejar de ser fiel a él mismo. Con Burton ocurre algo muy distinto pues él, simplemente, se evapora y, como resultado, queda una obra impersonal hecha con cierta desgana. Cuesta creer, incluso después de tantas decepciones, que Tim Burton se haya abonado a esa producción industrial que tanto parece criticar en su última película, con un sentido del kitsch que no reconocería ni en un millón de años. ¿Será la secuela de su estupenda 'Bitelchús' (1988), anunciada para 2016, motivo de celebración? Quizá, aunque algunos nos tememos que sea parte de su manufacturación en serie de excentricidad para el gran público. Ojalá no sea así.

www.asgeeks.es/movies/critica-de-big-eyes-los-ojos-vacios-de-tim/
[Leer más +]
61 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Amy Adams
Big eyes es el largometraje número 17 del director nacido en California, Tim Burton, y algo es cierto no estamos ante la mejor película del director norteamericano, pero mucho menos con la peor, Tim es un director que ha sabido hacerse de un estilo propio y peculiar como él mismo, también es cierto que con Big Eyes no tenemos un biopic con la fuerza argumental de aquella extraordinaria película de 1994, Ed Wood, pero Burton ha sabido hacer un filme interesante y ha logrado cautivar, algo que no había logrado con sus últimos tres largometrajes. Big eyes queda todavía lejos del Tim de "Big Fish" o "Edward Scissorhands" pero el propósito de esta crítica no va dirigida a contraponer el viejo Burton con el nuevo, sino desentrañar las virtudes de esta nueva cinta.

Es la primera vez desde "Charlie and the Chocolate Factory" que Burton no hace uso de la actuación de Johnny Depp, las actuaciones principales están a cargo de Amy Adams y Christoph Waltz, haciendo un trabajo impecable y exaltando lo que a mi parecer hace que este filme funcione, Waltz y Adams hacen muestra de su talento y encarnan de manera magistral a Margaret y Walter Keane, Margaret se ve envuelta en el conflicto de obtener el reconocimiento como creadora de su trabajo después de que su marido, se hiciera acreedor como autor, el guión de Scott Alexander y Larry Karaszewski deja ver una gran construcción de personajes.

La interpretación de Amy, es el mayor acierto del filme, la sensaciones de Margaret se sienten muy cerca del espectador, su actitud nerviosa, temerosa y agobiante, resalta con mucha fuerza, si hablamos de la actuación de la señora Adams, podemos reconocer a una actriz que no sólo cautiva por su espectacular belleza sino que conociendo el trabajo de Amy, sabemos que de la mano de un director capaz, hace magia en la pantalla.

Los secundarios están adecuados en su papel, Jason Schwartzman, actor fetiche y compañero de andanzas de Wes Anderson se desempeña de gran forma, otro punto a resaltar es la música de Danny Elfman aliado incondicional de Tim Burton quien se apunta como armonizador del cine de Burton ¿Quién no recuerda la música de Big Fish como un personaje más del filme? en esta ocasión no es la excepción Elfman mantiene el equilibrio justo en la asociación entre música e imagen.

A este lista de puntos positivos añadiría la fotografía impecable de Bruno Delbonnel (hombre de confianza del director francés Jean-Pierre Jeunet), quien dota de una elegancia sutil que se encuentra latente en todo el metraje, resumiendo esta nueva película de Burton merece una oportunidad por todos, incluyendo a los que han perdido la fe en esta nueva etapa de Tim, sus dos grandes aliados tanto en la fotografía como en la música, un guión interesante y por supuesto Amy Adams (Disculpen si elogié demasiado a la señora Adams, pero no podrán negar que estamos ante una de las mejores actrices de su generación)

Big Eyes no es la obra cumbre de Tim Burton pero sí es su película más interesante de los últimos años.
[Leer más +]
46 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil