arrow

Carnaval de las almas (1962)

Carnaval de las almas
Trailer
6,7
1.955
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Mary Henry es víctima de un accidente automovilístico; desde un puente colgante su vehículo se ha precipitado a un río. Horas después, Mary aparece sola y desorientada en un banco de arena. En seguida notará que el mundo que le rodea ha cambiado. La línea que separa a los vivos de los muertos se hace cada vez más borrosa. Es entonces cuando aparecen… ellos... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Carnival of Souls
Duración
78 min.
Guion
John Clifford
Música
Gene Moore
Fotografía
Maurice Prather (B&W)
Productora
Herts-Lion International
Género
Terror Intriga Drama psicológico Surrealismo Sobrenatural Fantasmas Serie B Película de culto Cine independiente USA
10
La obra maestra desconocida
Sí, ya sé que eso de “obra maestra” lo has leído once mil veces y que a estas alturas te deja frio. Pero, créeme, lo es realmente: una verdadera “obra maestra” en el sentido más puro del término. Porque si una “obra maestra” es, como el propio nombre indica, la que sirve de referente e inspiración a otros autores, hay pocas en la historia del cine que merezcan tanto el dichoso epíteto.

Pero hablar es gratis. Así que ahí van tres ejemplos:

-Quizás tú seas de los incautos que creen que “El Sexto Sentido” es el culmen de la originalidad, y que su argumento (sobre todo el final) es “una genialidad”, ¿a qué sí? Pues, mira por dónde, sin destriparte la película: todo, absolutamente todo, lo que te impresionó de “El Sexto Sentido” está aquí, filmado cuarenta años antes. Tanto que podría decirse sin exagerar demasiado que Shyamalan hizo un remake parcial: cambió desarrollo y personajes, pero mantuvo intacta la esencia del argumento. Así que si eres de los que siempre se ha preguntado por qué a Shyamalan se le acabaron las ideas tras su primera película, ahí tienes tu respuesta: nunca las tuvo.

-Como ya ha mencionado un compañero, la influencia de esta película en “La Noche de los Muertos Vivientes” de Romero es evidente: desde su decisión (voluntaria) de Rodar en blanco y negro hasta la caracterización de los zombies, pasando por la fotografía. Y esta influencia no sólo se limita a su primera película: si habéis visto “La Tierra de los Muertos”, prestad atención; un par de escenas de “Carnival of Souls” os sabrán a “deja-vu”…

-Y si eres de los que te has “cagado” de miedo echándole horas al Silent Hill… Sí, efectivamente: como los propios desarrolladores han confesado, las ideas principales del juego y algunos de sus escenarios más conocidos (la feria) están inspirados en esta película.

Y no es de extrañar que haya resultado tan influyente, que haya cautivado a tantos creadores de talento… porque es portentosa, un absoluto peliculón: extremadamente original y dotada de unos recursos narrativos que, incluso hoy, a pesar de haber sido imitados un millón de veces, resultan todavía frescos y vanguardistas. -Tan vanguardista y adelantada a su tiempo, por desgracia, que en su momento pasó completamente desapercibida-. Una película que, gracias a su fotografía expresionista y a una música fantasmagórica y enervante, consigue crear una atmosfera propia, siniestra e irreal. Y que, por si fuera poco, nos regala algunas de las imágenes más espeluznantes y perturbadoras que ha dado el género -a estas alturas, y con permiso de “El Resplandor”, la única película que todavía consigue asustarme-. Todo ello rodado con cuatro perras y con nulos efectos especiales, a puro golpe de imaginación y talento.

En definitiva, una auténtica joya, lo que se dice una obra de culto. No digas que entiendes de cine de Terror si no la has visto. Imprescindible (en serio).
[Leer más +]
62 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un parque de atracciones... ¿Vacío?
Debo reconocer que el género de terror nunca estuvo entre mis favoritos. Fundamentalmente porque entiendo que una película de terror debe causar precisamente eso y si no lo consigue, el efecto producido suele ser el contrario.
Carnival of Souls no me aterrorizó ni tampoco creo que en 1962 lo hubiese conseguido, pero eso sí, me parecieron interesantes muchas de las ideas que Harvey y el guión de John Clifford nos proponen, tales como esa sutil línea divisoria entre el mundo de los vivos y el mundo de las almas ó ese desconcierto que, como espectadores sufrimos, aún intuyendo cual es el verdadero sentido de la historia.
El detallismo con que cada gesto es tratado es uno de los valores destacables de esta producción, realzado por una fotografía en la que nada es dejado al azar. La escena del sofá en el apartamento de ella, donde la mano de él no ocupa un lugar casual, ó el rostro absolutamente expresivo de la casera cuando Mary le habla de sus visiones ó el sacerdote indignado por la sinfonía que Mary interpreta en el órgano, son algunas muestras de ello.
Y como telón de fondo, el carnaval de almas, en el silencio de un parque de atracciones...¿vacío?
[Leer más +]
26 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1