arrow

Daikaijû Baran (1958)

Añadir a listas
Sinopsis
Un par de biólogos en busca de una especie de mariposa, mueren trágicamente en una región montañosa y apartada de Japón. La hermana de uno de ellos, la reportera Yuriko Shindo (Ayumi Sonada) se une junto con su fotógrafo a un grupo que va a buscar las razones de la muerte de la anterior expedición. Yuriko se entera, gracias a unos asustados aldeanos de la región, que ambos científicos fueron víctimas del Baradagi (Dios Varan), una criatura monstruosa y supuestamente divina que habita en un lago entre montañas... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Daikaijû Baran
Duración
87 min.
Guion
Sin'ichi Sekizawa (Argumento: Ken Kuronuma)
Música
Akira Ifukube
Fotografía
Hajime Koizumi (B&W)
Productora
Toho Company
Género
Ciencia ficción Terror Monstruos
8
Posiblemente, una de las más infravaloradas y olvidadas del cine de Kaijus y, por lo tanto, también uno de los monstruos más olvidados
Cuarta película diriga por Ishiro Honda en lo referente a los Kaijus (si no contamos la versión americana de Godzilla y "El Hombre H", The Mysterians" y "Battle in Outer Space"), después de dos entregas de Godzilla y una de la gigantesca ave Rodan. Esta es otra carta de presentación del nuevo monstruo que la titula: Varan, un ancestral reptil de la época del Triásico, el cual se creía extinto, hasta que varios investigadores merodearon su hábitat en busca de una familia de mariposas, cerca del lago donde vivía.

Me sorprende muchísimo que esta película no sea tan conocida como, por ejemplo, Rodan, pues ambos Kaijus se incorporan a la saga principal de Godzilla, tarde o temprano. Quiza sea eso mismamente por lo que se le conoce tan poco: Rodan aparece antes y muchas más veces que Varan (aparece por segunda vez en la primera película de Ghidorah, si no recuerdo mal), y Varan aparece por segunda y última vez en "Kaijû sôshingeki/Invasión extraterrestre", de 1968). Con tan pocas apariciones, es normal que este kaiju haya acabado en el olvido muy rápido. Una pena.

Dejando a un lado la popularidad del monstruo, comparando esta primera película con otras, como ya he llamado atrás, "presentaciones" de otros kaijus como Rodan o Mothra, me parece bastante sólida. Al comienzo, junto con la población indígena del lago, se intenta poner en duda un origen divino, por las leyendas del pueblo, que lo colocaban como un Dios que no debería de ser perturbado. Cuando por fin los humanos le obligan a salir de su escondite, se percatan de que no tienen nada que ver con las supersticiones de los indígenas, si no de que se trata de un reptil de la prehistoria. Después de haberle incordiado, Varan se ve obligado a escapar de los militares y, mediante la fuerza bruta, a deshacerse de ellos desatando su furia sobre todo lo que encuentra en su camino.

La película es otra de las muchas películas de Kaijus que hemos visto, en la que los humanos ven al monstruo como una potencial amenaza y deben de encontrar la forma de matarlo porque creen que si lo dejan a su rienda, será un gran peligro para sus vidas. Algo que hacía que perdiera mucho la secuela de Godzilla, era que habia un plot dramático familiar que, en este tipo de películas, no le importa a nadie. Creo que los guionistas debieron de haber pensado en ello, y Varan no tiene nada de eso. De hecho, desde el momento en el que son asesinados los investigadores en los primeros 5 minutos del film, la trama se centra únicamente en el monstruo, lo cual se agradece bastante.

Desde que el monstruo entra en acción, la película mantiene una perspectiva militar del asunto, tanto en tierra como en mar abierto. No hay personajes odiosos que repugne verlos en la pantalla. Es un gran detalle a tener en cuenta que el Kaiju que protagoniza sus films aparezca mucho en pantalla. Y que tontería, ¿no? Pues que no hay que un Kaiju no aparezca mucho en las películas que protagonice... Pues aquí pongo un pequeño dato: Varan es uno de los kaijus que más minutos han tenido en sus películas, con un total de 16m y 30s. Para que tengáis otros ejemplos, Godzilla, en la primera de 1954, aparece casi 9 minutos y Rodan, en la de 1956, casi 7 minutos. Es cierto que a partir de los 70s, los kaijus tenían más minutos en sus películas, pero la mayoría, en los 50s/60s, no tenían casi pantalla (muestra de ello son las apariciones de Ghidorah en su primera entrega, que si sumabamos todo, no teníamos ni 5 minutos). Una gran muestra de lo que significa que no hayan tramas estúpidos entre humanos en los kaijus. (En spoiler pongo enlace a una lista de IMDb con el screen-time de todos los kaijus en cada película, si a alguien le pica la curiosidad).

Por lo demás, los efectos especiales no están nada mal, y los escenarios no decepcionan. El traje de este monstruo es mejor que el de los de King Kong y Godzilla de su película de 1962.

Lo dicho, si te gustan las películas de Kaijus, mírate esta, porque creo que no te decepcionará. Una verdadera lástima que,a lo largo de la historia del cine y de su género, esta película y, con ello, el mismo Varan se hayan olvidado y no haya aparecido más veces. Ojalá que en las nuevas producciones americanas que van a estrenarse en los próximos años, Varan vuelva a aparecer y a tener relevancia.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica