arrow

Nuestros días felices (1990)

6,6
161
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Desgarradora crónica sobre la institución familiar: una joven parisina va a un pequeño pueblo de la Costa Azul para acompañar a su padre, que se está recuperando de una operación quirúrgica. Tavernier consiguió que Bogarde volviera al cine después de un retiro de once años. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Daddy nostalgie (These Foolish Things)
Duración
103 min.
Guion
Colo Tavernier O'Hagan
Música
Antoine Duhamel
Fotografía
Denis Lenoir
Productora
Little Bear / Eurisma
Género
Drama Familia
5
Un Tavernier desconocido.
La presentación de este film nos atrae a primera vista: dirigido por el magnífico Bertrand Tavernier, sus actores: el legendario Dirk Bogarde, la fantástica Jane Birkin y Odette Laure.
Película galardonada al mejor actor en el festival de Valladolid (Bogarde), al César a la mejor actriz de soporte (Laure) y seleccionada oficialmente por el festival de Cannes.

Lamentablemente esto no es real, hemos visto un espejismo, creemos haber visto algo en frente de nosotros tan real, tan gratificante pero en realidad ha sido todo una ilusión o una ¿desilusión?
El entusiasmo primerizo al que caímos instintivamente va disminuyendo a medida que nos vamos adentrando a este retrato costumbrista sobre una familia anglo-francesa.
Su contenido y su forma de narración son convencionales y previsibles, nos adentramos pero sin tener una respuesta, o algo que nos invite a descubrir algo original.

La película nos cuenta la historia de Caroline, una escritora parisina que recibe una llamada de su madre, quien le comunica que su padre esta gravemente enfermo. Ella lo visitará pasando unas semanas con ellos, en cuya experiencia construida de recuerdos y anécdotas redescubrirá su propia vida y la de su familia, especialmente la de su progenitor.

Lo que no hay que olvidar es que detrás de cámara hay una referencia real, el gran Tavernier, quien logra plantear temas como lo efímero que es el amor (los padres de Caroline), el ser humano como un ser vivo que se constituye a través de los recuerdos y la memoria (Bogarde) de lo cual hace referencia el título del film: “Daddy nostalgie”, y la reacción del humano frente a situaciones críticas, como es la muerte (Birkin).
Todo esto convive armoniosamente gracias al talento visual de su director, quien mantiene su preciosismo formal.

SIN EMBARGO, TAVERNIER NO LLEGA A CONVENCERLOS CON ESTE FILM DESLUCIDO, QUE NO PUEDE EVITAR LA INFECCIÓN SENTIMENTAL Y EL EFECTISMO, EN EL CUAL BOGARDE NO HACE HONOR A SU CURRICULUM CINEMATOGRÁFICO.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil