arrow

Tiburón (1975)

Sinopsis
En la costa de un pequeño pueblo del Este de los Estados Unidos, un enorme tiburón ataca a varias personas. Por temor a los nefastos efectos que este hecho podría tener sobre el negocio turístico, el alcalde se niega a cerrar las playas y a difundir la noticia. Pero un nuevo ataque del tiburón termina con la vida de un bañista. Cuando el terror se apodera de todos, un veterano cazador de tiburones, un oceanógrafo y el jefe de la policía local se unen para capturar al escualo. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Jaws
Duración
124 min.
Guion
Peter Benchley, Carl Gottlieb (Novela: Peter Bentchley)
Música
John Williams
Fotografía
Bill Butler
Productora
Universal Pictures presents a Zanuck/Brown Production
Género
Terror Drama Animales Tiburones Película de culto
Grupos  Novedad
Tiburón (Universal Studios)
9
Y ASÍ SE CREÓ EL BLOCKBUSTER
Spielberg forma parte de ese grupo de cineastas que en los setenta marcaron las pautas del modo de hacer cine que perdura en nuestros días, Coppola con su PADRINO, Lucas con la GUERRA DE LAS GALAXIAS, Scorsese con TAXI DRIVER y otros muchos que han perdurado en nuestros días.
Coppola hizo auténtica magia con la primera de la saga del padrino dónde comulgaban todos los elementos del cine perfectamente, Lucas reinventó la ciencia ficción en un momento dónde se perdió el interés y Scorsese sacaba brillo a los bajos fondos.
¿Cómo contribuiría Spielberg en el modo de cambiar el cine?.
Spielberg es un director amado por unos y odiado por otros, pero de los directores anteriormente mencionados Spielberg es el que más temas ha tocado y sin lugar a dudas de forma más rentable (con excepción de Lucas que vive de rentas por estar detrás de las seis pelis galácticas).
Puede que tenga menos talento que Coppola, pero Spielberg tiene algo que no tiene ningún director, sabe lo que quiere ver el público, el creó con TIBURÓN el "blockbuster" y a partir de ese momento tuvo libertad para hacer literalmente lo que ha querido y casi siempre dándole beneficios que asustan.

Centrándonos en TIBURÓN no hay nada nuevo, son un conjunto de elementos que siempre estuvieron en el cine pero es la forma de juntarlos lo que hace que TIBURÓN sea una película que haya perdurado por encima de otras monstermovies, Spielberg no creó el suspense pero sabe manejarlo como nadie (sobre todo cuando al gran escualo no lo vemos, pero sabemos que está ahí).

Quizás Spielberg nunca supo que esta película perduraría, de hecho estuvo a punto de abandonar el rodaje por no poder rodar en el mar, pero la historia engancha desde los primeros compases de John Williams (sin la música de este genio muchas películas en las que ha participado no serían igual), nuestro miedo al agua, a los dientes...
A todo enamorado del mar le encanta esta película sobre todo el desafío final de los tres protagonistas contra la bestia, simplemente ÉPICO, totalmente increible pero da igual.

En esta película están muchos de los temas preferidos por Spielberg, el amor padre-hijo (inolvidable la escena de Roy Scheider y su hijo fruto de la improvisación de los actores), y sobre todo el de un hombre ordinario enfrentándose a una situación extraordinaria que se ha repetido en muchas de las películas del director, ejemplos:
1- Encuentros en la tercera fase : Richard Dreyfuss y los extraterrestres (estos pacíficos).
2- ET : la familia media americana y el extraterrestre (este muy pacífico)
3-La Guerra de los Mundos : Tom Cruise (muy marciano en la vida real) y los extraterrestres (de pacíficos poco).
Pero el más conseguido es BRODY el protagonista de TIBURÓN, un pacífico sheriff que se enfrenta a un bicho de nueve metros.

TIBURÓN es un clásico, gustará más o menos, despertará más o menos simpatías, pero tiene momentos de gran cine y sigue siendo mi película favorita de Spielberg (que no la mejor).
[Leer más +]
86 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Mucho más que un bicho
Quien sea admirador de esta inclasificable película será consciente de que su título, que en inglés sería algo así como “mandíbulas” no es más que el trasfondo narrativo y comercial para promocionar una película (perdón peliculón) que cuenta a lo largo de su metraje bastante más que la historia de un tiburón que devora personas. Basada en el libro de Peter Benchley y que él mismo adaptó para llevarla a la pantalla, la historia gira en torno a los habitantes de una pequeña localidad que se nutre económicamente del turismo y ve como su economía peligra por culpa de un despistado escualo que pretende comerse a sus adinerados turistas. “Tiburón” es un ejemplo narrativo de cómo a través de las imágenes un genio como Spielberg puede condensar todo un libro con acierto gracias también al oficio de su escritor y guionista Benchley que evitando algunos matices de los personajes supo acomodar su libro casi al completo. En “Tiburón” son desmenuzados casi la totalidad de los miembros de la comunidad de manera sencilla pero eficaz, todos importan y aunque el trío Scheider-Shaw-Dreyfuss centren la atención la historia sólo les pertenece en el segundo acto. En el primero Spielberg lo dedica por completo al pueblo, la forma de vivir de sus habitantes, sus motivaciones, intereses y sobretodo sus miedos en el momento en que ven peligrar su forma de vida. Para el Jefe de Policía Brody la seguridad de los ciudadanos es lo primero, el alcalde lo ignora no queriendo entender la naturaleza del peligro al que se enfrenta y tratando de buscar explicaciones absurdas a lo evidente. No se menciona en la película que el Alcalde, magistralmente interpretado por Murray Hamilton es un político corrupto que a comprado y recalificado unos terrenos para venderlos a los turistas con la intención de hacer su agosto, algo que se ve truncado por la aparición del tiburón y el posible cierre de las playas con lo cual adiós a los turistas y sus añoradas ventas, razón que da sentido a su obsesiva ceguera por mantener abiertas las playas. Algún otro detalle más queda omiso del libro, pero con acierto porque algunas referencias de los personajes hubieran estropeado la química del trío formado en la segunda parte de la película y en lugar de camaradería hubieran sido enfrentamientos que romperían el afecto y preocupación que se siente por los tres protagonistas.
La sencillez con la que el director nos presenta el núcleo familiar del Jefe Brody, en una impagable y breve introducción que aporta más detalles en pocos minutos que muchas películas en horas, los matices cotidianos de los habitantes del pueblo en los que todos tienen su momentito de gloria, la pintoresca descripción de Quint y Hooper. Nada en esta brillante película está dejado al azar, todo está conectado y las consecuencias de unos afectan a otros, las apariciones del tiburón mostrado con cautela y sólo cuando es necesario, una obra maestra que lo tiene todo.
[Leer más +]
51 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil