arrow
1
Para mear y no echar gota
"Erase un film que robaba a las películas buenas para hacer una peli muy mala".

Me imagino que los productores de esta obra vieron El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada, y les pareció grandiosa, pero demasiado constreñida por el rigor histórico. El director Otto Bathurst, en cambio, no ha cometido ese error; de hecho, ha evitado cuidadosamente cualquier referencia a la Edad Media. Y lo digo en serio.

¿Y cómo han logrado construir un relato sobre Robin Hood con semejante premisa?, te preguntarás. Pues la solución que han encontrado es robar escenas sueltas de películas ambientadas en cualquier época... salvo el Medievo.

Para evitar spoilers, me centraré a partir de ahora en el plano estético de la película. Con esa será más que suficiente.

La historia arranca en Nottingham (que luego iremos descubriendo que es un New York vagamente feudal), y nos cuenta como se conocen Robin y Marian. Pues bien: toda la secuencia está inspirada en 50 Sombras de Grey. ¿Te duele leerlo? Pues esto acaba de empezar.

La acción se traslada después a un Oriente Próximo que NO es el de las cruzadas, sino el de unos guerra de Irak en el que los marines llevan arcos que empuñan como si fuesen ametralladoras, se gritan frases como "No te separes de la unidad", los talibanes se mueven como ninjas mientras disparan flechas que silban como balas y revientan paredes de piedra, y los jefes de unidad lazan bengalas para pedir a la retaguardia un bombardeo de las catapultas.

En este tramo de la película aparecen, fugazmente, dos espadas. Y por increíble que parezca, no volveremos a ver ninguna en el resto de la película.

Por cierto, que a los soldados de la fe, en Inglaterra, los denominan "reclutas" ("... está usted reclutado...") antes de marchar a la guerra, "veteranos" cuando vuelven, y "soldados" mientras están allí. La palabra "cruzado" no aparece por ninguna parte, no vaya a ser que el espectador, por despiste, se traslade por un momento a la Edad Media.

De vuelva a Inglaterra nos encontramos con:

Unas minas de carbón (?) que parecen Mordor en un mal día: columnas de fuego, torres que se elevan hasta las estrellas de un cielo oscuro, y gente que pulula harapienta y pálida... menos Marian, que va maquillada como una furcia francesa en todo momento. Allí, entre chabolas de varios pisos, viven los obreros. Y digo "obreros". No "artesanos".

El Sheriff de Nottingham, desde el minuto uno, se nota que está al servicio de Lord Vader. Y por si cabía alguna duda, sus soldados son Stormtroopers. Salvo cuando hay protesta obrera, que entonces llevan - literalmente- porras y escudos de anti disturbios, contra los cuales los manifestantes lanzan cócteles molotov. Espadas no llevan nunca, que eso es una cosa muy feudal, y no pega con la película.

En este punto hay que decir no han sabido cómo lidiar con la aparición Iglesia, que, siendo una institución feudal que pervive hasta nuestras días prácticamente inmutable, podría haberle dado un aire medieval en algún momento. El director lo soluciona haciendo que los sacerdotes hablen como mafiosos, y trayéndose a un personaje de Juego de Tronos (Varys, "La Araña") para que sea el líder del clero local.

Por las noches, los ricos de la ciudad montan orgías salvajes, con alcohol, apuestas en la ruleta, drogas, y tan multi raciales que incluyen a mujeres asiáticas. Las féminas, por cierto, van vestidas para la ocasión. Eso es, unas van de dominatrix, y otras parecen strippers que todavía no se han desnudado del todo. Ojo: no es que en las misas matinales vayan más recatadas.

En todo este ambiente se mueve Robin con una doble vida: por el día es el playboy multimillonario Lord Loslie, y por las noches es un oscuro justiciero enmascarado que lucha contra la corrupción de la ciudad. La Mansión Loslie le sirve de batcueva.

Llama la atención la presencia de muchos hombres y mujeres de raza negra entre las clases suburbanas. Más que nada, porque la cámara les enfoca muchas veces. Cuota cumplida.

No faltan referencias a Matrix y a la saga de videojuegos Assasin´s Creed.

Respecto al argumento, es previsible a más no poder. Y en algún momento hay un intento de discurso épico que resulta totalmente fallido.

Ah, un último detalle: los coches de caballos, cuando cogen velocidad, pueden atravesar paredes. Los caballos salen del trance con alguna abolladura, pero nada más.
[Leer más +]
83 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
¿Por qué? ¿Y por qué no se puede poner 0?
Esas son las dos principales preguntas que se me vienen a la cabeza al ver este bodrio. Por qué una nueva versión de Robin Hood a estas alturas (si la haces al menos no violes, mancilles y te defeques en el mito), y por qué en Filmaffinity no dejan poner ceros. Cierto que es lo más bajo de todo pero los usuarios sabemos que ciertas películas se lo merecen.

Este infame, millennial y pretendidamente revolucionario "Robin Hood" recoge el testigo de la insultante y reciente "Rey Arturo" de Guy Ritchie, y eso quiere decir que fidelidad histórica ni olerla, que hay saturación de CGI, que todo marea y aburre, que se realizan pretenciosos paralelismos con el mundo actual y que todo está impregnado de ese lamentable posmodernismo tan tonante hoy día. Demonios, ya sé que los tiempos cambian y no son posibles ni deseables películas sobre mitos y leyendas como en los años 40, 50 y 60, pero los 90 no quedan tan lejos. Incluso podrían fijarse en intentos más recientes que, sin ser gran cosa, no son tan pésimos, como la "Robin Hood" de Ridley Scott o la "Rey Arturo" de Fuqua. Por último, si se quiere hacer una hortera peli-videojuego ambientada en el futuro o en un presente chungo y banksyano, basándose vagamente en algún mito, claro que se puede realizar; pero...¿por qué esa falta de imaginación para inventarse nombres, escenarios e historias, defecando pastiches sin dejar de usar las leyendas de siempre? (Ahora Lady Marian va maquillada y tatuada, lo raro es que no se ponga a cantar trap)

Otra pregunta que me hago es qué ha sido de la carrera de Jamie Foxx (51 años), quien exceptuando "Django Desencadenado" (y en 2012) ha ido encadenando un bodrio tras otro pasados unos dos años de ganar el Oscar por "Ray" en 2004. Y si Taron Egerton es la futura estrella del cine inglés, apaga y vámonos. A la hoguera con todo y con todos.
[Leer más +]
31 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
¡¡La peor peli del año!!
Llegando el final de este 2018 no esperaba encontrarme con una peli tan infumable como esta. Sinceramente no esperaba tampoco mucho pero viendo a Jamie Foxx tenía algo más de esperanzas en que por lo menos fuera entretenida, pues ni eso. Aburrida y sin sentido, por momentos nos mirábamos en el cine con las manos en la cabeza en plan; ¿Como puede ser tan mala?, pues lo es, es un completo desastre. Para empezar cuenta una historia que está super trillada, y que no intenta contarla de otra forma distinta, NO, no ofrece absolutamente nada nuevo, por lo que es todo predecible al milímetro. Sabíamos que pasaría en todo momento ya que esta cinta se limita a copiar las mismas formulas de siempre. Por si fuera poco las actuaciones son horribles, creo que la novia del prota paso el casting por mona no por actriz, porque enserio telita con ella.. solo deciros que estábamos deseando que terminase ya para irnos del cine y tomar aire fresco. Si aire fresco, lo que han intentado con esta cinta y no han sido capaces de conseguir.
Un completo desastre de film, lo peor que he visto en el cine este año sin duda alguna.

Lo mejor: Quizás alguna escena a camara lenta de alguna secuencia de acción muy contada..

Lo peor: Malas actuaciones, malos vestuarios, actores de segunda, historia plana y aburrida. Es mala y punto y final.
[Leer más +]
25 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
El único al que roban es a ti
Sí, amigos. Estamos ante una versión mal de un mito popular de Robin Hood a la altura de la película 'Drácula: la historia jamás contada'. Una americanada llena de clichés, estupideces y anacronismos que tratan de estúpido al espectador.

La historia sólo se molesta en hacer de Robin Hood una especie de Batman añadiéndole un Robin que poco tiene que ver con el ciudadano (en spoilers lo aclaro) medio de una Inglaterra del siglo XIII —vale, démosle un margen de dos siglos más y pongamos XV, cuando ya hay pruebas de esas historias—. Y es que la historia poco o nada respeta la historia y ni siquiera se molestan en ocultarlo.

(Spoilers)

No se molestan en ocultarlo porque al inicio de la película ya se escucha a un narrador decirte elegantemente que no piensa decirte qué años estamos viviendo dentro del film. Así pues, tú piensas "será en el medievo", le preguntas a tu compañero que en qué época ocurre todo y te responde "ya lo dirán... supongo". Pero no lo dicen; nunca lo dicen. Esto funciona como un intento de ocultar anacronismos por todos lados, plagiadas bajo el manto de guiños o referencias, y luego un montón de idioteces sin sentido.

Voy a enumerar un listado de cosas que te dejan rotísimo a lo largo de la película.

- Ignoraré el prólogo de la película en la que vemos el romance entre nuestro Robin Hood y actrizestándar3. Como espectador tienes que comerte ese romance para entender que los topicazos serán gratuitos y nadie se irá del cine sin su bolsita de topicazos. Luego a nuestro bandido lo reclutan para el servicio militar y ya. (Esa es otra: vaya mierda de profesionales que aparecen a lo largo de la película. Entre este Robin Hood que se presenta como un mozo de cuadra que no se molesta en vigilar los caballos y le ofrece a la protagonista —una ladrona— robar un caballo; un cartero que entrega la carta y se marcha a toda ostia sin dar ninguna explicación, atender a las preguntas del tipo al que le entrega la carta ni tan siquiera asegurarse de que esa es la persona a la que hay que darle la correspondencia)
- La película comienza con la escena del francotirador de 'Salvar al soldado Ryan'. Vemos a un grupo de arqueros
ingleses que se mueven y sujetan los arcos con el mismísimo estilo de los SWAT y que no se molestan en llevar espadas o cuchillos. Porque, ¿para qué? Si en la película te enseñan que pueden combatir arreando leñazos con los arcos con el mismísimo estilo de Kung Fu Panda.
- Acto seguido se ve como, al intentar avanzar, un árabe en lo alto de un torreón (que esa es otra: la ciudad entera está reventada a excepción de esa torre. Curioso) se ventila a medio escuadrón con ayuda de una ballesta apache capaz de lanzar 3000 ¿flechas? (porque parecen jabalinas) por minuto. En esto que recarga una sola vez y es cuando aprovecha el protagonista para avanzar. No se molestan en decirte hacen realmente ahí, porque, hasta donde yo sé, Inglaterra no mandaba hacer el servicio militar obligatorio a la mismísima Arabia en esa época.
- Robin Hood le perfora el pecho al de la ametrallad... quiero decir, al de la ballesta XL (intuyo que entre guerra y guerra matarían dragones, porque una ballesta de ese tamaño que sólo apunta al interior de una plaza dudo mucho que fuera para dispersar a la población cuando cerrara el mercado) con un merecidísimo "ryuu waga teki wo kurau". En estas que avanzan pero no se percatan de la presencia de los ninjas árabes (digo ninjas porque se mueven como tales cuando nuestro protagonista no mira). Recomiendo prestar atención a la primera aparición del escuadrón ninja en el fondo de un ventanal después de que Robin suba unas escaleras y se quede viendo a cámara. Luego cuando vuelven a enfocar el pasillo ves que donde Robin miraba no había ni una sola ventana, tan sólo pared (supongo que lo que contemplaba eran unas runas mágicas que potenciarían el alma de Robin y le enseñarían a lanzar 4 flechas de golpe con una sola mano (no es coña).
- Encuentran a un miembro del escuadrón al que habían estado buscando y que no se molestan en rescatar luego porque van a cubrir la ciudad con napalm (ah, no, que no existía; entonces sepultarán la ciudad con piedras).
- Obviamente ganan a los árabes, que desde ese momento pasan a ser las víctimas, y, aunque no ves ni rastro de una piedra (sí, están moviendo a los esclavos en mitad de la ciudad destruida), se nos presenta a otro malo maloso: un cruzado que mata a los árabes por diversión. No esperéis encontrar motivaciones a los malvados, porque son más planos que un villano de dibujos animados.
- Total, que Robin vuelve de la guerra y le han embargado la casa, sus bienes y a la novia. La novia le había dicho que le esperaría cuando volviera de la guerra pero el sheriff de Nottingham había dado a Robin por muerto (no se dice por qué), así que cuando va a buscarla la ve en el mercado sola... y unos segundos después aparece otro tío y le come la boca (cliché).
- Peeero resulta que Robin había intentado parar al verdugo por vicio de la guerra de matar al hijo capturado de otro capturado. Ambos habían intentado matarlo en la guerra, pero Robin intenta salvarlos porque es justo y bondadoso (y gilipollas, ¡te han intentado matar antes!). Pero en ese descuido el padre (y coprotagonista) del ejecutado escapa y se esconde en el barco en que le viajaba Robin de vuelta a su casa (¿cómo se cuela? probablemente con las mismas runas mágicas, porque aunque le cortan una mano en la guerra maneja el bastón que da gusto. Aquí todo son Kung Fu Pandas).
- Total, que Robin es asaltado por Mutumbo makelele (que significa John, según dice), que le dice "intentaste salvar a mi hijo, ahora yo te ayudaré. Jamás había visto algo así". Yo sí, en dragon ball evolution y en mierdácula.
[Leer más +]
20 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
"Robin Begins"
Film terrible a muy malo sobre la figura del famoso ladrón medieval. Es el resultado obvio de cuando una película se transforma en un videoclip de ritmo abrumador sin pensar y a lo loco. Banderas mal situadas debido a la época, vestuario de americana y sudadera en plena edad media, ciudades al puro estilo fantasía medieval grandilocuente como el señor de los anillos, argumento distorsionado y malogrado donde Hood hace un “Batman Begins” en toda regla (luego lo explico), villanos y personajes principales que trabajan un guion sin carisma y plagado de linealidades.

En fin, en general un Batman Begins medieval muy muy muy mal hecho. En Batman Begins, el niño rico sufre un trauma, vuelve por los pobres y pasa un entrenamiento lejos de su hogar para volver y comerse el mundo teniendo doble vida: Wayne y Batman. Pues muy bien, esta película es exactamente lo mismo: Hood es un noble que se marcha a las cruzadas, sufre un cambio ideológico luchando por los pobres, volviendo a Nottingham y teniendo doble vida: noble de postureo y ladrón por las noches. Film palomitero, con pretensiones y mal hecho.

Nota:1/10
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Malabuena película
Malabuena película: "Dicese de aquella película que sin ser buena uno la termina disfrutando como un enano ya sea por una razón o por otra". Denominación creada by aragornn.

Como podéis ver he tenido hasta que innovar e inventarme una nueva denominación para describir esta película. Y es que si, no es buena, no os voy a mentir ni os lo voy a negar, el vestuario comprado del Bershka y del Primark junto a los protagonistas recién salidos de los salones de belleza Bodybell obligan a calificarla como tal, pero es que es tan jodidamente entretenida, alocada y espectacular de principio a fin que aún así me lo he pasado en grande en la sala de cine viéndola y la he disfrutado enormemente.

Aquí las actuaciones no importan, ni el dramatismo en las escenas, ni el desarrollo de los personajes (aunque el personaje de Robin Hood si que tiene algo de evolución), ni el guión, da igual, yo sabía a lo que iba y para ver versiones de Robin Hood mas fieles al personaje, con mejor historia y guión ya existen otras películas anteriores a esta. Aquí se va a ver espectáculo puro y duro, con un ritmo vertiginoso de principio a fin, con una historia contada a toda hostia y con unas escenas repletas de acción, persecuciones y explosiones y con un Robin Hood capaz de lanzar cincuenta flechas por segundo y acabar el sólito con todo un ejercito, y joder, mola, ya os digo que si mola, es una puta pasada, tanto que me lo he pasado genial con ella.

Si aceptáis todo esto y decidís dejar el espíritu crítico en la puerta del cine y desconectar los enlaces neuronales de vuestro cerebro durante dos horas después de una semana de intenso trabajo esta propuesta es mas que interesante e incluso mas que recomendable para disfrutar en pantalla grande de una gran aventura de acción sin mas pretensiones que la del espectáculo por el espectáculo, el entretener por entretener y el divertir por divertir. Una aventura con sabor añejo, de esas de hace décadas, de las de capa y espada, pero hipervitaminada. Resumiendo, este sería el Triple X de los Robin Hood. Cualquier escena por imposible que os parezca aquí tiene cabida. Y oye, yo lo agradezco, incluso me parece un soplo de aire fresco entre tanto estreno de renombre y de vez en cuando apetece ver algo así, películas que te traslade a un mundo de otra época y que te haga vivir una gran aventura entretenidisima de principio a fin. Pagaría por mas como estas.

Por tanto mi nota es de un 6.5 sobre 10. Un espectáculo pirotécnico digno de ser visto en pantalla grande. En definitiva, una malabuena película.
[Leer más +]
15 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¿Dónde está Robin Hood?
Haber si va a ser que Robin Hood era Taron Egerton..ah claro...¡ahora lo he entendido! Porque lo que era en el cine...prefería no hacerlo.

Estamos ante una de las películas más mal rodadas, escritas y protagonizadas de este año, lo cual se agraba teniendo en cuenta que estamos en diciembre, y que al ser Navidad es el mes que mejores estrenos tiene y por lo tanto se esperan taquillazos que competirían con esta noble película y por lo tanto debería de haber sido sustituida por otra de más valor.
Pero es que la historia es una patraña. Taron Egerton con su cara de niñato que no puede crecer más y se va quedar enano cerca cada vez más de los 30 es el peor Robin Hood de la historia vamos que a su lado Errol Flynn era un auténtico maestro. Y es que el personaje adolece de esa pérdida de carisma y de liderazgo que debería inspirar a los demás. Tal vez porque Otto Bathurst ha obviado poner elementos tradicionales y legendarios en pos de buscar algo nuevo.
Quizás el bosque de Sherwood era importante, y las reuniones de bandidos para fastidiar al príncipe Juan.
Por cierto ¿y el príncipe? ¿Y por qué Little John es negro?
En fin que Bathurst destrozado porque necesitaba una película de acción con la que empezar y en plena moda de remakes mientras el resto de gente está mirándose e las redes sociales cogió el gran guión de Kevin Reynolds de 1991 y lo copió de manera cutre para obtener esta basura de 7 euros.
Y digo cutre ya no porque nos encontremos ante el Little John más triste y lamentable de la historia, un hombre destrozado dejándose llevar por lo que su amigo árabe le manda, un estúpido sin nada más. Marian es la mujer más fea de la historia de la humanidad.
¿Y las chispas .el enfrentamiento? El Robin encapuchado de Taron es efectivamente un personaje mal interpretado, sin agallas, un tío de nobles ideales incapaz de hacer nada, de intrepretación lamentable, junto con el resto de actores que no son para tirar voladores en absoluto.
La historia de amor no llega, como ese vestuario anacrónico.
Jamie Dornan. ¿Quén coño hace aquí de político protestón? Jamie Foxx y su personaje del Corán a lo Morgan Freeman, lamentable, lo peor que he visto. La carencia de ideas para escribir pelis me asombra.
[Leer más +]
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Entretenida
Robin of Loxley, un cruzado curtido en mil batallas, y su comandante morisco se rebelan contra la corona de Inglaterra que está llena de corrupción.


Robin Hood cumple 110 años de vigencia en el cine. Junto con Tarzán y El Rey Arturo integra la trinidad de personajes populares con mayor cantidad de antecedentes en los medios audiovisuales. Hasta la fecha se hizo de todos con ellos en la pantalla grande, la televisión y el género de animación.

Robin Hood fue un arquetípico héroe y forajido del folclore inglés medieval. Inspirado por Ghino di Tacco y en honor a un hombre llamado Robin Longstride o Robin de Locksley, quien era de gran corazón y vivía fuera de la ley, escondido en el Bosque de Sherwood y de Barnsdale, cerca de la ciudad de Nottingham. El mejor arquero, defensor de los pobres y oprimidos, luchaba contra el sheriff de Nottingham y el príncipe Juan sin Tierra, que utilizaban la fuerza pública para acaparar ilegítimamente las riquezas de los nobles que se les oponían. En la Inglaterra medieval, todo individuo que se oponía a los edictos reales era forajido.

Y ahora nos llega una nueva perspectiva de la mano de Lionsgate y con plata del actor Leonardo DiCaprio que tuvo su estreno el 21 de noviembre de 2018, recibiendo críticas generalmente negativas, criticando la dirección, la narrativa y el desperdicio del reparto, y recaudó más de $ 23 millones contra un presupuesto de producción de $ 100 millones, obteniendo la peor entrada de taquilla del año. Debido a sus deficiencias críticas y financieras, junto con su versión moderna del material clásico, numerosas publicaciones compararon la película con King Arthur: Legend Of The Sword de 2017.


Ya la mala recepción me dio mala espina, esperaba lo peor, los adelantos que vi no me gusto. Así que sin NADA… NADA… NADA de expectativa fui a la única función de las 23 hs en idioma original. Obviamente encontraran con pros y contras, no es un gran estreno… pero no me pareció un gran desastre.

Lo que si más valoro a este nuevo Hood es que los involucrados en ella trataron de entregarnos una mirada original y diferente, yo capte eso (tal vez me equivoque) cuando una voz en off dice -al comienzo-, más o menos así: ‘’Olviden lo que vieron o escucharon anteriormente’’. Eso significa que no tratemos de perder el tiempo haciendo comparaciones con las demás versiones que tuvimos de este personaje, que nos dejemos llevar y nos relajemos viendo una película de aventura. Lo entendí al principio y al final Robin Hood (2018) se hizo muy entretenida.

Primero, Otto Bathurst (que es alguien de la televisión) realizo un buen trabajo de cámara, los decorados y las escenas de acción son buenas. Logra un producto nada aburrido.

Segundo, el guion escrito por Ben Chandler y David James Kelly (basándose en un argumento de este primero) deciden implementar algo típico y nada nuevo… pero con un elemento ‘’original’’. Trataron de hacer un protagonista muy actual pero en un mundo antiguo y estuvo ok. Todos los personajes tienen actitudes y expresiones de hoy en día.

Tercero, todas las actuaciones en si están ok… aceptables, pero mi favorito fue Ben Mendelsohn como el Sheriff de Nottingham. Es la segunda vez en el año que interpreta a un villano, la primera fue en Ready Player One. Tal vez sea exagerado su personaje, pero es el mejor actor en este film por lejos.


Aunque sea un film entretenido, tuve tres grandes agujeros con ella… como si me hubieran dado tiros al blanco:
Primero, me pareció muy pobre la historia del romance entre Taron Egerton como Robin y Eve Hewson como Marian. Lo considere vacio y, personalmente, me hubiera gustado que tuvieran más química.

Segundo, se nota que el director trabaja mucho en la tele, porque en ciertos momentos, algunos planos y los efectos especiales no están del todo trabajados.

Y tercero: Jamie Dornan como Will "Scarlet" Tillman. Ese actor no me cae nada bien, terminando por ser innecesario su personaje, no aporta nada… solo molesta. Es una piedra actuando.


Así que, al igual que Viudas, termina siendo un entretenimiento que vale la pena ver, por lo menos en un fin de semana. Al ir con bajísimas expectativas me jugo a favor, pensaba que el producto no iba a funcionar… pero Robin Hood (2018) es un producto aceptable que, estoy muy seguro, los adolescentes lo van a pasar bien. No se la pierdan.

Nota: 5/10
Amarillo, Pulgar Arriba.
[Leer más +]
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Crítica por: D. Van Costis (cinefriki)
Una edad media de plástico, en realidad hay poco y nada de esa época, es darle play y jugar a un videojuego hecho sin ganas, donde ves explosiones porque sí, y los personajes actúan en un libre albedrío sin sentido alguno y sin acompañar a una trama, porque no existe tal trama.

Son sucesos que no se las cree nadie, Robin es enviado a la guerra por el villano de turno para que lo maten, años después vuelve, se hace amigo del villano, con un plan mediocre para derrocarlo, se gana a todo el mundo en media hora, le confían todo… y no puedo seguir contando semejante paparruchada. El guión está hecho por un nene que juega al Apex Legends.

Lo que me llama la atención es que ésta mierda salió en cines y no directo a DVD. Terrible crap, actuado por craperos como Taron Egerton y un Jamie Foxx que con esto debería devolver el Oscar que ganó.

Nada tiene lógica y sentido en ésta adaptación de Robin Hood, para el olvido y prender fuego la pantalla.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Acción al más puro estilo Arrow
Esta nueva versión de Robin Hood viene con un toque fresco y un enfoque sólido, es muy disfrutable y visualmente está muy bien lograda. Los tres personajes protagonistas están muy bien plasmados y destacan por sus interpretaciones, otros personajes tienen a interpretes que tal vez no les favorezca el cierto estilo alocado de la cinta, pero no desentonan.
Esta propuesta es más orientada al disfrute, y desde la primera escena nos avisan de que no nos van a decir una época en concreto ni aportarnos detalles de rigor histórico alguno para no perder nuestra atención como nos explica el narrador... Desde el inicio sabemos que no es una obra realista, sino una obra que valora la coherencia interna pero se permite toda clase de caprichos que puedan favorecer el acabado audiovisual de las escenas... Hay momentos con caballos subiendo escaleras estrechas y saltando entre tejados y plataformas de madera poco estables, hay momentos con escudos abriendo un pasillo a través del fuego... Pero todo se siente coherente pues la película nunca trata de limitarse por el realismo sino que tiene elementos un tanto surrealistas pero mantiene con ellos un balance y una coherencia interna más que suficientes.
Los diálogos son muy poco sutiles y los mensajes que nos aporta la película acerca de algunos temas que se tratan en la misma son prácticamente gritados en nuestras caras.
La resolución es satisfactoria, pero demasiado apresurada para mi gusto, y como versión del personaje me parece de lo más acertado y entretenido que hay, es una modernización del relato que cuaja y entretiene aunque tampoco llega a ofrecernos una película destacable.

Destaco las geniales interpretaciones de Taron Egerton y el tremendamente bien llevado desarrollado de su personaje y todo el proceso en que está involucrado a lo largo del metraje, sin esto la película no habría funcionado y llegado a ser buena. De hecho, este apartado junto con el gran acabado técnico y un resto del cast adecuado han salvado esta película y otorgado a esta producción unos buenos resultados para disfrute de los espectadores.
También, salvan el resultado final de la producción haciendo gala a lo largo de todo el metraje de bastante personalidad, es un tipo de película que con la introducción de ciertos elementos surrealistas que no se escapan de estar dentro de una adecuada coherencia interna, en colaboración con el carisma de algunos de los personajes, logra dotar a todo el metraje de una personalidad única que aunque no haga de esta obra algo destacable tampoco sí que aporta una propuesta diferente a todo lo visto en otras películas, al menos ofrece algo nuevo y hace un esfuerzo por innovar en ciertos aspectos.

¿La recomiendo?
Sí, es una buena película con una trama aceptable dentro de sus diálogos un tanto exagerados y poco sutiles, tiene una coherencia interna muy poderosa pues sus elementos un poco más surrealistas están bien asentados y funcionan a favor del entretenimiento y el disfrute audiovisual. Una historia funcional, que ofrece entretenimiento y unas interpretaciones llenas de carisma.

¿Y si estrenan Bumblebee en dos semanas y aún no he visto Robin Hood?
Si no puedes ver las dos, tal vez deberías ver Bumblebee porque previsiblemente se ofrecerá como una obra más destacable. Pero, aún así, Robin Hood la considero por encima de la media de estrenos de este año... aunque tampoco es decir mucho cuando hemos tenido ´´La bola dorada``, ´´Un pliegue en el tiempo``, ´´El bocadillo``, ´´La peor semana``, ´´La primera purga``, ´´Siberia``, ´´Super agente canino`` que la verdad que fueron producciones que bajaron el listón con su existencia.

¿Pero de verdad la voy a disfrutar?
Si entiendes que no es un mundo como el nuestro y tiene sus propias reglas, aceptando con ello que la película tiene una personalidad propia muy bien marcada, sí. La disfrutarás.
[Leer más +]
11 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Innecesario reinicio
Como ha pasado con las películas del Rey Arturo o cada nueva versión de “Los tres mosqueteros” o del propio Robin Hood, a estas alturas uno se pregunta si era realmente necesaria una re-adaptación de una historia clásica como esta para nuevos públicos, cuando en rigor no ha pasado mucho tiempo para darle otra cara al personaje y situarlo en entorno diferente.

Entre los episodios más recordados en la gran pantalla está -además de las míticas interpretaciones de Errol Flynn- el look principesco de Kevin Costner al son de Bryan Adams y la toma del recorrido de su flecha; la versión comiquísima de Mel Brooks y la reciente visión de Ridley Scott con mucho peso actoral de por medio. Hay otra con un héroe con mostachos de por medio pero “Robin Hood” (2018) claramente no se encasilla ni siquiera en el podio de sus antecesoras.

Lo que nos mueve en este caso a verla es principalmente la curiosidad. Es de esas cintas que funciona mejor olvidándose del título, dejando de lado que hablamos de Robin Hood, de su altruismo y gusto por la justicia en tiempos de espada donde sus flechas eran un símbolo de equidad social. Todos esos conceptos acá se confunden y se hacen poco creíbles.

En síntesis esta película de orígenes que busca sembrar una posible saga cinematográfica no entusiasma demasiado. Sus premisas centrales aunque maquilladas aparecen como muy vistas y lo predecible se mezcla con personajes y situaciones innecesarias sumadas a otras acciones que esperamos pero no llegan. Otto Bathurst más que mostrar estilo propio en la dirección saca a medias ingredientes de otros realizadores muy notoriamente y da a luz un sucedáneo que por justicia, no debiera generar secuela. Me quedaría con una continuación para Russell Crowe.

Recomendación:
Débil. No convence con el desarrollo de su historia ni de sus personajes.

=Cité de Buyinski= www,buyinski.wordpress.com
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿ARQUERO O ARQUETIPO?
Esta puede que sea (y será) la enésima adaptación de la archiconocida historia del legendario personaje Robin Hood y yo pregunto:
¿Por qué las malas críticas? ¿Por qué la están hundiendo?
Esta historia se ha adaptado de mil y un maneras: En el Chicago de los 30’s con Sinatra de protagonista y cantando,en el '76 siendo Robin Hood un anciano con la cara de Sean Connery y Marian una monja con la cara de Audrey Hepburn, pasando por la noventera “El Príncipe de los Ladrones” (ejem, ejem) hasta la mas reciente dirigida por Ridley Scott y protagonizada por unos perfectos (al menos para mí) Russell Crowe y Cate Blanchett (que funciona como una secuela espiritual de la tristemente infravalorada “El Reino de los Cielos”) hasta la actual de la que estoy escribiendo que es un refrito de todas las versiones anteriores, de todas toma algo prestado además de (obviamente) la historia del famosísimo Caballero Oscuro (alias Batman) y dándole una vuelta de tuerca a la “Destino de Caballero” protagonizada por el tristemente desaparecido Heath Ledger.
(Curiosidad sobre versiones del personaje:¿Es posible que el Sir Robin de "Los Caballeros de la Mesa Cuadrada" de los Monty Python sea un version de Robin Hood? Yo ahí lo dejo...)
Entonces: ¿Por qué nos extraña tanto esta versión actualizada un poco a los tiempos que corren?
A mi personalmente no me extraña nada, tendremos a todos los héroes, los personajes arquetípicos mas que manidos, cansados de mil y un versiones, pero cada generación necesita revisitarlos, conocerlos adaptándolos a su tiempo, a su nivel cultural, incluso a sus efectos especiales.
Esta muy claro que todos, pero todos, todos los directores, inclusos los de cine de autor, los de cine indie… Tiene a un héroe de infancia al que le gustaría llevar a la pantalla a su propio modo, con su propia visión del personaje y los espectadores, todos, pero todos todos, debemos abrir la mente y aceptar que la visión que nos presente el director de turno es SU visión, no la visión que todos conocemos, la SUYA propia.
Podremos estar cansados del personaje, pensar que no tiene sentido volver a adaptarlo, pero al final, insisto, es la propia visión del director de turno, deseoso de contarnos la historia del personaje que le cautivo siendo crio (o adolescente, vaya…) y también es una especie de ventana, de critica a su tiempo.
De esta versión destacar a los carismáticos Taron Egerton, Jamie Foxx y Ben Mendelsohn y también el trabajo (un poquito discreto, la verdad, teniendo en cuenta a Audrey Hepburn y Cate Blanchett) de Eve Hewson, la hija de Bono, líder de U2, ¡Ah! Y sorpresón: F. Murray Abraham, el villano de "Scarface","Amadeus" y "El Nombre de la Rosa", vuelve a interpretar a un villano, que alegria me ha dado verlo aparecer en la pantalla grande de nuevo.
La acción y los efectos especiales espectaculares, se comen la película, vaya… Y la escena de las Cruzadas espectacular, a mí me ha gustado muchísimo esa escena, la verdad.
¿La recomiendo? Si, si quieres entretenerte un par de horas, disfrutar una vez más de la carismática presencia de Taron “Eggsy” Egerton y de una terrorífica (porque da miedo de verdad, en serio) interpretación de Ben Mendelsohn (joder, ya podría haber interpretado así al Director Krennic en “Rogue One” …), razones he dado para que merezca la pena verla, ahora eso sí: Si no eres muy dado a reboots e intentos de inicios de trilogías, sagas, lo que sea… Puedes prescindir de esta enésima versión del Arquero de Sherwood.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una más de Robin Hood.
La historia de Robin Hood ha sido levada al cine en una gran cantidad de ocasiones, las hay de todo tipo y realizadas en todas las épocas, por lo que una nueva versión del célebre personaje inglés exige una reinterpretación de la historia y personajes.

Esta nueva versión de Otto Bathurst, quien debuta en cine tras su paso por series de televisión, lo hace, readapta características básicas de la conocida historia buscando acercarse al público de hoy en día, pero no es suficiente, al presentar una película no logra nunca definir lo que quiere ser.

Taron Egerton es quien interpreta a Robin, un noble que es obligado a partir a las Cruzadas, donde es dado por muerto por el Sheriff de Nottingham (Ben Mendelsohn), quien aprovecha para hacerse de los bienes de Robin, quien al volver algunos años después, descubre la mentira y se entera que su pareja Marian (Eve Hewson) está en una nueva relación, por lo que decide rebelarse a la autoridad contando con el apoyo y asesoría de John (Jamie Foxx).

La película de Otto Bathurst, que se centra en los orígenes del personaje, no termina por definirse, narrando una historia clásica y por demás conocida con un estilo que busca ser moderno y más cercano a la televisión, medio que el director conoce bien, donde el rápido montaje se convierte en su principal arma.

Por otro lado, el diseño visual de los personajes también luce bastante moderno, lo que termina chocando con una historia que se ubica bastantes años atrás, además, la parte del romance entre Robin y Marian no funciona al ser presentado de una manera más cercana a la telenovela.

Así, esta nueva versión de ‘Robin Hood’ termina siendo un híbrido raro, indefinido superficial y carente de rigor, una oportunidad perdida con un personaje que daba para más, difícil si la forma se convierte en lo más importante para el director por encima de lo que se quiere narrar.

https://tantocine.com/robin-hood-de-otto-bathurst/
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una porquería de lo más entretenida. No hay más
Quien pretenda ver algo de rigor histórico en este Robin Hood, estará abocado al fracaso. Ni la historia ni los escenarios ni tan siquiera el vestuario, siguen otra pauta que adecuar el mito a los tiempos modernos. Traducción: hacer del mito de Robin Hood un nuevo superhéroe con el que competir a Marvel. Porque, desengañémonos, la película está estructurada a modo de superhéroe(s) contra supermalvado(s) sin mayor interés que ver espectaculares batallas y escenarios donde los efectos especiales son los dueños de todo. ¿Es una buena película? Por supuesto que no. ¿Es entretenida? Pues sí. Y es que estamos ante uno de esos nuevos ejemplos de placer culpable: disfrutamos de una película que sabemos que es mala pero no podemos evitar el que nos guste. Y eso es precisamente porque es mala, porque si fuese de otra forma, no la disfrutaríamos igual.

No voy a contar aquí sobre los anacronismos y sobre esa primera escena de guerra que es un calco de cualquier escena de videojuego ambientada en Oriente Medio con marines estadounidenses contra el árabe de turno. La escena es delirante y cae en el más absoluto de los ridículos: pero funciona porque entretiene. Ese es el único valor de este filme.

Pretender juzgar la dirección, los actores, el guion o cualquier otro aspecto técnico sería una pérdida de tiempo.

Una porquería de lo más entretenida. No hay más
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Robin con chaleco antibalas. Nada más que decir.
La he podido ver y es entretenida y punto, pero después de ver la de Disney, la de Kevin y la de Russel Crowe que son realistas y dan algo de vida al personaje, esta es un horror histórico, que intenta beber de la última del Rey Arturo, que puede tener los mismos errores, pero es mucho mejor y menos plana con unos escenarios artificiales y personajes que no aportan nada.
Entretenida para ver tirado en la cama y decir que la has visto y ya pero, menos mal que no la pude ver en el cine pues se entiende su fracaso, lo duro es que intentaran darle un final para secuela.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
¿Por qué la llaman Robin Hood?
Cogen una historia de ladrones de la edad media y la llaman Robin Hood.
Actores pésimos, guión pésimo, vestuario pésimo.

Una vergüenza que cuando pongo "Robin Hood" en el buscador salga este engendro.
Para que salga mi opinión publicada tengo que escribir más, pero cuanto menos escriba mejor, porque no tengo ni ganas de criticar para comentar esta película que me ha hecho perder 2 horas de mi tiempo y no quiero perder ni un minuto más.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
La destrucción de un libro entretenido
Realmente poco para destacar en esta nueva versión de Robin Hood que esta a años luz de cualquier otra hecha antes, no solo por lo aburrida sino que por quererle ponerle escenas espectaculares la verdad aburre. La historia es la venganza de un Lord que vuelve de la guerra contra los moros y ve que quedó en ruinas por culpa del sheriff y de paso su novia que lo creía muerto está con otro hombre. Allí veremos como se une a un moro (Jamie Foxx) y juntos en una especie de Karate Kid de pacotilla tratarán de mejorar sus técnicas y combatir a un enemigo que realmente es muy tonto. No hay química entre Robin y Marian por lo que la parte de romance tampoco funciona, las escenas de acción son insólitas y algunas realmente insostenibles. No pierdan el tiempo con este film.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
4
RoBen-Hur, el caballero de la noche
Perdón, el Spoiler va en el título. La película tiene sus bemoles (y sus sostenidos, también). El principio es absolutamente esperpéntico, repitiendo una y otra y otra vez que no debemos pensar en lo que ya conocemos de la historia de Robin Hood. No hacía falta tanta repetición. No tiene nada de la historia del ladrón noble.

La película abusa de las escenas de acción y de un cliché tras otro. Si la de Guy Ritchie fue exagerada, al menos tenía una intención estética coherente (era homogénea en su tono y en su ritmo). La comparación es necesaria porque ésta, que acabo de ver, ni siquiera tiene un tono constante.

Para sí, tiene un par de detalles interesantes, no en cuanto a la trama, eso sí. Algunas escenas de acción están muy bien coreografiadas. No sé si lo toma de 300, pero parece un videojuego-cómic en esos momentos. Como película, no se pierden nada si no la ven. Si la ven, quizá pueda resultarles entretenida...sin nada más.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
4
Borrón en la leyenda de un mito cinematográfico.
Llama la atención la apuesta que se hace en la puesta en escena, intentando afrontar una película de "capa y espada" con un lenguaje cinematográfico que va desde el fantástico hasta el bélico; de hecho es muy curiosa la apertura de la película donde se nos cuenta una escaramuza en las cruzadas medievales como si fuera una incursión de los Navy SEALs en el Irak de 2003. En cualquier caso, las apuestas se quedan sólo en el apartado visual, dejando sus personajes y el guión a los sube y bajas que todos conocemos desde que Douglas Fairbanks interpretara por primera vez a este personaje en 1922 ¡hace ya casi 100 años!. Puede servir para intentar compartir un rato de entretenimiento en familia, pero creo que incluso en esta inocua tarea muchos se revolverán en el sofá recordando otras versiones recientes que cumplen mucho mejor este cometido.

Lo mejor: Valentía en la propuesta formal, pero que se queda sólo en eso, valentía.

Lo peor: Lo poco (por no decir nada) que aporta a una leyenda cinematográfica que suele ser revisada cada dos o tres años

www.aluCINEando.com
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
1
Las fuerzas especiales del rey Ricardo Corazon de Leon
Dios bendito, es que no paro de flipar! Para hacer lo que han hecho podrían haberle dado un toque de originalidad y hacerlo como si fuera acutal porque vamos... Solo con verla empezar parece que estás viendo el ejercito de EEUU en Iraq. Les falta hacer móviles con cantos rodados o televisiones de madera.
Creo que esta película tendría mejor recepción si, en vez de hacer esta fantasmada, la hubieran adaptado para hacer una historia actual. Retocas la historia aquí y allá, le das un toque de misticismo al arco (como algo más puro, sencillo y de auténticos guerreros) y creo que te queda algo menos forzado.
Entiendo que no hablamos del mismo tipo de complejidad narrativa, pero hay otros ejemplos en los que la historia se ha trasladado al presente y queda un producto bastante mejor. Pienso en «Sherlock», algunas historias interesantes sobre Drácula,.. Tal vez hasta «Revenge». Dentro de estos ejemplos hay varios niveles de calidad y ofrecen sin duda una experiencia mucho mejor que esto.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo