arrow
8
No lo entiendo
Esta crítica es en realidad una crítica a varias críticas hechas sobre la película.

¿De verdad se han enterado de la película?, ¿de verdad no ven la diferencia entre los primeros skinheads con los que se junta Shaun y los posteriores?, ¿de verdad no han notado la presencia de un skinhead jamaicano mestizo?, ¿de verdad tras ver esta película siguen considerando que el término skinhead es equivalente al de ultraderechista?, ¿de verdad siguen considerando el movimiento skinhead original como un movimiento político posicionado en el entorno político británico?....

Patético. Ni aún poniéndoselos delante de las narices la gente deja los falsos prejuicios en su casa.

Buena película. Gran mensaje.
[Leer más +]
270 de 314 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una historia de violencia
Hay un cierto paralelismo entre dos obras tan a priori dispares como esta película y "Billy Elliot". En las dos contemplamos las tribulaciones de un niño en el contexto de la Inglaterra Thatcheriana y una constante presencia de la música como motor y voz en off de los sucesos acaecidos.

Lo que diferencia a ambos films, es que mientras las aventuras del niño bailarin caen por la pendiente de lo almibarado aquí todo va de mal en peor, y la mala leche que destila la película va en un in crescendo continuado.

Puede parecer que nos hallemos ante un retrato de un tribu urbana, donde se nos quiera relatar el progresivo distanciamiento de su espíritu original para caer en las filas de la ignorancia, el odio y la xenofobia. Puede que parezca que se nos quiera ofrecer un claro manual de como el espirítu grupal puede captar facilmente a aquellos que necesitan no estar siempre solos. Puede que sea un alegato contra el racismo, puede que sea un alegato contra la guerra. Puede ser. Puede.

Pero todo eso no es más que la superficie de lo que nos ofrece este film, que no es más que una denuncia contra la violencia, sí, pero no una cualquiera, sino la violencia que ejerció el estado inglés de Margaret Thatcher contra sus ciudadanos. Una violencia que sumió a muchos en la confusión cuando no en la pobreza, que destrozó todo un tejido social y que abocó a miles de jovenes, como los de la película, a buscar respuestas donde no las hay. Y es que no hay dicho más cierto que el que dice que la violencia sólo genera violencia y el miedo sólo genera más miedo.

Lo mejor: Su retrato fiel, sin estereotipos, de una época.
Lo peor: Que algunos piensen que es sólo una película de skins.
[Leer más +]
138 de 154 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¡Esto es el verdadero movimiento skin!
Años ochenta, Inglaterra. El estado social del país está marcado por una guerra sin sentido, la crisis de las Malvinas, con Thatcher a la cabeza.
Los ambientes marginales abundan, y destacando movimientos como el de los skinheads, que surgieron en los sesenta, entre otras cosas, en oposición al ideal hippy.
Todo esto lo conoce perfectamente el director, que lo vivió en sus propias carnes y por ello plasma perfectamente esa época en esta cinta.
Shane Meadows nos ofrece un film con magnífica ambientación punk-skin (con lenguaje soez incluido), muy realista e interesante, un drama aderezado con toques de buen humor inglés; En las interpretaciones me impresionó el joven actor, que hace gala de una caracterización digna de ofrendas reales (y es su primer papel), aunque, al margen de la interpretación, no me cuadra que un niño de 12 años se integre tan bien en un grupo de skinheads “post-adolescentes”.
Pero lo más importante de la película es lo bien que muestra el origen de los skins (se observa la mejor y más auténtica época de este movimiento) y su escisión de forma convincente (malditos descerebrados del National Front), en la turbulenta época de Margaret Thatcher.
[Inciso: los verdaderos skinheads no son ni han sido nunca en su origen racistas, pero tampoco eran antirracistas, ni ultras de izquierdas o de derechas. Eran el reflejo de la juventud obrera inglesa, algo que algunos no comprenden ni aunque se lo expliquen en Barrio Sésamo).
Algo que no me agradó de la historia es que no entraran más en materia y profundizaran en este movimiento, y además están los personajes secundarios como Woody, olvidados y desaprovechados. Aahh, y el doblaje no es tan terrible como dicen por ahí (Aunque prefiero la versión original).

En definitiva ¡¡me encanta empezar el nuevo año con películas así!!
[Leer más +]
65 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
...Y esto no lo es
Érase una vez en Inglaterra en el 83, o lo que es lo mismo, los mods y los skins campean por los barrios de las feas ciudades industriales británicas. Esto lo habremos visto en cientos de películas, tal vez desde la óptica de la denuncia social, al modo de Ken Loach, o en una de esas impagables comedias inglesas que se mueven en distintos tonos de negro; y aquí también hay un niño, común en muchas de esas pelis: pero a diferencia de Billy Elliot, por ejemplo, no pretende huir para reafirmar su identidad partiendo de un entorno hostil, sino todo lo contrario, la integración. Shaun, el alter ego de Shane Meadows, brillantemente interpretado por Thomas Turgoose, es un chico herido en el alma, en el que se intuye el desarraigo, y que busca alguien en quien apoyarse. Ese bastón aparecerá en su vida en forma de un grupo de primigenios cabezas rapadas, donde descubrirá valores como la amistad, el compañerismo, el sexo, etc. Por ahora vamos bien, una historia de iniciación en un ambiente tan depresivo como el de la Inglaterra thatcheriana...pero aparece el personaje de Combo, el skin violento que viene a ser como la tempestad que rompe la calma idílica en que se había transformado la vida del chico.
Pienso que en esta última parte de la peli es donde pierde fuelle, tras una brillante presentación la historia queda como coja, demasiado abierta, muchas preguntas en el aire...¿qué pasará con el chaval? ¿hacia donde se dirigirá? Tal vez ésta haya sido la intención del escritor y director, pero nos deja con cierto sabor agridulce, con ganas de más...
[Leer más +]
47 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Esto es Inglaterra
El fanatismo y el odio pueden surgir de donde menos te lo esperas. No pocas películas ("American History X" el ejemplo fructífero más claro) han intentado abordar las raíces de los distintos movimientos extremistas que han ido surgiendo, sobre todo en los últimos años. La mayoría se quedan en el camino, pero ahora un debutante de nombre Shane Meadows ha logrado ir más allá y ofrecernos un retrato impecable.

"This is England", con una presentación de personajes y una exposición inicial que hace imposible salir de la película y que muchos con grandes nombres envidiarían, tiene el espíritu del cine indie británico y americano de los últimos 80 y los 90. Es increíble que en la época de los falsos alternativos que van a comérsela al mandamás de turno para luego vender mejor sus películas haya surgido algo así, por lo que podemos considerar su existencia un milagro.



Es una lástima que la media hora final se cargue todo lo antes visto, porque el resultado roza la obra maestra y es que esto, señores, es de verdad Inglaterra.
[Leer más +]
52 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Se acabaron los maniqueísmos
Anonadado me he quedado ante este ejercicio revelador sobre verdades de los "cabezas rapadas", no en su triste y actual situación sino en su origen como revolución cultural o como forma de ser y vestir.

Dejaré claro que cuando uso el término "skinheads" o "cabeza rapada", no hablo de los ultras de derechas o izquierdas que muchos relacionáis con estos términos.

Medows usa sus dos grandes bazas a la perfección: el mostrarnos el filme a través de la mirada de un niño y la forma de mostrar como alguien puede entrar en un grupo de skinheads de la manera más natural. Con un guión delicado, construye una historia en la que no hay ni blanco ni negro, donde no se cuenta una historia de racistas ni una historia de defensores de la igualdad, simplemente nos enseña la vida de unos chicos que en un momento dado tuvieron que elegir entre lo que es bueno y lo que no.

Es tan bueno este filme que ante nuestros ojos veremos pasar gente desagradable, sintiendo hasta simpatía por ellos, entendiendo en parte como han llegado a ser como son y volviéndonos a poner en nuestro sitio cuando el filme se inclina hacia un lado u hacia el otro.

Un ejemplo de como evitar el maniqueísmo, donde la temática skinhead es muy dada a ello, dotando de sentimientos a lo que muchos detestamos y separándolos claramente de lo que fueron en su origen. Siempre lo he tenido presente pero me lo han puesto en la cara. A los que duden si lleva algún mensaje oculto, les pregunto: ¿alguno cree que los cabezas rapadas más nazis no tienen sentimientos?.

Sólo tiene un gran defecto que os comento en el spoiler.

Sin duda, altamente recomendable.
[Leer más +]
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Skinheads
“This Is England” en el fondo es la película típica sobre la ausencia del padre y los vacíos que esto provoca. En la superficie queda también como un retrato de la muerte del movimiento inicial de los skinheads por el que todos conocemos actualmente. Tradición aplastada por la extrema derecha y ruptura absoluta ideológica, como la que vive el protagonista de la cinta abocado a un callejón sin salida.

Comentando la película con una amiga con gustos totalmente opuestos nos quedó marcada en la memoria la secuencia de montaje (y la imprescindible música de fondo) con los chicos y chicas juntos caminando frente a la cámara. Posiblemente nos quedemos únicamente con esa superficie del filme de Shane Meadows, pero realmente el fondo es una historia sobre un niño solitario y perdido que encuentra un precipitado paso a la madurez.
Tal vez su defecto sea precisamente en no explorar convincentemente la tentación que vive Shaun ante un personaje violento que se transforma en su único padre.
Como retrato de una época pasada quedará bien en imagen y forma, pero no en fondo: la película del director de “Twentyfourseven” peca de cierta superficialidad y concesiones comerciales del tema que retrata.

Paralelismos con la guerra de Las Malvinas y la otra guerra callejera que se vivían en días de crisis social. Críticas estupendas en EEUU de visión obligada en versión original.
Yo, desde luego, me sigo quedando con “American History X”.
[Leer más +]
28 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Desmontatópicos
Película que más que en el cine debería visionarse en todas las escuelas, para mostrar la evolución del movimiento skin, que nace para defender la hermandad y la camaradería entre la clase obrera (incluso aunando blancos y negros) y que desgraciadamente acabó como instrumento político de la ultraderecha racista.

En mi opinión llega mucho más allá de lo que nunca lo hizo American History X, de la cual con el paso de los años sólo nos acordamos de la escena del bordillo. Ésta cala más hondo, mucho más.

Las interpretaciones son excelentes, muy creíbles y nada sobreactuadas, incluso en momentos que podía prestarse a ello. A destacar el niño prodigio Thomas Turgoose y el loco vuelto de la cárcel Stephen Graham. El guión más que notable, y la austeridad con la que se graba la cinta, acertadísima.

De lo mejor del año. Lástima que haya pasado tan desapercibida en nuestro país.
[Leer más +]
23 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
PAKIIIIII
Pues a mí la película me ha parecido interesante. Destaco el papel de Thomas Turgoose, que cuando hizo la película tenía 14 años, me parece un papel espléndido. El papel de un niño marginado que se convierte de niño a hombre a pasos agigantados. Una mente débil sí, pero con gran corazón.

Su lío amoroso con la gótica me pareció un toque de humor, ya que le da un toque surrealista que te hace reir viendo el primer "affaire" de un adolescente.

Para mí, película que te deja un buen sabor de boca y te deja con las ganas de saber más de ese pequeño adolescente que se mueve con total naturalidad delante de una cámara.
[Leer más +]
21 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Original Skinheads
La película nos muestra la vida de los auténticos Skinheads, amantes de la buena música jamaicana, las cervezas y las fiestas. Todo va bien en el grupo de amigos, hasta que vuelve de la cárcel un antiguo amigo, que influenciado por las ideas del National Front intenta sembrar el racismo y el odio en el grupo de amigos.
El contexto donde se enmarca la cinta, es la Inglaterra deprimida de la Dama de Hierro, con una gran tasa de paro y el país en guerra con Argentina por las Malvinas.
Film interesante sobre todo para amantes de la música jamaicana y del movimiento Skinhead.
[Leer más +]
38 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Algo vaporoso
El pasado año llegaron unas cuantas películas inglesas que tuvieron la suerte de ser muy bien acogidas por crítica y público (y uno no sabe si sin el espaldarazo de la primera, hubieran seguido los aplausos de los segundos). Una de estas películas es a mi juicio esta que nos ocupa.

“This is England” es una película que no está mal, pero que también será olvidada rápidamente por mi memoria. Y no será la culpa del actor principal, ese niño de doce años que hace un inmenso trabajo, tampoco lo será por una gran banda sonora ni por unos intentos, algo ahogados, de intentar aclarar esos inicios de un movimiento al que luego se le ha asociado la palabra sangre. Más bien, se me olvidará por esa lastimosa forma en la que una divertida y ágil comedia pasa al drama.

La segunda parte de este cuadro británico de los 80, se evapora en no sé que pretensiones, pero lo cierto es que a mí me aburrió. Personajes secundarios muy atrayentes como Woody desaparecen de la historia y con ello el interés que me había suscitado esos comienzos de los skinheads.
[Leer más +]
36 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Un drama urbano más
En un planeta masivamente urbanizado películas de temática de este tipo funcionan porque podemos hacerlas nuestras. La historia de unos cabezas rapadas en territorio inglés puede resultar interesante o no, en mi opnión Shane Meadows no acaba de sacarle todo el jugo y tropieza con una historia entre malos y buenos que a mí no me ha llegado. Lo mismo hubiera sucedido si fueran punks o de cualquiewr otra tribu urbana. Sabemos que los originales skins no eran los ultraderechistas neanderthales como los que pululan en nuestro territorio, eran el resultado de un sistema encabezado por la Thatcher en la película que se asociaban con una estética y una música. Sabiendo eso, que lo pone en Wikipedia, la historia patina, no precisamente por un personaje protagonista que lo borda, ese pequeñajo de doce años es lo mejor. Creo que se desaprovechan otros personajes como los primeros amigos que aparecen y que la irrupción de esa caricatura salida de la cárcel acaba estropeando la trama y nos conduce finalmente a un final estúpido, átono, desafortunado.

¿Maniqueísmo? Se dan por hechos significados a palabras que me da la impresión que no se usan correctamente ¿Es posible entender que esta película se pueda etiquetar así? ¿Esto es propio de un claro maniqueísmo? ¿De verdad? Porque conociendo el siginificado de ese calificativo yo pienso que "This is England" es todo lo contrario, yo pensé que se usaría los extremos a los que en la actualidad se recurre para señalar conflictos urbanos y es todo lo contrario, se queda a medias. Así que nada de maniqueísmo.

Para mí lo que importa realmente es que no convence.
[Leer más +]
23 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Las Doctor Martins
Una presentación interesante, mezclando imágenes de la Inglaterra de la dama de hierro y títulos de crédito, y una trama que de pronto se evapora y se dispersa en el vacío.

Porque la película tiene dos tramos bien distintos. El primero, comedia, o película ligera con puntos de humor negro inglés, o humor moreno inglés, nos presenta a los personajes y dibuja una trama que se supone se irá dramatizando poco a poco.

Pero de pronto se presenta el ex-convicto, y la película se dramatiza dando carpetazo al humor, y aburriendo al espectador, que no está lo suficientemente identificado con el asunto, por muchas imágenes borrosas que pongan de soldados y edificios feos de suburbio.

Además muchos personajes se pierden por el camino, algo imperdonable.

Un interpretación que debería crear miedo o pena se queda en corrientita, o en muy floja si la comparamos con la del chaval, Turgoose, que no da asco a sus doce años, lo cual es mucho decir, y que gracias a Dios no ha sido doblado por ese ser de voz repugnante y tono ñoño al que le debe sobrar el trabajo; a parte de superarle, claro está.

Alguna escena interesante, como la del beso con lengua entre el niño y Boy George, y unas canciones cojonudas, algo habitual en el cine de la Inglaterra de extrarradio, sumado a la ausencia de héroes de cartón consiguen que la película se deje ver, aunque se olvide en dos o tres horas, motivo por el cual me he apresurado en colgar mi opinión.
[Leer más +]
37 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buena pero... le falta algo
Original y buena cinta de cine social que nos transporta a la Inglaterra de los 80 y que nos muestra, dentro de un marco histórico-político bien definido, los problemas de integración de un niño/adolescente que gracias a un grupo de "Skinheads" encuentra la amistad y protección que tanto anhelaba, viéndose posteriormente envuelto en historias provocadas por las ideas de este movimiento que poco le importaban inicialmente...
Justifico mi buena puntuación ya que pienso que la historia es original y además está bien contada. La realización de la misma es de una calidad notable, tanto la estética "Skinheads" como la recreación de los años 80 está bastante conseguida (esas Dr. Martins, los peinados, las Ben Sherman...). La interpretación de la gran mayoría de los actores es más que buena, la psicología de los personajes más que notable y la banda sonora muy correcta. ¿Lo mejor? Como se refleja perfectamente los problemas de adaptación que puede llegar a sufrir un niño y lo fácil que puede llegar a ser llenarle la cabeza con los pájaros del radicalismo. También la caracterización de las diferentes personalidades dentro del movimiento "Skinheads", desde el que sólo simpatiza con la estética al que realmente tiene ideologías racistas y quiere imponerlas al resto, pasando por el "memo" que simplemente se deja llevar cual marioneta.
Entonces... ¿porque no tiene mas nota? Pues porque pese a que la historia es original, es a la vez previsible (lineal en la historia) y discontinua en el argumento. Los personajes están claramente definidos y su comportamiento justificado pero... las relaciones entre los mismos no está demasiado conseguida... en definitiva, buena cinta a la que pienso se le podía haber sacado algo más de jugo. (ejemplos en el spoiler)
[Leer más +]
15 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Toots & The Maytals abren el telón
Allá por 1969 cuando empezaron a aparecer los primeros skinheads (que eran básicamente una evolución de los mods) su música era principalmente de origen jamaicano y los skinheads blancos y de color andaban juntos sin ningún tipo de prejuicio racial, por lo que el racismo era algo que no podía ni imaginarse. Pero si echamos un vistazo a las política económica de Thatcher, que subiendo el IVA disparó la inflación e hizo que se doblase el número de parados, consecuentemente una gran multidud de skinheads se encontraban dentro de ese grupo de parados por lo que la extrema derecha británica atrajo a gran parte de éstos alegando que los inmigrantes eran la causa de su falta de empleo. Si a todo esto le añadimos el despliegue periodístico realizado en contra de este movimiento asociándolo exclusivamente al ámbito del racismo y la xenofobia tenemos el porqué de que la cultura skinhead sea la moda, tribu urbana, forma de vida… (cada uno que lo denomine como quiera, a mí personalmente me gusta llamarlo tribu urbana porque no deja de ser una expresión de moda, como puedan ser los skaters o los punks, pasando por los mods y llegando hasta los emos) más satanizada de la historia.

En cuanto a esta historia, corre el año 1983, en un lugar de Inglaterra de cuyo nombre no quiero acordarme hay una pandilla de skinheads que tienen el divertirse como único objetivo, en una época en que las islas se encuentran en una coyuntura socio-económica bastante lamentable. Por una parte, las recientes huelgas de hambre con sus posteriores muertes de nueve republicanos irlandeses, entre ellos Bobby Sands; y por otra, la política económica de Thatcher anteriormente mencionada. This is England es la película que contada desde un ámbito más informal, explica la evolución y la historia de la cultura skinhead. Tiene grandes dosis de surrealismo que se escenifican claramente en la amistad que entablan Shaun y Woody o entre Shaun y Combo que perfectamente pueden doblarse la edad o incluso con otros personajes más secundarios como puede ser Meg. Otra cuestión que me gustaría destacar es el cuidado vestuario que utilizan los actores de la cinta, ya que en muchas otras películas sobre la misma temática, no siguen los patrones estéticos idóneos por lo que la información que se da al espectador acaba estando distorsionada; la aparición o mención de las marcas de ropa Dr. Martens, Fred Perry o Ben Sherman entre otras, son una constante durante la película.

Por todo ello This is England, en los círculos de los skinheads antifascistas y antirracistas se considera una obra de culto e indispensable para todo aquel que se sienta parte de dicha cultura. Y para el resto, uso también el mismo adjetivo “indispensable” para poder entender mejor uno de los mayores dramas de la historia reciente como es el racismo y a su vez el linchamiento periodístico que ha sufrido la cultura skinhead y por consiguiente se ha convertido en un movimiento subversivo y de gran desprecio.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Ideología o Moda?
Una película independiente, que trata el tema de los skinsheads, las relaciones, las influencias y la forma de pensar ( y el supuesto movimiento en su época). Dejando aquí una definición sobre este movimiento, una crítica que tiene mucha verdad:
“Los skinheads llamados "neonazis" son una "vertiente" del movimiento skinhead y por el resto de cabezas rapadas están considerados una deformación de la ideología original, aunque por la forma en que los ha vendido la prensa en su desconocimiento del tema, tendamos que creer que los skinheads son neo nazis por definición cuando en origen y en muchos casos es justo al contrario” (bastante cierto relacionado con los pensamientos contrarios).
Mientras va argumentando la evolución del muchacho de 12 años, el camino que escoge, las influencias y el compañerismo; no razona ni se puede dar cuenta en lo que conlleva ese tipo de ideología o pensamiento acerca de la sociedad. Por otro lado dos bandos, unos que se lo toman con calma o como un simple juego que no se les va de las manos, con sus vestimentas bien complementadas y su moda, por otro lado los inconformistas, refugiados con sus historias, sus miedos y las ganas de salir a expresar lo que sienten, tanto en palabras como en violencia...

Me ha parecido buena, y bastante interesante. Sobretodo un gran papel el del joven protagonista.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Skin Head Against Racial Prejuice (SHARP)
Una película que trata el movimientom skinhead desde sus orígenes lejos de las simples películas sobre boneheads (que no skinheads) como Pariah ó American history X.
En esta película el movimiento skinhead nos es presentado en la Inglaterra del 83, muy bien ambientada y con buenas actuaciones.
Ser skinhead, a pesar de lo que la mayoría cree, no es ser un nazi. Al contrario los nazis fueron los que se introdujeron en el movimiento skinhead y por fin en esta película, eso queda claro.

Skinhead antifascista!!
Skinhead antiracista!!
[Leer más +]
21 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sobre la pertenencia
Proyectada durante el último FESTIVAL DE GIJÓN, aunque no en sección oficial, venía con la vitola de ser la película revelación del año en el REINO UNIDO. La película no defrauda, la verdad, aunque tampoco acaba por deslumbrar. La primera mitad, eso sí, tiene momentos geniales. La conversión de un niño de 12 años en skinhead, una especie de prueba de madurez para ser aceptado en la manada, es divertida y rebosa humanidad. Deja, por cierto, los mejores momentos estéticos en clave PUNK. Incluso durante la aparición de la xenofobia en la tribu, tenemos alguna escena memorable. Pero hacia el final de la cinta la historia se vuelve difusa, un tanto enrevesada y excesivamente subjetiva.

La reflexión política, eso sí, es interesantísima. Durante el comienzo, se bombardea con imágenes de la situación inglesa a comienzos de los 80, cuando todo supuraba THATCHER. Y lo primero que se escucha, en el despertar de nuestro joven protagonista SHAUN, es un discurso de MARGARET arremetiendo contra un socialismo controlador -contrapunto de su liberalismo conservador-. Es curisoso que SHAUN no soporte su primera libertad, llena de encontronazos y soledad, y vea su felicidad en la integración a un grupo, con una identidad bien marcada, que le hace sentirse cómodo y querido. El problema es cuando el grupo se extralimita y se vuelve demasiado integrista, nacionalista radical. La película apostará por ese término medio que concilia libertad con puntos comunes.

LO MEJOR: SHAUN y la banda sonora.
LO PEOR: Las derivaciones de la última parte.
[Leer más +]
19 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La verdad sobre los Skinheads
"This is England" refleja la realidad de los skins; un movimiento que era de tipo festivo, "antirracista"( este término es inapropiado puesto que los skins estando compuestos en un origen por muchas personas de raza negra no hacia falta tener que concretar que eran antirracistas como ocurre en la actualidad) y como respuesta a una sociedad a la que una parte de la misma se siente inadaptada, la incursión de la extrema derecha en este lo radicalizó y lo volvió mucho más violento y este hecho también se plasma en el film. Por fin tenemos una película que se centra en la verdadera historia de los skins, llevada a través la vida de un joven chaval marginado por los demas y que encontrará en un grupo de skins un apoyo y un reconocimiento .Grandes actuaciones , sobretodo la del joven Thomas Turgoose, para una de las mejores películas de cine independiente de los últimos años. Película indispensable para aquellos interesados en tribus urbanas, cine social y para aquellos a quien les haya gustado American History X.
[Leer más +]
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Ayer, hoy y siempre
Meadows realiza un film que aunque previsible en forma esconde buen petroleo emocional. La Inglaterra de los 80, la guerra de las Malvinas mediante y los skinheads como proceso de maduración de un chaval de 12 años que encuentra su centro de integración en el lado salvaje de la vida buscando honrar la muerte de su padre en la guerra. Cerca y al mismo tiempo lejos del cine de Ken Loach, más contenida en su dramatismo (que no resta impacto al conjunto), "This is England" es una película de las que parecen mostrar cosas ya superadas pero que revuelven al espectador en la butaca ante el crescendo de la impotencia y de la reflexión. Dotada además de un buen empaque visual, de un final contundente, aunque demasiado explícito, la película de Meadows es un recorrido siempre sugerente e incómodo. Interesante propuesta.
[Leer más +]
22 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo