arrow
8
Diabólicamente magnífica
H. G. Clouzot realizó en 1955 una de las cumbres del cine de suspense, manteniendo en tensión al espectador sin dosis efectistas o sustos fáciles, algo que suele ocurrir en el cine actual. También así lo demuestra el remake que realizó Jeremiah Chechik, del que por suerte he podido olvidar casi todo, exceptuando la secuencia de la bañera con susto incluido. Aunque este hombre hizo después “Los vengadores” y poco se ha vuelto a saber de él. El destino pone a cada uno en su sitio y más a aquellos que blasfeman y se atreven a realizar remakes de los clásicos. Los más puristas cinéfilos pueden dormir tranquilos. Amén.

Y es que Clouzot a través de ya una interesantísima historia de venganza, frialdad y pasión sentó las bases de los que debe ser un thriller, introduciendo numerosos puntos de giro e inflexión para enganchar al espectador sin caer en demasiadas trampas. Algo en lo que es muy fácil incurrir, pero Clouzot se mantiene en esa línea de equilibrio entre la tomadura de pelo y la genialidad.

La atmósfera oscura y opresiva de "Las diabólicas" es irremplazable, utilizando elementos del expresionismo alemán y del cine negro norteamericano. También las actuaciones de Simone Signoret y Véra Clouzot son excelentes y se intuye una relación más que afectiva entre ambas, complementándose la una a la otra.

Destacan la planificación de la secuencia del crimen, muy hitchcockiana, y sobre todo los elementos fantásticos y sobrenaturales que se introducen en la cinta. El final es tan criticable como memorable.

También es de agradecer que Clouzot adelante elementos de la futura trama como realiza en una de las secuencias iniciales donde Véra Clouzot arroja una pequeña piedra en la piscina.

Se dice que Hitchcock no pudo comprar a tiempo los derechos de la novela en la que se basa, pero en “Vértigo” (1958), su mejor película en mi opinión, utiliza elementos de la magnífica película de Clouzot. Pero no es el único, muchísimas películas utilizan parte del argumento como referencia. Y es que las grandes películas, aunque no sean del todo perfectas y aguanten medianamente bien el paso del tiempo, son capaces de eso y mucho más.
[Leer más +]
82 de 92 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La otra parte
Después de los créditos –impresos sobre un cuadro casi abstracto de asfalto y lluvia–, empieza propiamente la película: dos figuras, con gabardina y paraguas, cruzan el plano de izquierda a derecha. Un autobús con plataforma –que recuerda a las novelas de Maigret– se desplaza hacia el fondo. Suponemos que el plano se centrará en el autobús, pero una furgoneta oscura –una Citroën ‘dos caballos’– avanza en sentido contrario y tuerce hacia la izquierda: es ella la protagonista… Pero, inopinadamente, la cámara se detiene frente a un poste y deja que la furgoneta salga del encuadre. El poste ocupa el centro. Tiene pintada una flecha que señala justo hacia la ‘otra’ dirección.

Se corta el plano y aparece, de nuevo, la furgoneta oscura.

¿Por qué comento un plano como éste, tan aparentemente insustancial?

Por la sencilla razón de que, a mi modo de ver, en ese plano se resume el juego que plantea la película. Las direcciones aparentes, los caminos trazados, no son aquellos por los que discurrirá la historia. Cuando una flecha apunta a la derecha, es probable que la cinta gire hacia la izquierda… o, incluso, que ignore la flecha por completo.

Y ahora, en el spoiler, la escena culminante.
[Leer más +]
64 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Ménage à trois
La peli de Henri-Georges Clouzot viene a corroborar que antes de que llegaran Truffaut, Godard, Rohmmer y otros gurús de la estrepitosa ‘nouvelle vague’ la calidad del cine que se hacía al otro lado de los pirineos estaba fuera de toda duda.

Atribuir tópicos es una tendencia intrínseca de las sociedades avanzadas pero también es cierto que, como dijo Keyserling ‘generalizar es equivocarse siempre’. Ello explica, por ejemplo, que dentro de la mediocridad absoluta del cine español de los cincuenta pudieran aparecer obras como “El verdugo”, “La caza” o “Calle Mayor” y que, poco antes de que el cine francés se convirtiera en sinónimo de cine extravagante, sesudo o propenso al bostezo, el país vecino fuera capaz de gestar thrillers tan inquietantes como “El salario del miedo”, “Rififi” o la peli que hoy nos ocupa: “Las diabólicas”.

Clouzot bebe de la más genuina tradición hitchcockiana y consigue trasladar al cine, de forma impoluta, la intrigante y aterradora novela de Boileau y Narcejac (autores de “Vértigo”). Y a pesar de que el guión parte de una materia prima de indudable calidad, todos sabemos que eso no siempre constituye garantía de éxito y que existen multitud de pelis lamentables basadas en obras literarias de renombre. Obviamente, no es el caso de “Las diabólicas”.

Una buena adaptación requiere ritmo, coherencia y magnetismo. Y os puedo asegurar que Clouzot consigue ajustar todas esas piezas y hacerlas funcionar con la precisión de un reloj suizo. Tic tac tic tac tic tac... Una modélica demostración de cómo se teje una peli de suspense con final abierto incluido. Sin cabos sueltos, sin bajones, sin relleno, sin imprecisiones. Impecable. Me sorprende, además, la frescura y naturalidad de alguna de sus situaciones y diálogos. Sobre todo porque si “Las diabólicas” se hubiera rodado en Estados Unidos o en España, el puritanismo yankee o la tenaza franquista lo habrían hecho inviable.

Un clásico, en suma, absolutamente recomendable para cualquier cinéfilo en ciernes .
[Leer más +]
59 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La “suerte” de ser un clásico
No se si alguien espera cuando entra en una sala de cine a ver una película de intriga o cine negro que encuentre un guión donde no nos tome por gilipollas o donde nuestros oídos no sufran debido a esas subidas increíbles de sonido. Yo no. Se dice que en el cine, literatura, pintura… todo está inventado. Yo no sé si esta atrevida aseveración es cierta, pero si no lo es, poco queda por inventar ciertamente. Tal vez por ello, a la hora de rodar un thriller, los guionistas intentan retorcer lo humanamente posible, e incluso imposible, un guión que en muchos casos acaba siendo un despropósito. Todo por sorprender a un público que ya ha visto de todo. Quizás por todo ello, los clásicos parecen insuperables. Aún quedaba mucho por donde interiorizar y sorprender. Pero una vez todas estas lagunas quedaron completas, tocó usar efectos sonoros y especiales que mayoritariamente me desagradan.

¿Es por ello “Las diabólicas” afortunada por haber sido rodada en 1955? Sí y no. Como he dicho antes sí. Había mucho juego y formas de sorprender al espectador. Pero, chicos, Clouzot demostró mucho oficio a la hora de rodar esta película. ¿Y en que se nota? Pues prácticamente se nota en que desde el principio hasta el final el espectador de hoy en día, es decir yo mismo, no pierde el interés ni el suspense. En que sabe jugar con una fotografía perfecta para esa ambientación de suspicacias y secretos. En que en momentos de máxima tensión (como por ejemplo la escena de la bañera) no se ayuda de la música (no existe) y aún así me sobrecoge. En que cada actor se conjuga a la perfección con la historia dotándola de una veracidad pasmosa. En que los giros están flotando sobre esa línea tan brumosa que es la credibilidad, pero siempre sobre esa línea, sin sobrepasar a cúmulos de despropósitos que tan acostumbrados estamos hoy en día. Que el guión está tan cuidado que en siguientes revisiones descubres aspectos sorprendentes que dan a la historia un empaque cojonudo.

En que cuando uno termina de ver “Las diabólicas” te falta tiempo para recomendarla.
[Leer más +]
48 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
''¿Otra vez, Moinet?'' (9.3)
Un ejemplo perfecto de lo que yo entiendo por cine, por buen cine. Si la hubiera firmado Alfred Hitchcock, estaríamos hablando de su mejor obra. Se ve de un tirón, sin parpadear, sin apenas respirar debido a la gran tensión.
Clouzot es responsable de dos de mis películas francesas favoritas hasta el momento: "El salario del miedo" y "Las diabólicas". Ambas están, en mi opinión, por delante de otros clásicos como "Los cuatrocientos golpes", "La gran ilusión", "La kermesse heroica"...
Os la recomiendo sinceramente; es de esas que suelen gustar a todo el mundo.

"¡No seáis diabólicos! No destruyáis el interés que vuestros amigos podrían obtener de esta película. No les contéis lo que habéis visto. Os damos las gracias de su parte."
Los culpables del remake americano no se dieron por aludidos con este mensaje final que se muestra en la original. ¡Me cago en su...!
Gracias a Dios, yo vi ésta primero. Si vosotros no habéis visto ninguna de las dos versiones famosas, os recomiendo que hagáis lo imposible por que nadie os cuente nada. Os pido como un favor personal que consigáis antes ésta que la americana; y luego seréis vosotros los que me lo agradeceréis a mí, estoy seguro.
[Leer más +]
42 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Film magistral de suspense, horror y misterio
Dirigida, producida y coescrita por Henri-Georges Clouzot ("El salario del miedo", 1953), se inspira en la novela "Celle qui n'était plus" (1952), de Pierre Boileau y Thomas Narcejac. Se rueda en exteriores de Bressiure, Niart y Valle d'Arvay (Francia) y en Franstudio. Gana el Edgar a la mejor película extranjera, el NYFCC al mejor film extranjero y el Louis Delluc. Se estrena el 29-I-1955 (Francia).

La acción principal tiene lugar en un colegio privado de provincias, aislado, para muchachos internos. Imparte clases del primer ciclo de secundaria (10-14 años). En él residen el director, Michel Delasalle (Paul Meurise), su esposa Cristina (Vera Clouzot), la profesora Nicole Horner (Simone Signoret), otros profesores y el personal de servicio. Michel, persona violenta y sádica, distribuye sus atenciones amorosas entre la esposa, propietaria del centro, y su amante Nicole, atractiva y sensual.

La película crea una atmósfera terrorífica que suma elementos de horror, violencia de género, dominación, traiciones, infidelidades, sometimiento físico, autoritarismo, arbitrariedad y despotismo. Abundan los malos tratos verbales contra los chicos, el personal de servicio y los profesores. La situación se hace gradualmente insorportable. La escena de la bañera se inspira en "El perro andaluz" (1929), de Buñuel. Varias versiones del rostro de un cadáver llenan la sala de horror. La escena en la que Cristina es obligada a tragar la comida maloliente del colegio provoca repugnacia y asco físico, en una composición que Pasolini retoma en "Salò" (1975). Los giros argumentales de la obra constituyen el precedente de la proliferación de los mismos en el género de terror. Numerosos recursos del film han sido tomados por películas posteriores, como "Canción de cuna para un cadáver" (1964) y otras. El film ha sido objeto de tres "remakes", poco afortunados, especialmente el de 1996, de Jeremiah Chechik ("Diabólicas"). Entre los alumnos del colegio destaca la presencia de Johnny Hallyday, a los 12 años. El viajes en coche a Niart es un homenaje de Clouzot al lugar de su nacimiento.

La múscia, inquietante y angustiosa, de vientos y cuerdas, se superpone a los créditos inicales y finales, con una duración de sólo 2 minutos y 21 segundos. La fotografía crea ambientes lígubres, oscuros y tenebrosos, con sombras densas y alargadas. La interpretación de los tres protagonistas es convincente. La dirección crea una obra de terror, horror y misterio, muy potente, que bordea los límites de lo fantástico.

Película de suspense, de grata factura artesanal y de gran fuerza. Ha tenido una amplia repercusión en el cine de terror, horror y misterio posterior.
[Leer más +]
26 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Hay discrepancias lógicas
Clouzot presenta una película en su primera parte excepcional, las cosas como son. Los elementos que enseña en el planteamiento de la trama, más bien diría cómo los enseña, supone un ejercicio de recreación de atmósfera gris excelente. Ese colegio lúgubre y opresivo, vendido como una cárcel en la que tanto alumnos como profesorado viven bajo el desquiciante mando de un director claramente poseído por la maldad, las pinceladas de las relaciones entre la cónyuge y la amante, toda la suma que significa el uso del B/N, la descripción del problema y el interés por saber cómo se va a desarrollar el problema que se plantea hace que "Las diabólicas" pueda ser considerado por muchos una obra de talento. Yo en parte estoy de acuerdo, el principio es memorable y todo lo que viene tras la primera parte ya es una cuestión de gustos...

...Porque hay otra parte de usuarios que opinan que la entrada en escena del personaje del inspector jubilado es ridícula, que el escenario alabado por otros no es para tanto, el colegio, la piscina, el alumno que ve lo que los demás no ven y el trío raro entre el director y las dos mujeres no son cuestiones que eleven la calidad de la película. Lógicamente el final es lo más rajado, y lo que yo creo es que esa insatisfacción es muy lógica, la entiendo porque en parte yo también lo veo así.

Así que me situaré en mitad de los extremos, lo cual significa que estoy muy lejos de confirmar una nota demasiado elevada. No es mala, pero tiene errores que la alejan del prometedor inicio y aunque no puedo negar que el suspense que se recrea está muy bien, los fallos, sobre todo el renombrado final, lastran el conjunto.
[Leer más +]
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Crítica trampa con triple spoiler y petición insospechada
1.- Imaginemos que decido acabar con mi suegra.

2.- Imaginemos que convenzo a mi mujer para que me ayude y así liberarnos ambos de su yugo.

3.- Imaginemos que el plan es el siguiente:
[Leer más +]
21 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Tienen suerte los que no conocen este argumento
Como ha sido mi caso. Si mi memoria me es fiel, creo que he visto hace la tira de tiempo algún fragmento del remake de 1996, pero menos mal que no recordaba casi nada. Sólo se me aparecían difusamente en el recuerdo Sharon Stone e Isabelle Adjani, confabuladas contra un donjuán, pero no sabía cómo acababa el asunto. Eso era todo.
Así que he tenido suerte. Porque me ha resultado uno de esos thrillers que van de menos a más. Al principio sólo interés pero no entusiasmo, luego progresivamente mayor implicación, aunque no mucha, hasta que llegó el acto final y... Un excelente cierre a una historia cuyo desarrollo no es apabullante, pero que posee la gracia de un remate de los de altura. Digno de los mejores thrillers de intriga cargados con tintes de un terror psicológico basado en una atmósfera tensa, y en ciertos golpes de gracia que todavía pueden encantar a un pequeño sector del público aficionado a este sabor tan clásico como poco convencional. La dudosa situación moral del trío protagonista convierte a esta cinta en audaz, teniendo presente el momento en el que se rodó. No debía de conllevar muy buena prensa en el ámbito de lo políticamente correcto mostrar a tres personas que conviven bajo los mismos techos, cuando dos forman un matrimonio y la tercera en discordia es la amante del marido, con el pleno conocimiento de la esposa-florero (para su pesar, el penoso papel al que se ha visto relegada).
Simon Signoret y Véra Clouzot permanecen como dos iconos femeninos de aura fatal. Quién no siente un ligero escalofrío al evocar esa bañera...
Un consejo: No veáis el remake sin haber visto antes la original. Lo agradeceréis.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hicieron un remake de esta en los 90' y es una caca.
H. G. Clouzot dirige una muy buena película de suspense, que te atrapa de cabo a rabo. Ya el punto de partida es atrayente a la par que morboso: un director de internado convive sin ningún pudor con su amante y con su esposa, a las que tiene completamente dominadas (de lo contrario, y dado que es su mujer la que tiene el dinero, hacía tiempo que habría recibido una patada en el trasero) y a las que maltrata y humilla constantemente... hasta que ambas deciden deshacerse de él de una vez para siempre.
Los extraños sucesos que se producen a partir de ese pacto criminal conducen a la película por los senderos del agobio y del misterio, que rodean al espectador tanto como a la asustada esposa del director, la menos decidida a embarcarse en este viaje y la que más sufre las consecuancias. Una buena atmósfera que culmina con un desenlace sorprendente y rotundo, que tal vez hubiera quedado mejor sin añadidos, pero que sin duda es el perfecto colofón a una función digna de verse.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Veneno y engaño
Obra maestra del suspense, con retorcido argumento que nos sacude con sus morbosas variantes del género policial con toques de cine negro.
El guión está magníficamente concebido, lleno de intensidad en sus circunstancias y un desenlace con vuelta de tuerca incluida que deja helado.
La puesta en escena es maravillosa, los actores están soberbios en sus respectivos roles, la intriga y la elucubración se hacen protagonistas insoslayables de uno de los thrillers de sangre fría mejores forjados de la historia de la cinematografía universal.
Una cinta que absorbe en todo momento con sus situaciones, donde nada es como parece ser, donde usted debe desconfiar hasta de su propia sombra, porque es una gran equivocación confiar en el ser humano. La traición, la maquinación mortuoria, la tensión y los nervios propios del acecho psicológico de la conciencia, la vil mentira y la estrategia son los ingredientes que nutren a este menú cinematográfico de primerísimo nivel.
Disfrútela, ingrese a su tramposo argumento... sólo una recomendación: no cuente el desenlace de lo que haya visto para que otra persona la disfrute tanto como usted.
[Leer más +]
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Suspenso y terror surrealistas
Thriller clásico que combina suspenso y terror, aspectos naturales y sobrenaturales, y un final abierto que serán sello distintivo de numerosas cintas posteriores. Michel Delassalle es un hombre violento que regenta el colegio de su señora. Cristina es la dueña del establecimiento y en los primeros minutos nos enteramos de la desconcertante complicidad que mantiene con Nicole, profesora y amante de Michel. Resulta extraño que sea la esposa la que reconforte a la amante de los maltratos físicos, pero seremos testigos de la crueldad del director, no sólo con las dos mujeres, sino también con los otros profesores e incluso los alumnos.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La madre del cine de terror psicológico moderno
Hay películas en la historia del cine cuya influencia está por encima de los propios valores artisticos que puedan poseer esos films. Este es uno de esos casos, y lo es, no precisamente porque el film tenga un nivel bajo, todo lo contrario, por algo es un clásico, sino sencillamente porque su influencia es todavia mucho mas grande que su calidad. De hecho esta película puede ser considerada como seminal en lo que al terror psicológico se refiere. Pese a la existencia de otros films anteriores, la cinta de Clouzot es la que verdaderamente inicia un subgénero que siempre estará presente dentro del cine de terror. Desde el cine britanico de los 60 y 70 (Que le pregunten a Jimmy Sangster lo que supuso este film para él) pasando por el americano (Aldrich, Castle, Carrington) toda una ingente catidad de películas han sufrido la influencia de la obra maestra de Clouzot. Cuando una película logra generar algo así, hace que todo lo demás quede en un segundo lugar.
Destacar que de los diversos remakes que se han hecho de esta cinta hay dos que no conviene olvidar, uno por ser realmente notable (Reflections of Murder-1974) y el otro por todo lo contrario, ya que es una completa aberración (Diabólicas-1996)
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
...le ví... la ví
Un juego de moral combinado con el horror termina siendo trágico, un resumen de lo que ocurre en el internado de "Las diabólicas", una película delicada que describe a sus peronsajes desde el machismo y la venganza de la mujer y la amante, una oportunidad para olvidar el pasado, un hecho para huir del miedo, o para caer en el infierno, bajo el sistema estricto de la educación hay pequeñas revoluciones, ésta es una más, pero ésta ataca al corazón de la dueña, busca imponerse pero se necesita el valor para matar, poner en juego la honestidad que la caracteriza, el mayor éxito es cómo se describen los tres personajes, la heredera es frágil, la amante decidida y el marido el que asfixia.

Parece una historia vista muchas veces, pero los elementos y la narración destacan, el pecado queda envuelto en un mantel de nylon, el horror presentado transmite nervios al espectador sin llegar al terror, no hacen falta sonidos, todo queda bastante claro con las interpretaciones, la humillación, dos palabras y tres mentiras, un dilema sobre chantaje psicológico, la moral resumida en la desdicha y la lástima.

La coartada parece perfecta pero la situación va dejando de ser clara para pasar a desagradable, sabe contar como se convierten en brujas, son mosntruos, pero encima da la vuelta a los elementos, juega con ellos y con nosotros, la adapta al diablo, en las clases de inglés hay incertidumbre, no flota, se prolonga la agonía, no hay manchas ni huellas, se llenan bañeras y se vacían piscinas, una trampa, un chantaje, alguien lleva una vida en cualquier otro lugar, comienzan las disputas y se llevan su merecido, el espectador es libre para juzgar la conspiración porque sabe medir los tiempos de una historia que no intenta ir a ningún lugar lejano, comete un fallo en la resolución inaceptable, pero es el acoso de un detective retirado, es la oscuridad y la sombra en la foto, cada vez se siente más cercano, despertará siendo inocente en un viaje de ida y vuelta... le ví... la ví...
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
EL TERROR TRAMPOSO
Un valor indiscutible de la ficción es que sepa engañar al espectador, que el pobre no tenga ni idea de por dónde le da el aire. Aquí el director juega magistralmente sus cartas, se tira unos cuantos faroles y, al final, mete un órdago con el que despluma al personal.

Lo que acontece en esta película es, a poco que lo pienses, físicamente imposible. Lo mismo da. Vértela entera sin comprender qué ha pasado y por qué es una experiencia altamente recomendable.

Los últimos 10 minutos son de esos que hacen contener la respiración. Qué fantástico (en el amplio sentido de la palabra) final.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No sean diabólicos! Thriller impecable, de principio a fin.
Ne soyez pas DIABOLIQUES! Ne detruisez pas l´intérêt que pourraient prendre vos amis à ce film. Ne leur racontez pas ce que vous avez vu. Merci pour eux.
(¡No sean diabólicos! No destruyan el interés que puedan sentir sus amigos por esta película. No les cuenten lo que han visto. Gracias en su nombre.)

Con este texto finaliza 'Les diaboliques', mi TOP 3. 'Celle qui n'était plus', la novela en la que esta basada esta película fue escrita por los novelistas Pierre Boileau y Thomas Narcejac, autores más tarde de otro gran título, 'D'entre les morts', adaptada al cine en 1958 por Hitchcok con el sobrenombre de 'Vertigo'; en 1960 ayudaron a Georges Franju en la adaptación cinematográfica de 'Les yeux sans visage' (que también encontraréis en este TOP). Co-escrita (con Jerome Geronimi, Rene Masson y Frederic Grendel), dirigida, producida y estrenada por el talentoso Henri Georges Clouzot en 1955, autor entre otras magnificas películas de 'Le salaire de la peur', 'Quai des Orfèvres' o 'Le Corbeau', 'Les diaboliques' supuso otra muesca más en la carrera del brillante director francés. En un colegio internado alejado de Paris junto a decenas de niños conviven, el director Michel Delassalle (Paul Meurisse), su mujer Christina (Véra Clouzot), los profesores Nicole Horner (Simone Signoret), Drain (Pierre Larquey), Raymond (Michel Serrault) y el personal de servicio. Todos allí conocen el triangulo amoroso que forman el director, su mujer y la profesora Nicole, una rubia de lengua cortante. Y cuando digo todos, es todos, hasta los niños. Este triángulo que desde el inicio ya conocemos, tanto nosotros como el resto de personajes, es el primer aviso del director para que estemos muy atentos a cada escena y no perdamos detalle. El director, el machista y autoritario Michel, hace y deshace a su antojo tanto con su mujer, su amante, los empleados y hasta la propia institución infantil, la cual regenta con mano dura descarada. Mujer y amante, hartas ambas de sus continuos desprecios buscaran la forma de acabar con la situación a cualquier precio. Algunos datos curiosos proporcionan un valor añadido a esta cinta como que la productora asociada (Filmsonor era la principal) es Vera Films, llamada así en honor a su mujer Vera Clouzot que interpreta el papel de Christina Delassalle. Lo todavía mas curioso, extraño y que forma parte de la leyenda que acompaña la película es que al igual que Christina, su personaje, Vera Clouzot también sufría del corazón y murió fruto de un ataque tan solo 5 años después del estreno de 'Les diaboliques'. Otro detalle menos escabroso es que este fue el film que ayudó a Hitchcock (quien llego tarde a la compra de los derechos para rodar 'Les diaboliques') a adaptar finalmente la novela de Robert Bloch, 'Psycho'. Además, el escritor confesó en una entrevista que el film francés era su película de terror favorita. Estamos ante un perfecto thriller psicológico, una maravilla de principio a fin. Clouzot va mezclando todas las piezas compuestas por los personajes, los carácteres tan exquisitamente perfilados y lugares u objetos clave (colegio, apartamento, piscina, tintorería, baúl, mechero, figura porcelana, llave con forma de estrella) aumentado el suspense hasta un final apoteósico que ya es parte de la historia del cine.

Nunca más volverás a ver una piscina de la misma manera después de visionar 'Les diaboliques'. Ni tan siquiera una bañera. Posee tantos momentos brillantes que si la primera vez que se ve se disfruta más por no conocer el giro final, en posteriores ocasiones uno saborea toda esa esencia de Clouzot, entendiendo el porqué de muchos de los planos con los que el realizador francés intentaba decirnos más cosas de las mostradas a simple vista (esos planos de mujer y amante separados por un árbol o una columna, la inocencia y la maldad, el bien y el mal (?)). La fotografía del habitual de Clouzot, el veterano con mas de 200 películas Armand Thirard, es otro de los aciertos de este thriller aportando un enfoque casi victoriano a ese internado ya desde el arranque mostrándonos en contrapicado su nombre grabado en la valla metálica. Su banda sonora solo aparece en los títulos de crédito iniciales y finales, firmada por Georges Van Parys y compuesta principalmente por violines, pianos y unos diabólicos coros de voces infantiles casi al final donde aparece el siguiente texto: 'Une peinture est toujours assez morale quand elle est tragique et qu´ele donne l´horreur des choses qu´elle retrace - Barbey D´Aurevilly' (Una pintura siempre es lo suficientemente moral cuando es trágica y refleja el horror de las cosas que describe). Thriller psicológico con unas pinceladas dramáticas, pues obviamente las tiene como son esa mujer inocente, católica, enferma y ninguneada por su propio marido quién la ama sólo por su dinero y es capaz de flirtear con su amante delante de ella, la propia amante maltratada fisicamente, la pobreza patente en la gestión del internado con un director rácano y violento (cuando manda a Drain callar a los niños lo levanta del brazo y lo obliga literalmente o el mismo Drain suplicando por un vaso de vino) que no se ocupa de los deberes que un cargo así exige. Pinceladas dramáticas porque aquí lo que premia no es el drama sino el ir sumando factores para el shock final. El guión es ágil, sin profundizar en el drama y sin engaños consigue mantener el interés hasta su tensionado final. Película que serviría de pauta para muchos otros directores en el futuro y al que su aire hitchcockiano y su particular natural fotografía en blanco y negro no conducían a crear una atmósfera oscura y oprimente sino mas bien un clima de suspense y tensión palpable en cada escena. Solo me queda remarcar las actuaciones en las que ninguna destaca más que otra siendo todas de gran talante. Clásico imperecedero de potente dirección y puesta en escena.

Crítica completa en BLOODSTAB: http://bloodstab.blogspot.com.es/2014/11/top-10-terror-europeo-parte-3.html
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
retrato del acoso moral
Una película que nos muestra perfectamente lo que es la violencia perversa en este caso en el seno familiar, tema cada día más ampliamente estudiado y que la Psicóloga y Victimóloga Marie-France Hirigoyen lo cita en la introducción de su libro llamado "El Acoso Moral"donde nos explica que la posibilidad de destruir a alquien sólo con palabras, miradas o insinuaciones es lo que se llama violencia perversa o "acoso moral". Estas insidiosas agresiones proceden de la voluntad de desembarazarse de alguien SIN MANCHARSE LAS MANOS. La autora se coloca del lado de los agredidos a fin del que acoso que sufren cotidianamente se considere lo que es " Un verdadero asesinato psíquico". En este caso llevar al lenguaje cinematográfico este tipo de accionar le da a esta película una importancia singular, que encajan con las imágenes en blanco y negro, la ausencia de música, la atmósfera agobiante y a partir de un punto clave de la pelicula la inclusión del suspenso en que hace virar el género se podría decir de terror psicológico-drama a thriller.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Las magas del suspense francés
Todo un clásico del suspense al que no le falta un solo ingrediente, y con ese toque inequívocamente francés.
Podría ser una obra más del mago del suspense Alfred Htchcock, si no fuera porque sus personajes no tienen el glamour y la sofisticación de una Grace Kelly en Crimen Perfecto, o una Kim Novak en Vértigo, ni sus escenarios son la Costa Azul, y el film respira "europeidad" en vez de "Hollywoodismo".
Mas bien hablamos de una ciudad gris en una Francia gris y unos protagonistas tan retorcidos como poco glamourosos.
Simone Signoret, magnífica, como siempre.
Es un bocado para los amantes del cine clásico, y del cine negro.
Por favor, no veais la americana, la buena, es "ésta", sin duda alguna.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Obra maestra de Clouzot junto con El salario del miedo
Las diabólicas de Henri Georges Clouzot, es un thriller de intriga y terror basado en una esposa y la amante de su marido, que hartas de la tiranías del hombre que comparten, deciden poner fin a la vida de este. Dirigida con un ritmo pausado y asfixiante, y con un estilo irresistible y provocador, completa una obra sobresaliente llena de expectación y suspense que aumenta poco a poco, hasta llegar a una atmósfera irrespirable que absorbe a todos los públicos.
La fotografía en blanco y negro, está llena de detalles sensacionales que impactan y desconciertan al público, gracias a unas soberbias imágenes y de un gran uso de los claroscuros. La música, es inquietante y estimulante, con sonidos profundos e insidiosos que dan enigma a la acción, y también alarman y turban excitando al espectador en los momentos oportunos. Y los planos y movimientos de cámara, usa con maestría la tercera persona, detalle, reconocimiento, avanti, retroceso, generales y seguimiento muy profesionales, en un excelente trabajo técnico.
Las actuaciones, son admirables y convincentes. Con Simone Signoret persuasiva y con oscuridad psicológica, Véra Clouzot sensible y emotiva y Paul Meurisse en gran papel apático y manipulador. Siendo notables los acompañamientos de Charles Vanel, Jean Brochard y Thérèse Dorny entre otros. Empleando para estos, unos vestuarios elegantes y distinguidos y unas caracterizaciones pavorosas, en una estéticamente apropiada dirección artística.
El guion, escrito por el mismo director junto con Jérome Géronimi, René Masson y Frédéric Grendel es inspirador y enrevesado, con una historia implacable y absorbente en su interior que apasiona por tener momentos espeluznantes y amenazadores, que incitan y penetran en el público que manera excepcional y escalofriante. Y que es llevado a cabo, con una narrativa intrigante y urdidora que es clásica e impecable, además de perfecta para la trama.
En conclusión, la considero una obra indispensable e indeleble en el séptimo arte, y en especial en el thriller de intriga y terror, la cual es de visión obligada para el público en general por ser inesperadamente cautivadora, y desde luego inigualable como trabajo cinematográfico. Recomendable por su dirección, guion, interpretaciones, fotografía, música, planos, movimientos de cámara y narrativa que hacen de Las diabólicas, un film sobresaliente y esencial para cualquier buscador de cine de intriga y suspense de altísimo nivel.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Tension en aumento
Esta película será mi primera crítica en FA asi que espero que disculpen que sea tan sencilla pues aun soy un novato en esto. Esta película la vi hace un año en un cine foro y el día de ayer en mi casa, ambas fueron experiencias parecidas pero distintas en intensidad. La primera vez sentí una tensión en aumento que tiene su cúspide en el final que es algo inesperado pero un poco atolondrado como señalan muchos acá, sin embargo sentí como este clásico logro mantener en tensión a la mayoría de los asistentes al cine foro que nos sentimos satisfechos al final de la película. Sin embargo en la segunda oportunidad que tuve de verla pude darme cuenta de lo valiosa que es la escena final pues esta asi sea vista varias veces puede llegar a mantenerte pegado a la pantalla para sorprenderte como la primera vez.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo