arrow

David y Lisa (1962)

6.8
167
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia de un joven en una institución mental para jóvenes, que comienza a comprender su psicosis en el entorno de otras personas con problemas mentales y emocionales. Allí conoce a Lisa, una joven que sufre esquizofrenia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
David and Lisa
Duración
95 min.
Guion
Eleanor Perry (Novela: Theodore Isaac Rubin)
Música
Mark Lawrence
Fotografía
Leonard Hirschfield (B&W)
Productora
Vision Associates Productions
Género
Drama Enfermedad Medicina Cine independiente USA
6
El fin del romance
Felicidad, dura injusticia,
Locura, juego imparcial,
Pago justo por agravio cometido,
Justo e inevitable.
Ciega cólera,
Inhumana decepción,
Encontramos en la locura lo que no entendemos,
Señalamos,
Odiamos,
Como si fuese sencillo el juzgar sin ser juzgado.
Somos extraños en un mundo extraño,
Somos raros en un mundo de raros,
Somos humanos en un mundo inhumano.
Somos invisibles,
Porque nunca nadie ha llegado a vernos,
Y sin ser vistos, como poder saber si existimos.
Como poder desconocer la locura,
Si a cada vuelta la topamos,
A cada instante, a cada segundo,
Y al final,
Como poder desconocer la locura,
Si ni siquiera sabemos quienes somos.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Qué ves cuando me miras?
Terminando de ver “David and Lisa” (1980) de Frank Perry con Keir Dullea, Janet Margolin, Howard Da Silva, Neva Patterson, Clifton James, Richard McMurray, entre otros. Drama nominado a 2 Premios OSCAR: Mejor director y guión adaptado de la novela “Jordi, Lisa and David” de Theodore Isaac Rubin, quien fuera Presidente del Instituto de Psicoanálisis de EEUU, y del Instituto Karen Horney de Psicoanálisis; y trata sobre un joven que padece hafefobia, es decir, miedo de tocar o de ser tocado, que es ingresado en una institución mental, que comienza a comprender su psicosis en el entorno de otras personas con problemas mentales y emocionales. Allí conoce a Lisa, una joven que sufre esquizofrenia. Este filme es una de las cintas pioneras del cine independiente de EEUU, que consiguió su financiación fuera de los grandes estudios, se arriesgó con el blanco y negro, abarcó temas poco convencionales como la esquizofrenia y los trastornos obsesivos compulsivos, y a pesar de todo, consiguió distribución, importantes premios, y buenas críticas; lo que abrió camino a otras películas de corte independiente. Como relato, el tema central de la salud mental y la falta de afecto, confiere a la película un cierto alcance de “cuento sombrío”, que por desgracia no sabe aprovechar más a fondo; empezando por la hafefobia, que se presenta frecuentemente al ser asociado con un miedo de abuso sexual. El autor, Theodore Isaac Rubin, defendió con su libro las nociones psicoanalíticas tradicionales de represión y defensa, enfatizando la centralidad del odio encubierto en la fenomenología del sufrimiento neurótico, recomendando la compasión invocada conscientemente, como autoayuda que se asemeja más al budismo tibetano que al psicoanálisis. Por tanto, si vemos bien el filme, está cargado de trastornos emocionales que tienen origen en la familia disfuncional, apática y falta de expresión de cariño. Al tiempo que se ven algunos “flashes” de homosexualidad como trastorno mental, imperante en esa época según el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) Del reparto, el filme está hecho para lucimiento exclusivo de Keir Dullea, tanto que la cámara lo ama con esos cuidados y hermosos primeros planos que remarcan su belleza, sin gestualidad, en un rol que marcará el futuro de su carrera, como hijo de un matrimonio de clase alta, que será llevado a ese hospital, donde muy pronto quedará claro su carácter hostil, altanero e incluso provocador, negándose a colaborar con el personal del recinto, y evidenciar desde el primer momento, un auténtico pavor a todo tipo de contacto físico con cualquier ser humano. No obstante, la película falla en el sentido de ahondar en los problemas mentales de la pareja protagonista, y del historial de los otros pacientes, unos que aparentemente están, o se ven muy cuerdos; y es desde el primer instante, con la presentación de los personajes, y el desarrollo posterior del proceso evolutivo marcado por su protagonista, que todo se hace previsible, pues en todo momento sabremos los giros que va a asumir su desarrollo. También adolece la parte técnica, en el sentido de los abruptos y demasiados cortes de edición que hacen que la historia sea muy fragmentada, así como se desconoce cuánto tiempo estuvo David internado. Pero también es justo reconocer que se atisba sinceridad dentro de esa limitada y contenida visión del drama de un joven aquejado de una enfermedad mental, que no ha recibido el cariño de sus padres, y que finalmente encontrará una especie de redención en la figura de otra joven interna. El tema central, es la falta de afecto, y la falta de demostrar ese afecto, de ahí la importancia de la comprensión y el amor. “¿Qué ves cuando me miras?”
RECOMENDADA
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1