arrow

Un sabor a miel (1961)

Un sabor a miel
Trailer
7.2
651
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una chica de 17 años vive en un barrio obrero inglés con su madre, una mujer alcohólica y promiscua que la ignora por completo. Un día, tras la marcha de la madre con un nuevo novio, se hace amiga de un joven homosexual, que está dispuesto a cuidarla a ella y a su futuro hijo, pues la chica se ha quedado embarazada después de una aventura esporádica con un marinero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
A Taste of Honey
Duración
96 min.
Guion
Shelagh Delaney, Tony Richardson (Obra: Shelagh Delaney)
Música
John Addison
Fotografía
Walter Lassally (B&W)
Productora
Woodfall Film Productions
Género
Drama Adolescencia Familia Amistad Comedia dramática Free Cinema Drama social
7
Bitter Honey
Estupenda película y una de las piedras angulares del efímero movimiento conocido como "Free Cinema" que se desarrolló a finales de los cincuenta y pricipios de los sesenta en el Reino Unido. Resume las principales características de este movimiento: realismo a ultranza en el retrato de las clases sociales más bajas de la sociedad inglesa, tratamiento valiente y sin moralina de temas que aún hoy siguen siendo conflictivos - relaciones disfuncionales, sexo adolescente e interracial, aborto, homosexualidad, alcoholismo-; todo ello filmado de forma casi documental - mágnifica fotografía en blanco y negro, uso de la cámara en mano, la acción no se desarrolla en decorados sino en lugares reales, los suburbios de una Manchester industrial y sucia en al que los niños juegan en solares entre basuras y aguas fétidas, y como contraste breves escapadas a ferias en las que los personajes intentan escapar de la dureza de sus vidas entre espectáculos ruidosos y grotescos que les asombran como si fuesen niños. Todo ello perfectamente plasmado a través de las muy buenas interpretaciones de un elenco perfecto y es que no parecen personajes sino personas. Aunque todos estan más que bien me han gustado perticularmente Murray Levin en su sensible encarnación de Geoff; Dora Bryan formidable como Helen, la madre caprichosa, egoísta y dominanta; Robert Stephens (el Holmes de Wilder) como Peter el insoportable novio de Helen.
Es cierto que el Free Cinema duró muy poco, algunos de sus artifices marcharon a Hollywood a desarrollar carreras bastante erráticas pero dejaron ocho o diez películas muy valiosas. Me parece que también una gran influencia, en el fondo y en la forma, en cine más reciente, no sé:

Ken Loach: Ladybird, ladybird,Lloviendo piedras, Riff Raff
Mike Leigh: Secretos y mentiras, El Secreto de Vera Drake
Stephen Frears Mi hermosa lavandería, La camioneta
Paddy Considine: Dogaltogether, Tyrannosaur

Por último añadir un par de cosas:

No sabría decir si la Nouvella Vague infuye en el Free Cinema, más me parecen movimientos paralelos - tanto "Un lugar en la cumbre" de Jack Clayton como "Los 400 golpes" de Truffaut son de 1959- yo creo que la gran influencia en ambas tendencias sería el neorealismo italiano.

Aunque estadounidense, encuentro una gran afinidad estética, temporal y de fondo en alguna película de Joseph Losey: El Criminal, El Sirviente.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un cierto sabor a hiel
"Mira eso, está muerto. Un poco de amor, un poco de placer, y terminas así. No pedimos la vida, nos arrojan a ella"
Mi gusto por las películas retro me ha llevado esta vez a otra maravilla de Tony Richardson. Situados en 1961, en un Manchester oscuro y tristón, los personajes de Richardson representan una cadena de errores que les conduce a la más gélida soledad. No es difícil adivinar que detrás de ello se haya la moral que aparta y ofende aquello que no responda a su bien atada idea de lo que es perfecto, decente, y casi diría, cristiano. A poco que Jo, principal personaje de la historia, se hubiese dejado llevar por su instinto positivo y alegre, todo habría sido distinto.
Temas como el racismo, el aborto y la homosexualidad entran en un mismo paquete, habilmente mezclado.
Debió ser una película controvertida en su tiempo, porque incluso hoy en día estimula más de una idea y provoca reacciones en pro y en contra de lo que uno haría o dejaría de hacer en determinadas situaciones.
Los tiempos parecen cambiar.., pero no tanto en el fondo.
Imperdonable no verla.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil