arrow

El amante (1992)

El amante
Trailer
6.5
4,882
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1929, en el Vietnam colonial, una adolescente francesa, que vive con su madre y sus dos hermanas, conoce a un apuesto comerciante chino. A pesar de las tensiones entre colonizados y colonizadores y a la diferencia de edad entre ambos, pronto se convierten en amantes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
L'amant
Duración
115 min.
Guion
Gérard Brach, Jean-Jacques Annaud (Novela: Marguerite Duras)
Música
Gabriel Yared
Fotografía
Robert Fraisse
Productora
Coproducción Francia-Reino Unido; Renn Productions / Films A2 / Timothy Burrill Productions
Género
Drama Erótico Años 20 Colonialismo
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Marguerite Duras
"Coproducción entre Francia y el Reino Unido, con abundancia de escenas eróticas y vistosa recreación del Vietnam colonial. Cuidada fotografía"
[Diario El País]
7
Quiquis bien rodados
Afirmaba en mi anterior crítica que el cine erótico -a tenor de lo que constatan sus títulos más emblemáticos- era un género pocho. Un género defenestrado, herido de muerte, en peligro de extinción. Pues bien, sin ánimo de retractarme en mis convicciones, podríamos decir que “El amante” vendría a ser aquella excepción que confirma la regla. Veamos por qué.

En primer lugar cabe destacar que la peli de Annaud es una adaptación literaria. Y aunque las adaptaciones literarias no constituyen ninguna garantía de éxito (más bien al contrario) podría decirse en esta ocasión (en virtud de lo que comentan los que han leído la novela homónima de Marguerite Duras) que se trata de una más que correcta adaptación. Contamos, por consiguiente, con materia prima (el guión) de alta calidad.

En segundo lugar yo resaltaría el impecable trabajo de Annaud tras las cámaras. Se nota a la legua que este cineasta es un virtuoso, un perfeccionista. Un tipo que le concede a la forma, a la expresión audiovisual, toda la importancia que se merece y que no tiene ninguna prisa en narrarnos la historia. Una historia, dicho sea de paso, bastante pobre en lo que a acontecimientos se refiere (el relato intimista de Duras prácticamente se reduce a la ‘voz en off’ de Jeanne Moreau) y que Annaud consigue relativizar concentrando todas sus energías en plasmar con la mayor pulcritud estética (fotografía, música, puesta en escena) la singular relación entre el apuesto chino (Tony Leung) y la pícara colegiala (Jane March).

En tercer lugar deberíamos hablar, como no, del componente erótico. De las escenas de sexo, vaya. Personalmente las considero bastante buenas. No solo porque están exquisitamente rodadas (la alternancia entre planos medios, primeros planos y planos de detalle es armoniosa y elegante) sino porque duran lo necesario y ‘enseñan’ lo necesario. Ni más, ni menos. Otro tema sería el de la interpretación de los actores. Y otro más, si la situación coyuntural (los encuentros furtivos en esa ‘habitación de soltero’) nos erotiza lo suficiente. Respecto a la primera cuestión diría que Tony Leung cumple mientras que Jane March, sintiéndolo mucho, constata por qué razón no hemos sabido nada más de ella estos últimos años. Respecto a la segunda cuestión, tan sólo manifestar que la irrecusable falta de pasión exhibida (de ella, por inmadura, y de él, por calzonazos) impide que el clima sexual sea algo más tórrido. Pero bueno, por ahí la novela manda ¿no? Pues nada, un siete.
[Leer más +]
40 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
"Ya no siento deseo, ya no siento amor"
Tengo predilección por esta película, me encanta y no me canso de verla. Annaud no es precisamente de mis directores favoritos, aquí una vez más se recrea en los detalles más que en los diálogos entre los protagonistas. Su fotografía es preciosista y el tema principal de Yared es inconfundible y bello. Creo que el personaje de "Lolita" que representa Jane March es de los más interesante que esta mediocre actriz ha hecho en su también mediocre carrera y le va como anillo al dedo. Pero el descubrimiento del film y lo que me ha hecho revisionarlo una y otra vez ha sido el exótico y guapísimo Tony Leung Ka Fai, uno de los orientales más atractivos que he visto y que me ha enamorado. La mirada de este hombre de pocas palabras, totalmente enganchado por la adolescente caprichosa y egoísta de March me conmueve. Las escenas de sexo son de las más reales que he visto hasta la fecha en cine comercial. Ahora lo que me falta es conseguir el libro para poder tener otra visión de la historia. Preciosa y especial, esta película o la odias o te encanta, no tiene término medio. En la versión original, la voz de la narradora es de la actriz francesa Jeanne Moreau, un mito viviente en su país y una de las actrices más queridas por los galos.
[Leer más +]
27 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil