arrow

Los marginados (1983)

Los marginados
Trailer
6.8
12,687
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ponyboy es un adolescente huérfano que, al igual que sus hermanos y amigos, pertenece a la banda de "Los Grasientos". Tienen su propio territorio y una banda rival, "Los Dandis". Una noche, después de una pelea, un "dandi" muere acuchillado. Entonces, Ponyboy y su amigo Johnny deciden huir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Outsiders
Duración
88 min.
Guion
Kathleen Knutsen Rowell (Novela: S.E. Hinton)
Música
Carmine Coppola
Fotografía
Stephen H. Burum
Productora
Zoetrope Studios / Agence Mediterraneens de Location de Films. Distribuida por Warner Bros.
Género
Drama Adolescencia Amistad Cine independiente USA Bandas/pandillas callejeras Young Adult
7
Rebeldes soñadores.
Con tan sólo 16 años, Susan E. Hinton escribió una novela partiendo de sus vivencias acerca de un grupo de chavales que sin protección fraternal, tan sólo se tienen los unos a los otros. Divididos en bandas, se verán obligados a pelear por su territorio, y en ocasiones estas peleas tienen graves consecuencias. Desde aquí, Susan escribió una novela conmovedora, referente para las demás novelas juveniles, y que trata de forma sincera y realista temas como la desesperación que uno siente ante un verdadero "marrón", la amistad, las barreras entre bandas o la esperanza por salir de ese modo de vida, a una en la que no haya ni bandas ni peleas.

Tenía curiosidad y ganas por ver el trabajo de translación que había hecho un primerizo Francis Ford Coppola. Esta peli causó furor y marcó en su época. Y más ganas me dieron teniendo la novela tan fresca en la memoria como la tenía. El resultado es buenísimo y cumple las expectativas. No sólo eso, emociona. No tanto como la novela pero emociona. Y de los actores que aparecen ¿quién no les reconoce hoy día? Esta película les lanzó al estrellato a todos. Además, cuenta con una preciosa fotografía y una banda sonora repleta de canciones inolvidables.

Lo único que se interpone en la enorme fidelidad con la que trata al libro (algunos diálogos y situaciones son idénticos a como te los habías imaginado) son la falta de presentación de personajes, el expresar algo más de las motivaciones de Pony (en el libro es mucho más reflexivo, aquí actúa un poco "porque sí") y una sucesión de hechos algo precipitada. Por lo demás es una muy buena película, una excelente adaptación de formidable ritmo y una muestra realista (a veces hasta nostálgica) de la vida de estos jóvenes con esperanzas por cambiar su modo de vida.
[Leer más +]
40 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Dorada
De las películas que dejan huella, incluso capaces de evocar olores y colores, cosa difícil: el dorado, el cobrizo en la huída de los dos grasientos de ese puto lugar que apesta a gasolina y heredero de las tierras hostiles, negadas por los cineastas que sólo filmaban hasta entonces en pomposos escenarios, abandonando a estos chavales a su suerte, cuando o, se murieron o se polítizaron hasta las trancas (atrás queda la década del cine político por antonomasia, la de los 70).

Coppola, recién entrada la de los 80 decide arriesgar por estos jóvenes y dar de lado las fastuosas ambientaciones, combinando una sucesión de planos y secuencias oscuras, no negras, sí otoñales. El pelo teñido de Poniboy, la cara sucia de Johnny, las puestas de sol, el oscuro bermejo del bar donde se esconde Dallas, la fuente del homicidio, el color de la sangre espesa, el humo tiznando los cuerpos de los grasientos, el color del fango en el que se embarran en una pelea entre bandas rivales estéticamente logradísima.

Coppola montó una película aparentemente sencilla, incluso barata, sin gran innovación en su hilo argumental que, sin embargo se convirtió en obra de culto por alumbrar además a toda una generación de actores que barrieron durante los 80, los 90 y aún hoy.

Salgo en defensa de los “Outsiders” viendo el poco entusiasmo que le prodigáis, sorprendentemente a una película memorable. Porque lo tengo claro. Sabemos que se trata de la historia interminable: la lucha por la supervivencia en un entorno hostil donde matan el tiempo las bandas callejeras. Una historia adaptable a cada nueva generación de jóvenes, por ser jóvenes, por la inercia del choque generacional y por su propio desencuentro en el mundo que les rodea.

Coppola hizo lo que le dio la gana. Acertó en la banda sonora, coló en un cameo a su hija Sofía y sacó adelante a una generación de buenos actores de entre los que sobresalen Matt Dilon y Diane Lane (que repetirían juntos en “La Ley de la calle” también con Coppola), amén del cienciólogo, Tom Cruise. Es de agradecer, eso al menos: Dilon, la salsa en la que todas nos embadurnaríamos, dicho sea de paso y Diane Lane.

Me encanta esta película, su suciedad, su decadencia, su lentitud, su desesperanza. Qué bien supo captar y reflejar todas esas sensaciones Coppola en la pantalla mientras suena esa canción, Stay Gold de Stevie Wonder, sencillamente preciosa.
[Leer más +]
32 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1