arrow

La conquista del Oeste (1962)

La conquista del Oeste
Trailer
7.1
4,789
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La expansión hacia el Oeste protagonizada por los colonos, la anexión de Texas (1845) y la incorporación de Arizona, Nuevo México y California, tras una guerra con México que se salda con la victoria de los Estados Unidos (Tratado De Guadalupe-Hidalgo:1848) suponen un avance espectacular de la frontera norteamericana hacia el Pacífico. La película consta de cuatro episodios sobre la colonización del Oeste que tienen lugar entre 1830 y 1890. Los dos primeros y el último, fueron dirigidos por Hathaway, y el tercero, por Marshall, pero incluye también un interludio, dirigido por John Ford, ambientado en la guerra de Secesión (1861-1865), con un diálogo entre los generales nordistas Sherman (Wayne) y Grant (Morgan). Primera película rodada en Cinerama. El narrador es Spencer Tracy. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
How the West Was Won
Duración
164 min.
Guion
James R. Webb
Música
Alfred Newman
Fotografía
Milton Krasner, William Daniels, Charles Lang Jr., Joseph La Shelle
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer / Cinerama Productions Corp.
Género
Western Aventuras Drama Cine épico Road Movie Naturaleza Familia Guerra de Secesión Trenes/Metros Siglo XIX
8
¿NO ES EL MEJOR WESTERN DE LA HISTORIA? ¡QUE MÁS DA!
La conquista del Oeste es una muy buena película. Vaya eso por delante. Lo de obras maestras se ha puesto cada vez más difícil entre otras cosas porque a medida que vamos viendo cine y más cine, nos hacemos superexigentes. Pero al Cesar lo que es del Cesar y How the West Was Won cumple con todas nuestras expectativas especialmente si se ve por primera vez hace ya algunos años y en aquel cinerama absolutamente espectacular. Luego me he enterado de sus muchísimas deficiencias, tantas que aparcaron el proyecto. Pero esa es otra historia. La que ahora nos ocupa es la historia del Oeste...

Porque de eso se trata. Del Wild West. Con sus tramperos, sus piratas de río (por cierto con un Lee Van Cleef previo a su etapa Leone aunque con un largo historial “delictivo”), su fiebre del oro, sus esperanzas, sus tahúres, sus indios, el Ponny Express, la guerra civil, el ferrocarril... Todos los elementos que han configurado todos y cada uno de los western que hemos visto, estructurados perfectamente en capítulos unidos a la perfección por los avatares de dos familias, los Prescott y los Rawlings, a su vez entrelazadas entre ellas.

¿Un plantel de actores excesivo? Como decimos por aquí, nunca por mucho trigo fue mal año (en España tenemos refranes para todo) Y encontrarse con todos ellos pues a mi me gustó. Algunos mejor que otros. Evidentemente. Solo voy a citar a una actriz olvidada en el reparto dado por Filmaffinity: la gran Thelma Ritter (¿O es que nadie se acuerda de su candidatura al Oscar a la mejor actriz secundaria por Manos Peligrosas de Samuel Fuller?).

¡Ah! Y la música de Alfred Newman toda una leyenda. Inolvidable. Western y BSO se identifican. Se hacen una sola cosa.

Tres directores de excepción y entre ellos el Ford más genuino. Ese que da importancia a la vida, a la familia y a los sentimientos en las condiciones más adversas, ya sea el trabajo en la mina, la supervivencia de la emigración o, como en este caso, en la guerra de americanos contra americanos. Un Ford que, como es habitual en él, ensalza en su medida justa (es decir las agiganta como se merecen) la figura abnegada de las madres y que no solo filma un concierto de balas sino también una sinfonía de sentimientos.

Acabo con la espectacularidad de una escena que me sobrecogió de joven, la de los búfalos en estampida. Vista en Cinerama me hizo sentir indefenso. Casi debajo de sus pezuñas. Hoy los años y las 625 líneas cambiaron el efecto. Pero aun así... ¡ Chapeau !

¿No es el mejor western de la historia?, ¡Que más da!
[Leer más +]
53 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Es larga y se hace larga (6.5)
Lo bueno: la música (sin duda es lo mejor); la fotografía y el apartado técnico en general; el desfile continuo de actores masculinos de renombre, tanto en este género como en otros (James Stewart, Henry Fonda, Gregory Peck, Karl Malden, Lee J. Cobb, Spencer Tracy, John Wayne, Richard Widmark, George Peppard, Eli Wallach, Walter Brennan, Andy Devine, Raymond Massey... ¡uff!, es una locura intentar citarlos a todos); tiene interés documental y resume la mayoría de las situaciones que han servido de argumento para los westerns (invasión del territorio indio, conflicto entre ganaderos y agricultores, búsqueda de nuevas oportunidades, etc.).

Lo malo: alternancias demasiado bruscas entre intimismo y aventura, y además están tan calculadas (cada "x" minutos intercalan alguna larga escena demasiado espectacular) que todo queda muy artificial; hay tantas historias y tantos personajes que el guión no puede exprimir bien a ninguno; es larga y se hace larga.

Conclusión: víctima de una grandiosidad desmedida con la que se pretendía atraer al público a los cines en una época en la que la televisión parecía una amenaza.
[Leer más +]
39 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil