arrow

Crimen y castigo (1970)

7.7
303
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de la famosa novela de Dostoievski. Rodion Raskolnikov, un estudiante de San Petersburgo sin recursos económicos pero con síntomas de megalomanía, asesina a una usurera a la que considera una lacra social. Tras cometer el crimen, su vida se debate entre el amor que ha despertado en él Sonia, una joven prostituta, y el peso de los remordimientos que lo igualan al resto de los mortales... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Unión Soviética (URSS) Unión Soviética (URSS)
Título original:
Prestuplenie i nakazanie
Duración
221 min.
Guion
Lev Kulidzhanov, Nikolai Figurovsky (Novela: Fyodor Dostoievski)
Música
Mikhail Ziv
Fotografía
Vyacheslav Shumsky (B&W)
Productora
Gorky Film Studios / Mosfilm
Género
Drama Crimen Siglo XIX
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Fiódor Dostoievski
8
Fiel a la novela, incomprensiblemente cubierta de polvo
Fiel adaptación de la novela de Dostoievski. Podría llegarse a pensar por su extenso metraje que se trata de una película lenta y densa, pero no es así, el protagonista comete su crimen rápidamente para introducirnos en la trama. La película está pensada para verse en dos partes, de una hora y tres cuartos cada una. Esto es necesario, pues se está adaptando una novela larga, con gran profundidad en todos los personajes, cosa que, aún así, resulta imposible de plasmar del todo.

Pero la película sabe captar el espíritu, el mensaje y trasladar la tensión, la amargura que destila la novela. Especialmente conseguidas y agobiantes son las escenas de Raskolnikov con Porfirio, personaje que intuye su culpabilidad en todo momento.

En blanco y negro y aún así con ese toque que da la película soviética de aquella época, hace uso de zooms y movimientos bruscos de cámara para introducir o sacar personajes de plano que encajan perfectamente con la atmósfera asfixiante del film. Conseguidísimo también el uso mínimo de música (chirridos y poco más) en las escenas de mayor remordimiento de Raskolnikov y destacable también un recurso tan sencillo como el sonido del corazón del protagonista para las situaciones más tensas.

Por algún extraño motivo no parece haber trascendido, cuando se trata de un excelente acercamiento a la complejísima obra de Dostoievski.
[Leer más +]
33 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Raskolnikov.
196/20(16/06/11) Gran adaptación rusa del clásico homónimo de Fyodor Dostoievski. Un film que recoge la intensidad y complejidad de la novela, una cinta extensa pero no aburrida, partida en dos partes, nos presentan sabiamente la decadente atmósfera del libro, en la que se mueven unos personajes al límite. La puesta en escena resulta opresiva, con una fotografía de Vyacheslav Shumsky en blanco y negro apagada que consigue impregnar de un aire trágico el relato, sabiendo trasladar en las escenas de interiores, que son la mayoría, la claustrofobia psíquica en que se mueven los protagonistas. El guión está muy conseguido recogiendo toda la gama de personajes del relato, con unos actores que lo bordan, especialmente sembrado está Georgi Taratorkin como el misántropo Raskolnikov, emite su labor la turbación enfermiza en la que se mueve, la marea de dudas en la que navega sin ton ni son, un tipo que se cree por encima del bien y del mal, y que por ello está facultado para cualquier tropelía, pues al creerse destinado ser un gran hombre, como el Napoleón al que venera, cualquier barrera que se le interponga le está permitido cualquier método para superarla, pues cual Maquiavelo piensa que el fin siempre justifica los medios, Raskolnikov mantiene unos diálogos excelentes con Porfiry Petrovich que lo encarna Innokenti Smoktunovsky, cargados de profundidad, se establece entre ellos una extraña relación de amor-odio, del que mana lo mejor de esta notable cinta. Dostoievski es reflejado de modo magnífico aquí, una obra que nos habla de lo que nos hablaban los fascismos, de que unos pocos están llamados por mandato cuasi divino a dirigir este mundo y lo que ellos hagan por el camino está justificado, pues hay personas que su vida no tiene importancia, son parásitos que si estorban se les elimina sin remordimiento alguno, y la cinta como el libro nos habla de la transformación de un tipo que se cree por lo alto de los demás y se encuentra de un modo religioso con que tiene sentimientos de culpa que siente que debe expiar. El relato discurre de un modo fluido, sin estancarse, ni hacerse pesada, con escenas de enorme fuerza, de las que dejan calado, con una evolución dramática emocionante. Como defecto pondría su final que no es fiel a la novela, corta en seco y nos priva de su epílogo (spoiler). Recomendable a los que gusten de cine que deja poso. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil