arrow

Las brujas de Oz (Miniserie de TV) (2011)

Las brujas de Oz (Miniserie de TV)
Trailer
2.8
292
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Miniserie de TV de 2 episodios. Dorothy Gale es una chica que escribe cuentos basados en la tierra de Oz. Su tranquila vida en Kansas cambia cuando recibe la oferta de una agencia de Nueva York para interpretar esas fantásticas historias. Los libros de L. Frank Baum sobre el universo de Oz (en los que se basa también el clásico de Victor Fleming de 1939) son la base de esta producción que se rodó inicialmente como una película y que se distribuyó en forma de miniserie en la mayor parte del mundo (excepto en EE. UU., su país de origen, donde se estrenó en cines (con una hora menos y unos efectos especiales más elaborados que en la televisiva). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Witches of Oz
Duración
167 min.
Guion
Leigh Scott (Personajes: Frank L. Baum)
Música
Eliza Swenson
Fotografía
Leigh Scott
Productora
Palace / Imaginarium. Distribuida por MarVista Entertainment
Género
Serie de TV Fantástico Miniserie de TV Magia
Grupos  Novedad
El mago de Oz Adaptaciones de L. Frank Baum
3
Telefilm de sobremesa para pequeñines, o casi...
Sobre la sinopsis, es sencilla: Tras pasar 100 años en el mundo de Oz, Dorothy vuelve a Kansas, sin recordar nada de sus aventuras. Pasa el tiempo y ya es una jovencita que se dedica a escribir cuentos, por lo que va a la gran ciudad para firmar la venta con unos famosos editores, y al mismo tiempo, las fuerzas del mal van tras ella para conseguir una llave que abrirá un libro mágico y así dominar Oz.

No he visto el trailer, pero seguro que engancha, sobre todo mencionando la aparición de los dos hobbits (Sean Astin y Billy Boyd), añadiendo a la casi ya desaparecida (me refiero al mundo del cine y televisión, claro...) protagonista de la mítica "Legend", Mia Sara, a Lance Heriksen, que será siempre recordado como "Bishop" y para acabar, a Christopher Lloyd, el entrañable "Doc" de Regreso al Futuro.
Aparte de eso, tenemos a una protagonista para el papel de Dorothy demasiado desnutrida, quizás eficaz para hacer de "Novia Cadáver" y a un bonito perro.
Aviso de que es un telefilm de esos que vienen en dos partes, o sea, que quien se decida a verla, que prepare comida y bebida para tres horas aproximadamente (eso si no se ve en la tele y se suma otra horita de publicidad).

Sobre la película, demasiado irregular, aparentemente destinada a un público infantil, pero con momentos que quizás los asusten (me refiero a pequeños de 6/12 años, ya que supongo que un jovencito de unos 15 años aguantará poco más de diez minutos antes de irse), y una historia que aún pudiendo resultar interesante, no está bien narrada ni explicada para el tipo de público al que va dirigida esta cinta.

Los efectos visuales, que deberían ser uno de los puntos fuertes, son de risa, basados en nubecitas y relámpagos de colores, y sobre el maquillaje de los diversos seres que aparecen, es inexistente, ya que al parecer, se ha recurrido a máscaras de Halloween.

En fin, un producto muy poco recomendable en general, y repito, aunque parezca que pueda hacer las delicias de los más pequeños de la casa, los más jovencitos se asustarán, y los mayorcitos, se aburrirán.

Wolf.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
La ‘Palabra Cambiante’ es BODRIO
—¿Alguna vez has visto “El planeta de los simios”?

No sabemos si cuando dicen esa frase se referían a la original de Franklin J. Schaffner o al remake de Tim Burton. Ojalá que “Las brujas de Oz” fueran al menos la mitad de lo que fue el remake de Burton. Bueno, entre que te arrase Nueva York (y de paso tu cerebro) “Godzilla” de Roland Emmerich o unas brujas con un ejército de monos voladores y un FAIL de dinosaurio de “Parque Jurásico” no sé qué es peor: morir de la vergüenza ajena o morir de una vergüenza ajena mayor.

“Érase una vez”, “Grimm” y las dos revisiones cinematográficas de Blancanieves perpetradas por Rupert Sanders y Tarsem Singh han puesto de moda la vuelta de los ‘viejos clásicos’. Clásicos que ya eran material de explotación de esas miniseries con deficientes efectos especiales que inundaron las parrillas televisivas. El Mago de Oz es puesto a prueba ahora (como nuestros sufridos cerebros) en el glamuroso y cosmopolita Nueva York. Ni taxistas viciosos voyeurs, ni ladrones de bolsos goblins ni mucho menos esas transiciones en plan clip. ¡Ni que fuera el ‘Ray of Light’ de Madonna!

A Dorothy la dicen ‘Creo en ti’…. Pero al otro lado de la pantalla únicamente creemos que “Las brujas de Oz” es todo un Señor Bodrio. El guión es imperdonablemente mediocre, la mayoría de las actuaciones no es que sean pobres es que son patéticas, los efectos especiales son superados por los de cualquier fanfilm y un videojuego de 8-bits tiene más complejidad narrativa que semejante engendro. Pobres Pippin (Billy Boyd) y Sam (Sean Astin). Pobre bruja villana con su frase fatalista «Nunca he tenido amigos… sólo esclavos…» y la muerte más estúpida de la historia del cine televisivo (en el spoiler). Pobres espectadores que la sufran entera. Pobres… porque aquí la ‘Palabra Cambiante’ para arrasar con el mundo y con nuestros cerebros es BODRIO.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil