arrow

Los tres mosqueteros (1921)

6.7
184
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Francia, siglo XVII. D'Artagnan, Porthos, Arthos y Aramis, los mosqueteros más famosos, tienen que hacer frente a un complot político urdido por el cardenal Richelieu contra Luis XIII, cuya finalidad sería arrebatarle el poder al rey. Por otra parte, para salvar el honor de la Reina, D'Artagnan y sus amigos tendrán que eludir las trampas que les tiende Milady De Winter, la maquiavélica espía del Cardenal y enemiga mortal de los mosqueteros. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Three Musketeers
Duración
119 min.
Guion
Edward Knoblock, Douglas Fairbanks, Lotta Woods (Novela: Alejandro Dumas)
Música
Louis F. Gottschalk
Fotografía
Arthur Edeson (B&W)
Productora
Douglas Fairbanks Pictures
Género
Aventuras Cine mudo Capa y espada Siglo XVII
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Alejandro Dumas Los tres mosqueteros
7
DOUGLAS FAIRBANKS, EL PRIMER D´ARTAGNAN
La primera adaptación cinematográfica de la novela del mismo nombre, de Alejandro Dumas, se convirtió en un éxito apoteósico inmediato y Douglas Fairbanks, tras haberse dado a conocer un año antes con “La marca del zorro” se consolidó definitivamente como el héroe de acción y aventuras por excelencia de la era del cine mudo,

La película cuenta con un guión decentemente adaptado, sobre todo en la primera mitad de la película, ya que durante la segunda parte tiende a irse por las ramas con las aventuras y desventuras del protagonista D´artagnan, para exclusivo lucimiento de Douglas Fairbanks, todo hay que decirlo. La dirección y es correcta, y junto a un montaje bien hecho, imprimen al film un ritmo narrativo adecuado y dinámico. Sin embargo, el uso de cámara es muy impersonal, ofreciendo la mayoría del tiempo planos generales, con lo que la relación del espectador con los personajes es fría y distante. Esto provoca que ciertas escenas del film en las que no abundan la acción sino la conversación, el intercambio de sentimientos, y la muestra de actitudes de los personajes, se alarguen excesivamente, resultando algo monótonas y aburridas visualmente. Esto, entorpece el ritmo dinámico y ágil general del film, haciendo que el interés del espectador en la historia que le están contando disminuya peligrosamente.

En cuanto a interpretaciones, ver a Douglas Fairbanks “en acción” es toda un poema, una experiencia. Nunca sabría decir si era un gran actor o un actor horrible; simplemente era él; sus sobreactuadísimos gestos, sus excesivos aspavientos, su extrema sonrisa. Para entenderlo, hay que verlo. Sus compañeros de reparto, simplemente correctos, incluido el villano, un Cardenal Richelieu sin demasiada chispa ni presencia escénica.

Técnicamente, el film es muy bueno, con una muy cuidada ambientación, ostentosos decorados (aunque a veces el cartón piedra es demasiado cantoso), lujoso vestuario y decente fotografía en blanco y negro.

LO MEJOR
- Técnicamente muy buena: cuidada ambientación, magníficos decorados, lujoso vestuario…
- Douglas Fairbanks y su sobreactuada interpretación.

LO PEOR
- Exceso de planos generales: uso de cámara impersonal y distante que entorpece el buen ritmo narrativo general de la historia, disminuyendo el interés del espectador hacia la misma.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
MAGNÍFICO ESPECTÁCULO
No cabe duda de que los años veinte reclamaban con urgencia un cambio de rumbo para el cine. La insuficiencia de los intertítulos para narrar historias complejas se pone de manifiesto en producciones como esta soberbia adaptación de la novela de Dumas firmada por Fred Niblo y protagonizada por el inefable Douglas Fairbanks.

Hay que admitir que debió resultar muy difícil transmitir el trasfondo de la historia que se dirimía en palacio sin más apoyatura verbal que la indicada.
Más, sobre todo, si previamente no se conocía el argumento de la novela.
Por eso se resiente de forma especial la intriga áulica.
Las fases de la película en que se trata estos asuntos pueden juzgarse lentas.

La trama de aventuras, en cambio, mantiene un nivel sobresaliente gracias a una muy hábil dirección de escena y a un dinamismo prodigioso.

Señalar también su extraordinaria caracterización psicológica y colosal ambientación.
Magnífico espectáculo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil